Odebrecht sobornó no sólo a presidentes, sino a gobernadores

Barata confirmó el pago de $us 3 millones a Jorge Acurio, exgobernador del Cusco por el contrato de $us 100 millones para construir una carretera.
viernes, 26 de abril de 2019 · 00:04

 AFP / Curitiba

El exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, declaró ayer  a fiscales peruanos que la empresa brasileña sobornó a gobernadores del país andino, además de presidentes, para obtener contratos de obras públicas. 

Barata “ha corroborado el pedimento de un soborno del 3% del valor referencial de la obra” (una ruta) por parte del entonces gobernador del Cusco (2011-2013), Jorge Acurio, dijo el fiscal peruano Germán Juárez, en el tercer día de testimonios del ex hombre fuerte de Odebrecht de Perú en la sede de la procuradoría federal en Curitiba, sur de Brasil.

 “Ha sido la más corta de las diligencias, él ha corroborado datos”, resumió Juárez. 

En los días previos, Barata confirmó que la constructora aportó dinero en 2006 a la campaña electoral del expresidente Alan García, quien se suicidó la semana pasada cuando iba a ser detenido, y que luego le pagó más de cuatro millones de dólares a su secretario en la Presidencia, Luis Nava. 

La Fiscalía peruana sospecha que el destinatario final de este dinero era  García, versión que el exmandatario siempre negó. 

Los nuevos testimonios de Barata también salpican al expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a Estados Unidos, donde enfrenta una solicitud de extradición a Perú. 

El soborno pagado al gobernador del Cusco ascendió a tres millones de dólares por el contrato de 100 millones de dólares por la construcción de la llamada Vía de Evitamiento, según había revelado Odebrecht en 2018 a la Fiscalía peruana.

 De ese monto, Acurio, quien está detenido por este caso, recibió 1,5 millones de dólares y el resto fue repartido entre otros funcionarios del gobierno regional, según la prensa limeña. 

La Vía de Evitamiento, construida en 2012, es una ruta periférica de 10 kilómetros de longitud en la ciudad andina de Cusco.

  Esta ruta es popularmente llamada ahora vía de la muerte por el mal estado en el que se encuentra.

  Acurio era miembro del Partido Nacionalista del expresidente Ollanta Humala (2011-2016), investigado por lavado de activos por recibir tres millones de dólares de Odebrecht para su campaña, según Barata. 

Humala, quien estuvo con su esposa Nadine nueve meses en prisión preventiva por este caso, niega haber recibido ese dinero. 

Barata también confirmó la existencia de un cartel de empresas peruanas, llamado el club de la construcción, que se repartía licitaciones pagando sobornos.

  Sus testimonios  forman parte de un acuerdo de cooperación con la Fiscalía, según el cual Lima no lo perseguirá en tribunales a cambio de delatar a los funcionarios peruanos corruptos.  

Además del exgobernador del Cusco, la Fiscalía  investiga a los exgobernadores de las regiones Ancash (norte) y El Callao. 

Como Acurio, ambos están detenidos. 

 Perú es el segundo país de la región, después de Brasil, más golpeado por el escándalo de corrupción de Odebrecht. Los últimos cuatro presidentes peruanos han quedado salpicados por los testimonios de Barata, entre ellos Toledo, García y Humala. Además, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está en prisión preventiva por este caso.

 Alejandro Toledo acusó a  Barata de mentir

Tras las recientes declaraciones de Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en Perú, con las que afirmó que entregaron a Alejandro Toledo 31 millones de dólares como sobornos por la carretera Interocéanica, el prófugo expresidente acusó al empresario  de mentir.

A través de su cuenta de Facebook, el ex Jefe de Estado escribió que Barata miente al mencionar los presuntos pagos ahora, y no en los interrogatorios de hace dos años, según reportó el diario La República.

Cuando se le preguntó ¿por qué no habló de esto hace dos años? Respondió que no se acordaba. Qué conveniente, ¿no?”, reza la manifestación del líder de Perú Posible.

Tras ello, Toledo arremetió contra Josef Maiman (amigo del exmandatario), a quien también acusó de mentir por declarar que el dinero que gastó con su familia provenía de la empresa brasileña Odebrecht

“Está probado que Maiman mintió a los fiscales cuando les dijo que los 15 millones que gastó con su familia era dinero ilícito de negocios con Odebrecht”, prosiguió el expresidente.

De acuerdo con Jorge Barata, se le entregó a Alejandro Toledo 31 millones de dólares, cuatro de ellos en efectivo, mientras que los restantes 27, a través de las cuentas de Josef Maiman.

Barata  reafirmó el miércoles que  Toledo le increpó por qué la constructora no cumplió con pagarle el monto total del soborno acordado como coima por los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.
 

1
23

Otras Noticias