Assange es detenido y una ola de críticas se desata en el mundo

Edward Snowden dijo que es un momento negro para la libertad de expresión y Rusia condenó el arresto. Rafael Correa llamó traidor al presidente Moreno.
viernes, 12 de abril de 2019 · 00:07

Agencias / Londres y Quito

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde hace 2.487 días (siete años) en la Embajada de Ecuador en Londres, fue finalmente detenido ayer  por Scotland Yard. 

Inmediatamente provocó reacciones de condena de diferentes sectores y personalidades por considerarse un atentado a la libertad de prensa.

El Gobierno ecuatoriano le  retiró el asilo  “por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”, informó la Cancillería ecuatoriana en un comunicado.

El fundador del portal WikiLeaks fue detenido  en la Embajada de Ecuador en Londres, después de que ésta autorizara a entrar en el recinto a la Policía británica y se prevé que permanecerá en esa situación 12 meses.

Además debe esperar el análisis de la solicitud de extradición de Estados Unidos (EEUU) donde podría ser condenado a cinco años de prisión.

El arresto este jueves del fundador del portal WikiLeaks respondió a una petición de extradición de EEUU, así como al hecho de haber violado las condiciones de libertad condicional en 2012, indicó Scotland Yard.

El informático y activista está retenido “en nombre de las autoridades de Estados Unidos” y “en virtud de la Sección 73 de la Ley de Extradición. Está en custodia policial y comparecerá ante la Corte de Magistrados de Westminster (Londres) lo antes posible”, señaló un portavoz de la Policía.

EEUU lo  acusa de “conspiración para infiltrarse” en sistemas del Gobierno con el objetivo de acceder a información clasificada, un cargo por el que podría ser condenado a una pena de hasta cinco años de prisión.

“Julian P. Assange, de 47 años y fundador de WikiLeaks, fue arrestado en el Reino Unido conforme al acuerdo de extradición entre EEUU y Reino Unido, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para infiltrarse en ordenadores al acordar descifrar la clave de un ordenador del Gobierno con información clasificada”, anunció el Departamento de Justicia en un comunicado.

La nota detalla que en marzo de 2010, el activista australiano  se coordinó con la exsoldado Chelsea Manning -que por aquel entonces trabajaba como analista de inteligencia para el Departamento de Defensa de EEUU  bajo el nombre de Bradley Manning- para acceder a material clasificado del Gobierno.

Reacciones

El exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense Edward Snowden, refugiado en Rusia, calificó  de “momento negro” para la libertad de prensa la detención de  Assange. “Los críticos de Assange pueden alegrarse, pero este es un momento negro para la libertad de prensa”, afirmó en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) dijo  estar “profundamente preocupado” por las acusaciones de EEUU   contra el fundador de WikiLeaks.

Moscú denunció que la determinación  es un atentado contra la libertad. “La mano de la ‘democracia’ estrangula la libertad”, escribió en su cuenta de la red social Facebook la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

La relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, aseguró  que la decisión de Ecuador pone  en riesgo al fundador de WikiLeaks de sufrir serias violaciones de los derechos humanos.

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa llamó  “traidor” al actual mandatario del país, Lenín Moreno, después de la detención  de Assange, tras retirarle el asilo en la embajada ecuatoriana en Londres.

“El traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana, Lenín Moreno, permitió que la Policía británica entre a nuestra embajada en Londres para arrestar a Assange. Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la humanidad jamás olvidará”, indicó Correa a través de su perfil en la red social Twitter.

El español Baltasar Garzón,  exjuez y jefe del equipo de abogados de Assange,   aseguró que éste es víctima de una “clara persecución política”, por lo que hará “todo lo necesario” para defenderlo de las acusaciones.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó  que la detención en Londres del fundador de WikiLeaks,  demuestra que “nadie está por encima de la ley” en el Reino Unido.

Carlos Póveda, abogado ecuatoriano,  dijo temer por la vida del activista si es extraditado a EEUU.

Evo: “Se viola la libertad de expresión”

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó la detención  en Londres del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, lo que consideró una “violación a la libertad de expresión”.

“Condenamos enérgicamente la detención de #Julian  Assange y la violación a la libertad de expresión”, escribió el mandatario boliviano en su cuenta en Twitter.

Morales manifestó su solidaridad “con este hermano que es perseguido por el Gobierno de EEUU por revelar sus violaciones a los derechos humanos, asesinatos de civiles y espionaje diplomático”.

Estados Unidos acusó al fundador de WikiLeaks de “conspiración para infiltrarse” en sistemas del Gobierno para acceder a información clasificada.

La expresidenta argentina  Cristina Kirchner  dijo en su cuenta de Twiter que “en el mundo al revés, las noticias circulan libremente y aquellos que dicen la verdad son perseguidos y encarcelados”, al referirse a Assange,

 

43
8

Otras Noticias