Notre Dame sufrió pérdidas de reliquias y vitrales medievales

“Era como su hubiera habido un bombardeo”, describió el vicario de la catedral. Se rescató la corona de espinas de Jesús, estatuas de los apóstoles y otros.
miércoles, 17 de abril de 2019 · 00:04

AFP / París

La catedral de Notre Dame de París, devastada por un violento incendio durante más de  12 horas, está en pie pero herida, sufrió pérdidas de reliquias en su interior y piezas dañadas y en su exterior la estructura está dañada.

Fragmentos de vitrales medievales de un valor incalculable y un enorme agujero en el techo, donde se derrumbó su aguja. La luz del día revelaba la magnitud de los daños en la catedral.

 Philippe Marsset, vicario general de Notre Dame, fue uno de los primeros en poder entrar en la catedral gótica, cuyos arcos esculpidos estaban ennegrecidos por el humo, la noche del lunes, después de que el fuego fuera controlado.

 “Era como si hubiera habido un bombardeo”, cuenta Marsset a la AFP sobre lo que queda de la iglesia donde fue ordenado sacerdote hace 31 años. 

Foto:AFP

“Todo estaba oscuro, pero en el fondo seguía de pie la gran cruz del altar, iluminada por las llamas. ¡Fue impresionante!”, describe este vicario que pasó toda la noche en vela junto a su queridísima iglesia.

  Irrecuperable

Se perdió la aguja de la catedral, símbolo emblemático del monumento a 93 metros de altura, agregado por el arquitecto Eugène Viollet-Leduc en 1859-1860  y que se derrumbó el lunes poco antes de las 20:00 (hora local).

En su extremo, el gallo de cobre que la decoraba se derritió.

 En su interior tenía según la Iglesia, las reliquias de Santa Genoveva y San Denis, así como un fragmento de la corona de espinas de Cristo, que supuestamente protegía a los parisinos. 

Gran parte de la armadura del tejado quedó destruida y el techo interior,  dañado. 

 Una parte de la bóveda se desplomó, según Gabriel Plus, portavoz de los bomberos de París. Pero el ministro de Cultura, Franck Riester, estimó en la tarde que la bóveda debería “a priori mantenerse”. 

El gran órgano del siglo XV-con cinco teclados, 109 teclas y casi 8.000 tubos- está a salvo, aún cuando su estructura sufrió al quedar cubierta de escombros, polvo y agua. 

El órgano pequeño, que se encontraba bajo la aguja,  resultó fuertemente dañado por el fuego, según uno de los tres organistas titulares de la catedral, Philippe Lefèvre, que toca desde hace 35 años en Notre Dame.  

Piezas rescatadas

Los dos torres se mantuvieron en pie, las cuales albergan las cuatro campanas de la catedral, que evitaron la caída irremediable de toneladas de bronce, incluida la famosa campana mayor, que por sí sola pesa 13 toneladas.  

Entre las  reliquias que se salvaron,  la más preciada es la Santa Corona de espinas puesta, según la creencia católica, sobre la cabeza de Jesús poco antes de su crucifixión. 

Foto:AFP

Ésta se compone de un  “círculo de juncos unidos en manojos y agarrados por hilos de oro, de un diámetro de 21 centímetros, sobre el cual se encuentran las espinas”, según explica el sitio de la catedral.    

Otras dos reliquias, un pedazo de la Cruz y un clavo de la Pasión, fueron rescatadas al igual que la Túnica de San Luis. 

Todas las obras de arte conservadas en la parte del “tesoro” de la catedral, incluida una obra maestra de Jean Jouvenet (1716) del siglo XVIII y vestigio del coro barroco de la catedral, pudieron ser rescatadas. Esto incluye la Piedad monumental del escultor Nicolas Coustou ubicada detrás del altar: esta Virgen llorona, que recibe sobre sus rodillas el cuerpo de Cristo, fue encargada por Luis XIV según el deseo de su padre, Luis XIII, y realizada entre 1712 y 1728.

 Además de las 16  estatuas de los 12 apóstoles y cuatro evangelistas monumentales, que adornaban el techo: acababan de llegar a Périgueux (suroeste) para ser restauradas. Fueron instaladas durante la reconstrucción de la aguja, por Viollet-le-Duc. 

 Se salvaron a su vez los tres rosetones de Notre Dame de París, vitrales  que representan las flores del paraíso, se construyeron en el siglo XIII y se renovaron en numerosas ocasiones.

 Ahora se evalúa la reconstrucción de la catedral.
 

Confían que iglesia sea otra vez patrimonio

 El papa Francisco expresó  su deseo de que, después de  la restauración, la catedral de Notre Dame pueda volver a ser “patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”.

“Espero que la catedral de Notre Dame pueda volver a ser, gracias al trabajo de la reconstrucción y la movilización de todos, ese hermoso espacio en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la construyeron, iglesia madre de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”, escribió Francisco en un mensaje enviado al arzobispo de París, Michel Aupetit.

Durante la tarde, el Pontífice mantuvo una conversación telefónica con el presidente francés Emmanuel Macron y le trasladó su “solidaridad con la población francesa”, según confirmó el portavoz interino de la Santa Sede.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

18

Otras Noticias