Sarkozy en riego de ir a juicio por fondos ilícitos en campaña

Se sindica al expresidente de Francia de gastar recursos con facturas falsas.
sábado, 18 de mayo de 2019 · 00:04

AFP / París 

El Consejo Constitucional francés rechazó  un recurso de Nicolas Sarkozy para evitar ir a juicio en un caso de presunta financiación ilícita para  su campaña presidencial de 2012, con lo que el expresidente está un paso más cerca de ser juzgado penalmente. 

El expresidente Nicolas Sarkozy (2007-2012) es acusado de haber gastado casi 43 millones de euros (51 millones de dólares) en su fastuosa campaña de reelección, casi el doble del límite legal de 22,5 millones de euros, utilizando facturas falsas. 

Sarkozy rechaza estas acusaciones y afirma que desconocía la existencia de este fraude organizado con la ayuda de la empresa de eventos Bygmalion, cuyos ejecutivos también podrían ser juzgados penalmente. 

Los abogados de Sarkozy apelaron al Consejo Constitucional, que decide sobre la admisibilidad de las leyes y de los fallos judiciales, argumentando que ya fue sancionado una primera vez por el exceso de gastos. 

Pero la sanción portaba únicamente sobre 364 mil  euros de gastos excesivos en su campaña y fue decidida en 2013, un año antes de que se revelara el denominado caso Bygmalion. 

Ayer  el Consejo Constitucional dictaminó que la sanción financiera y la sanción penal son “de naturaleza distinta”. 

La sanción económica busca restaurar “la igualdad entre candidatos”, mientras que la penal busca “sancionar eventuales fallos sobre la integridad de candidatos o responsables”. “Es una gran decepción”, dijo Emmanuel Piwnica, uno de los abogados de Sarkozy, a la AFP.

  Sarkozy se retiró de la vida política después de que no lograra calificarse a la carrera presidencial de 2017, que ganó el centrista Emmanuel Macron. Si va a tribunales, sería el segundo expresidente francés en ser juzgado desde la fundación de la Quinta República en 1958. En 2011, el expresidente Jacques Chirac (1995-2007) fue condenado a dos años de prisión en suspenso por malversación y uso indebido de fondos públicos durante su mandato como Alcalde de París.

 

 

Valorar noticia