Alan García-Evo Morales, una relación accidentada

El expresidente peruano expresó en más de una ocasión su respaldo a la causa marítima boliviana. 'Es injusto que Bolivia no tenga acceso al mar. Es un derecho que le corresponde de manera histórica”, dijo en 2010.
miércoles, 17 de abril de 2019 · 14:20

Página Siete Digital

Alan García, expresidente de Perú que falleció esta mañana después de dispararse en la cabeza, asumió la presidencia de su país en 2006 en un segundo mandato y mantuvo una relación cercana y accidentada con su homólogo de Bolivia, Evo Morales, quien expresó sus condolencias por la muerte del exmandatario.

Las principales fricciones se registraron por la supuesta instalación de bases militares en el país vecinos y por las diferencias ideológicas entre ambos presidentes, pero también hubo momentos favorables para Bolivia como la reactivación del proyecto del puerto Ilo y su respaldo a una salida marítima.

En 2010, los presidentes García y Morales firmaron la ampliación del convenio de 1992 que incluía la construcción de una base naval boliviana, la cesión de una franja costera de cinco kilómetros en una playa ubicada a 17 kilómetros de Ilo con una vigencia de 99 años,  facilidades portuarias, turísticas y aduaneras.

Bolivia, en reciprocidad, debería conceder similares facilidades a Perú en Puerto Suárez, Santa Cruz.

No obstante, ese acuerdo no prosperó por falta de consenso político interno en el vecino país.

Entonces, el otrora mandatario peruano lanzó un guiño a la causa marítima boliviana. Dijo que su país jamás será un obstáculo para que Bolivia recupere su salida soberana al mar e invocó a un diálogo bilateral entre Bolivia y Chile.

“El Perú sabe que es necesario que Bolivia recupere su salida soberana al mar”, “no queremos ofender a nadie, pero es injusto que Bolivia no tenga acceso al mar. Es un derecho que le corresponde de manera histórica”, manifestó entonces.

En el plano político las relaciones estuvieron deterioradas por roces verbales que derivaron en el llamado a consultas de embajadores.

García mandó a callar a Morales cuando acusó al vecino país de permitir la instalación de bases militares de Estados Unidos. “Habría que decir, como Juan Carlos de España, ¿por qué no te callas? Métete en tu país y no te metas en el mío, ya estás jalando demasiado la pita, así que ten cuidado con las consecuencias de lo que estás haciendo", advirtió entonces.

Después Morales también aludió a la gordura de su colega. En junio de 2008, dijo que está preocupado porque ve a su colega peruano “muy gordo y poco antiimperialista”.

Morales recordó que en 1989 asistió en Perú a una conferencia de García, quien entonces era, en su opinión, un “orador de primera, antiimperialista” y, además, estaba “muy flaco”.

“Ahora lo veo muy gordo y poco antiimperialista. Es mi preocupación sobre el compañero Alan García”, afirmó en una conferencia lo que derivó en otro cruce verbal.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

7
25

Otras Noticias