Ofrecen $us 902 millones para reconstruir Notre Dame

Total; la familia Bettencourt, heredera de L’ Oréal; el Banco Credit Agricole, el BN Paribas, entre otros y en el exterior Apple y millonarios ofrecieron donativos.
miércoles, 17 de abril de 2019 · 00:04

AFP / París

 Empresas y millonarios prometieron donaciones para reconstruir la catedral de Notre Dame de París, destruida parcialmente por un incendio, las cuales suman al menos 800 millones de euros (unos 902 millones de dólares). 

El presidente francés Emmanuel Macron aseguró  que la iglesia será reconstruida en cinco años y “aún más bella”, tras el devastador incendio que sufrió el lunes. “Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años” dijo el Jefe de Estado. 

Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros. 

Además propuso que su empresa ponga a disposición “sus equipos creativos, arquitectónicos y financieros” para ayudar a la reconstrucción y a la recaudación de fondos. 

La familia Bettencourt, heredera de L’Oréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación. 

Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis.  

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros.

 Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar “muy afectados” y harán una donación “a título personal” de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM.

 El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla las compañías de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros “para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral” que se derrumbó por el incendio.  

El presidente de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, anunció en Twitter que el grupo, “primer mecenas de la Fundación para el Patrimonio”, una fundación privada francesa,  haría un “donativo especial” de cien millones de euros. 

A través de su fundación, el banco Crédit Agricole anunció una donación, cinco millones de euros, destinados a las medidas de salvaguardia de urgencia de la catedral. 

El banco BNP Paribas anunció una donación de 20 millones de euros, mientras Crédit Mutuel y CIC no precisaron los montos de sus promesas.  

El grupo informático Capgemini anunció un millón de euros, la constructora Vinci dijo que aportaría “parte de la financiación” pero sin anunciar el monto y el grupo Michelin también participará a través de su fundación. La principal organización patronal francesa, el Medef, pidió a las empresas que participen en la colecta organizada por la Fundación del Patrimonio.

 La Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas (CPME) está por su parte “a disposición de los poderes públicos para movilizar a su red nacional de artesanos”.

 Otras compañías, como Groupama, anunciaron una donación de 1.300 robles de sus bosques en Normandía para reconstruir la techumbre de la catedral, y la compañía Air France dijo que “transportará gratuitamente a todos los responsables oficiales que participarán en la reconstrucción”. 

Donaciones extranjeras

 En un tuit  el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, anunció que su firma haría un donativo pero sin dar el monto. 

Por su parte la millonaria brasileña Lily Safra y la fundación en nombre de su marido Edmond Safra, banquero sirio libanés fallecido en 1999, anunciaron una donación de 10 millones de euros. También Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense KKR, y su esposa Marie-Josée Kravis, “apenados por el incendio”, prometieron 10 millones de dólares.

  La ciudad húngara de Szeged también donará 10.000 euros porque en 1879 París había ayudado a reconstruir esta ciudad del sur del país, devastada por una inundación.

  En Costa de Marfil el rey de Krindjabo, la capital del reino de Sanwi, prometió un donativo pero sin especificar el monto. 

Restauración

“Esta vez, lo que faltará no es el dinero”, dijo el periodista francés especializado en historia Stéphane Bern, en alusión al hecho de que hay muchos monumentos en Francia en peligro y faltos de financiamiento. 

 Los pronósticos sobre los plazos de la restauración son muy variables. Las obras tomarán “entre 10 y 20 años como mínimo”, según Bern. Dependerá de la evaluación de los daños, del peritaje, de las licitaciones. También de los trabajos preparatorios, de saneamiento, de consolidación y de secado. Pero una vez se hayan franqueado todas estas etapas y se hayan seleccionado a las empresas competentes, la restauración efectiva de la catedral será relativamente rápida, según los expertos.

 

 

62
32