Guaidó plantea huelga general para sacar a Maduro del poder

El presidente encargado de Venezuela señaló ayer que los paros escalonados servirán “para que nunca más trabajen para la dictadura”.
jueves, 02 de mayo de 2019 · 00:04

AFP  / Caracas

El jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de medio centenar de países, planteó ayer una huelga general como parte de su estrategia para sacar del poder al mandatario Nicolás Maduro. Ante una multitud de seguidores, Guaidó indicó que la propuesta, que prevé paros graduales, surgió de sindicatos del sector público.

 “Mañana  (hoy)  vamos a acompañar la propuesta que nos hicieron de paros escalonados hasta lograr la huelga general”, dijo durante una concentración en Caracas, convocada en el marco del Día del Trabajador.   Las manifestaciones de este 1 de mayo ocurren luego de que una multitud se concentrara el martes a las afueras de la base aérea La Carlota, en Caracas, para respaldar una fallida sublevación militar encabezada por Guaidó que Maduro calificó de escaramuza golpista”. 

El opositor no especificó detalles de la huelga general, anunciada en un país con una economía reducida a la mitad y golpeado además por apagones masivos desde el pasado 7 de marzo. En marzo, tras reunirse con líderes sindicales y pedir a empleados públicos que retiren su apoyo a Maduro, Guaidó declaró que los paros escalonados servirán “para que nunca más  trabajen para la dictadura”. 

“Guaidó dice tantas boberías. Para convocar paro escalonado necesita tener fuerza, ayer tuvo fuerza cero”, sostuvo Diosdado Cabello, presidente de la Constituyente oficialista, durante una marcha convocada ayer en respaldo a Maduro. Choques entre militares y manifestantes durante las movilizaciones convocadas por Guaidó ayer dejaron unos 23 heridos en Caracas, uno de ellos de bala, y el resto con perdigones y traumatismos, dijo a periodistas el alcalde de Chacao, Gustavo Duque.

 Guaidó recibe apoyo 

Pese a no haber logrado que un alzamiento militar quebrara el apoyo de la Fuerza Armada al presidente Nicolás Maduro,  Guaidó recibió ayer el respaldo en las calles de miles de seguidores. Una enorme multitud atendió su llamado en Caracas para exigir que Maduro “cese la usurpación del poder”, en medio de la peor crisis socioeconómica de Venezuela. 

El Gobierno  calificó el levantamiento del martes  como un “intento ridículo de golpe de Estado”, cuya derrota celebraron ayer miles de partidarios en una marcha por el Día del Trabajador en Caracas. La escalada del martes avivó las tensiones entre Washington y Moscú, luego de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusará a su par ruso, Sergei Lavrov, de desestabilizar a Venezuela con su apoyo a Maduro, en conversación telefónica. Lavrov denunció a su vez una “influencia destructiva” de la Casa Blanca, luego de que este miércoles Pompeo reiterara que “una acción militar es posible”.  

Aunque Guaidó llamó a la Fuerza Armada a sumarse al levantamiento, la cúpula militar reiteró lealtad a Maduro y 25 insurrectos terminaron pidiendo asilo en la Embajada de Brasil. 

También se asiló en la legación de España Leopoldo López, liberado por los rebeldes de su prisión domiciliaria y con quien Guaidó lideró la sublevación. “Vamos a seguir en las calles hasta lograr la libertad (...), el régimen va a tratar de acentuar la represión, de perseguirme”, advirtió el diputado. Guaidó, a quien el oficialismo ya le retiró la inmunidad legislativa, consideró que su eventual detención supondría un “golpe de Estado”, al ser el “único presidente legítimo” de Venezuela. Las manifestaciones se extendieron a regiones como Táchira y Zulia (oeste). “Lo que estamos viviendo es un infierno, sin agua, sin electricidad, sin medicamentos. Tengo fe en que el pueblo en la calle va a lograr que la olla reviente”, dijo Evelinda Villalobos, de 58 años, habitante de Zulia. En un ambiente festivo y con la consigna de “no pasarán”, los chavistas celebraron el fracaso de la insurrección. 

 Washington da ultimátum al ministro venezolano

Luego de la fallida sublevación, Washington advirtió al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, que está ante la “última oportunidad” de romper con Maduro. Según la Casa Blanca, Padrino se había comprometido a apoyar el “derrocamiento” del mandatario.

Maduro “tenía un avión en la pista, estaba listo para irse (...) y los rusos le dijeron que debería quedarse”, dijo en tanto el secretario de Estado de Estados Unidos,  Mike  Pompeo, indicando que el gobernante planeaba huir a Cuba. El líder socialista lo desmintió. Para Michael Shifter, de Diálogo Interamericano, las amenazas de funcionarios estadounidenses contra Maduro forman parte de una política que “parece haber sido elaborada más por deseos que por una estrategia clara”. Por eso, dijo a la AFP, “no ayudan y muchas veces son contraproducentes” para una transición política. 

El politólogo Luis Salamanca estima que Maduro y Guaidó entraron una disputa por el respaldo de los militares, pilares del mandatario, a quienes según expertos éste les ha otorgado amplia participación en el manejo de la renta petrolera. 

“Algunos han sido ganados por Guaidó, pero los jerarcas siguen del lado del Gobierno”, expresó el analista.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Más de
95
28