Odebrecht, el suicidio de un expresidente y el "legado" de corrupción

El caso Odebrecht en Perú se refiere a la prolongación en este país del escándalo de corrupción protagonizada por la empresa constructora brasileña Odebrecht.
miércoles, 17 de abril de 2019 · 18:30

Página Siete Digital / La Paz

El expresidente Alan García falleció después de ser sometido a una operación en el hospital Casimiro Ulloa, en Miraflores (Lima), después de que se disparó en la cabeza luego de enterarse que iba a ser detenido preventivamente por 10 días. 

Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el Gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, ambos estrechos colaboradores del expresidente y señalados como sus testaferros.

¿Qué es el caso Odebrecht?

El caso Odebrecht en Perú se refiere a la prolongación en este país del escándalo de corrupción protagonizada por la empresa constructora brasileña Odebrecht, que ha involucrado a varios políticos, funcionarios y empresarios en la recepción de coimas para favorecer a dicha empresa en la licitación de obras públicas (cohecho, colusión y tráfico de influencias), así como en la entrega de dinero ilícito a favor de las campañas electorales de diversos candidatos presidenciales (lavado de activos).

Ha ocasionado graves consecuencias en el ambiente político y empresarial en el Perú. Por lo menos hasta son tres los expresidentes acorralados por la investigación de este caso, además de García, fallecido ayer.

Los exmandatarios que han gobernado desde 2001 están bajo investigación de la Fiscalía por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, por haber recibido sobornos o aportaciones no declaradas en sus campañas electorales. Dos de ellos ya han pisado la cárcel por este motivo: Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

Humala se halla con comparecencia restringida por lavado de activos, luego de haber estado nueve meses con prisión preventiva (acusado de recibir, junto con su esposa Nadine Heredia, dinero ilícito para financiar sus campañas electorales de 2006 y 2011).

Desde el pasado miércoles, Kuczynski se halla en detención preventiva a petición del equipo de investigadores de la Fiscalía que lo investiga por actos de corrupción. El exmandatario fue trasladado de emergencia a la clínica Angloamericana debido a una descompensación en su salud, según reportó el diario La República. Agentes de la Policía Nacional llevaron al exmandatario de 80 años a la clínica local después de que presentó un problema cardíaco. El suceso elevó su presión arterial por encima de lo normal, según indicó el legislador, Kuczynski pasaría la noche internado.

Alejandro Toledo es prófugo de la justicia desde 2017. Según consta en la petición de extradición a Estados Unidos, el exrepresentante de Odebrecht en Perú prometió a Toledo la entrega de 36 millones de dólares a cambio de la concesión de las obras de la carretera Interoceánica. Su testaferro, el empresario peruano-israelí Yosef Maiman, ha reconocido ante las autoridades que recibió de la constructora más de 17 millones de dólares destinados a Toledo.

En junio de 2018, el entonces fiscal de la nación, Pablo Sánchez, afirmó que el escándalo Odebrecht sacudió la política en Perú, con consecuencias para exmandatarios y funcionarios del país al hacer un balance de su gestión al frente del Ministerio Público.

"Hay un remezón político, tal cual hubo también en Brasil, de manera que ha habido una preocupación en todo el país, incluido el (Poder) Judicial, porque a nosotros nos preocupa el tema", dijo el fiscal.

Sánchez, quien ya concluyó su cargo, reiteró durante un encuentro con corresponsales extranjeros que el impacto de este caso ha sido muy fuerte en Perú y fuera de este país, pero ha permitido a la justicia peruana fortalecer su trabajo.

 

 

4
26