EEUU entrega documentos sobre dictadura en Argentina

Los escritos pueden esclarecer hasta qué punto Washington conocía y aprobaba los abusos cometidos por los militares.
sábado, 13 de abril de 2019 · 00:04

EFE/ Washington

 El Gobierno de Estado Unidos (EEUU) entregó ayer al ministro argentino de Justicia, Germán Garavano, 40.000 documentos desclasificados sobre la guerra sucia de la última dictadura argentina (1976-1983), lo que podría esclarecer hasta qué punto Washington conocía y aprobaba los abusos que se cometieron.

El bibliotecario, David S. Ferriero, máxima autoridad en la conservación de archivos históricos en EEUU, entregó a Garavano seis discos compactos con 40.000 páginas de documentos desclasificados, de los que el 97%  son públicos en su totalidad, un porcentaje muy alto en estos casos. “En nombre del presidente de EEUU le entrego estos archivos con la esperanza de que puedan ayudar a sanar a su país”, dijo Ferreiro a Garavano.

La entrega se produjo frente a víctimas de la dictadura argentina y diplomáticos argentinos y estadounidenses durante una ceremonia en una pequeña sala del edificio de los Archivos Nacionales, en Washington, la agencia del Gobierno encargada de custodiar documentos.

En la ceremonia, Ferriero leyó una carta del presidente de EEUU, Donald Trump, dirigida a su homólogo argentino, Mauricio Macri, en la que le aseguraba que esta es “la desclasificación más grande de documentos que EEUU entrega a un Gobierno extranjero”.

En respuesta al reconocimiento de EEUU, Garavano expresó su deseo de que la desclasificación ayude a “curar heridas” y “traer una justicia fuerte y verdad” a Argentina, donde 200 personas ya han sido enjuiciadas y condenadas desde 2006 por su implicación en los abusos de la guerra sucia.

“Este es un hecho histórico, la información va a permitir que los procesos judiciales sigan avanzando y, tal vez, nos permitirán conocer el lado oscuro de un periodo tan doloroso como el que vivimos en nuestro país”, aseveró Garavano.

El proyecto de desclasificación que comenzó en 2016 por orden del entonces presidente Barack Obama (2009-2017) quien, durante una visita a Buenos Aires, prometió que su país asumiría la responsabilidad de “afrontar el pasado con honestidad y transparencia”.

Los documentos desclasificados desde 2016 provienen de las bibliotecas presidenciales de cuatro presidentes: el republicano Gerald Ford (1974-1977); el demócrata Jimmy Carter (1977-1981); el republicano Ronald Reagan (1981-1989); y el también conservador George H. W. Bush (1989-1993).

Incluye documentos internos de 15 agencias y departamentos del Gobierno, además de cables militares y de inteligencia y correspondencia oficial.

En Argentina, unas 30.000 personas desaparecieron durante la guerra sucia librada por el régimen militar contra organizaciones armadas opositoras, partidos y sindicatos de izquierda, según estimaciones de organismos de derechos humanos. 
 

 

Otras Noticias