La lectura del triunfo del PSOE y el derrumbe del Partido Popular

Pedro Sánchez tiene que formar gobierno con la obtención de 172 votos en el Congreso. El PSOE no alcanza con Podemos y deberá buscar al independentismo.
martes, 30 de abril de 2019 · 00:04

Página Siete / Madrid

El Partido Socialista y Obrero de España (PSOE)  ha ganado las elecciones generales del  domingo en España. Unas elecciones marcadas por el surgimiento de una derecha a ultranza, Vox, y del derrumbe del tradicional Partido Popular. 

Los españoles han sentido que había mucho en juego y la participación ha alcanzado máximos históricos. Ahora se inician las negociaciones para elegir al  presidente en el Congreso.

Pedro Sánchez, candidato del PSOE, ha salido victorioso en las últimas elecciones generales en España con 29% de los votos, lo que le da 35% en el Congreso.

 En una elección donde han participado cinco partidos nacionales y donde había mucho en juego en algunas regiones, Cataluña en particular, la victoria del PSOE es solo uno de los muchos resultados interesantes. 

Como antecedentes  para entender estos resultados, se debe recordar que Sánchez, actual presidente, ascendió al cargo a través de una moción de censura contra el expresidente, Mariano Rajoy del Partido Popular (PP).  No había ganado antes una elección, lo que permitió que se cuestionara su legitimidad. 

El desarrollo político más importante de los comicios fue la fragmentación de la derecha.

 El tradicional PP se desangró, perdiendo votos hacia la extrema derecha de Vox, que obtuvo el 10% y hacia la centro derecha de Ciudadanos, que alcanzó el 16% de los votos. 

Todo esto con el problema catalán que amenaza la unidad de España como de telón de fondo.

Balance

¿Qué lecturas nos ofrecen estos resultados? En primer lugar, la ciudadanía no se ha dejado asustar con el discurso alarmista de la derecha de que el PSOE llevará a la “liquidación de España” negociando con los independentistas catalanes.

 Sánchez tiene ahora más legitimidad para gobernar, impulsar políticas sociales incorporando quizá parte de la agenda de Podemos (el partido a la izquierda del PSOE) que obtuvo el 14%, y para retomar la cuestión catalana por la vía del diálogo y no por la represión legal abogada por la derecha.

En segundo lugar, la derrota  del PP,  no significa que la derecha como un todo haya perdido peso. La suma de 42% de los tres partidos PP, Ciudadanos y Vox- mantiene casi la misma participación de 45% de referencia que siempre ha tenido desde que se instauró la democracia. 

El PP se ha derrumbado porque en estas elecciones estaba en juego la identidad de la derecha y ante la amenaza de una derecha radical y una centro derecha, sus líderes  intentaron radicalizar su discurso y fracasaron.

 En el camino, le entregó la posición de centro derecha a Ciudadanos, que fue el partido que más creció. Cataluña ha sido uno de los focos más importantes del debate electoral.

 No es para menos, con una fuerte corriente a favor de la independencia, muchos españoles temen por la unidad y por perder el equivalente a 20% de su PIB.

 En los últimos años, el conflicto con esa corriente se ha ahondado. Los catalanes han reaccionado con una participación récord y han dado a los partidos independentistas un significativo aumento en el Congreso.

Escenarios

 ¿Y ahora qué? Primero, Sánchez tiene que formar gobierno con la obtención  de  los 172 votos necesarios en el Congreso. PSOE y Podemos (su aliado natural) no llegan a sumar esa cantidad, y tampoco llegan ahí con al apoyo de los pequeños partidos no independentistas; falta un voto, que tendrá que llegar  del independentismo. 

Aunque Sánchez ha anunciado que quiere gobernar solo, seguramente habrá mucha negociación entre bambalinas para obtener los votos que necesita. 

En la cuestión catalana, se abre la vía del diálogo como opción lógica, aunque todavía no esté claro sobre qué bases constructivas se lo puede iniciar. Hay mucho que hacer y habrá muchos remezones todavía a izquierda y derecha, pero como un todo, son buenas noticias para una España que quiere mirar hacia adelante.

Reacciones y perspectiva  del PP

  • Derrota El hundimiento del conservador Partido Popular (PP, centroderecha) en las elecciones parlamentarias celebradas el domingo en España, en las que se impuso con claridad el Partido Socialista, ha puesto en la cuerda floja el liderazgo de su presidente, Pablo Casado.
  • Continuidad El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, aseguró  que, tras los resultados de los comicios, “a partir de hoy, durante cuatro años, el líder de la oposición se llama Pablo Casado”, por lo que garantizó su continuidad pese a la debacle electoral.
  • Cambio El presidente regional de Galicia (noroeste), Alberto Núñez Feijoó sonó ya como hace diez meses el sustituto natural del expresidente del Gobierno español y del Partido Popular Mariano Rajoy al frente de la formación conservadora tras la moción de censura que lo sacó del poder. (EFE).

En España comienza la negociación para alianzas
 

Con una nueva cita electoral prevista en menos de un mes, España afrontaba desde ayer semanas de negociaciones antes de formar gobierno, al día siguiente de que el socialista Pedro Sánchez ganara las legislativas sin mayoría absoluta.

 El 26 de mayo, los españoles volverán a las urnas para votar en elecciones municipales, europeas y también regionales, en 12 de las 17 autonomías del país.

 Antes de decantarse por una opción u otra, Pedro Sánchez preferirá medir fuerzas de forma definitiva. “Tenemos que ver qué sucede en los ayuntamientos (...) en muchas comunidades autónomas y por supuesto en el Parlamento Europeo”, declaró  la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, en una entrevista con Radio Nacional de España.  

“No hay ninguna prisa”, de momento “seguimos en campaña”, enfatizó. 

 Sánchez, presidente en funciones desde ayer, podrá tomarse tiempo para reflexionar. “Podemos seguir manteniendo el día a día, el rumbo de la administración general del Estado”, destacó la vicepresidenta del ejecutivo, Carmen Calvo.

La Comisión Europea espera la formación de un “gobierno estable” en España, indicó  su portavoz Margaritis Schinas.

 “Confiamos en que (...) Pedro Sánchez pueda formar un gobierno estable y proeuropeo que permita a España seguir desempeñando un papel importante en la UE, como ha hecho hasta ahora”, aseguró. Añadió que el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, “escribirá a Pedro Sánchez para felicitarle por su clara victoria”. (AFP)

 

 

3
1

Otras Noticias