La Constituyente venezolana extiende mandato hasta 2020

La Asamblea Constituyente, de mayoría oficialista, debía desarrollar sus funciones por dos años, desde agosto de 2017. Ahora las amplía por un año y cinco meses.
martes, 21 de mayo de 2019 · 00:04

EFE /Caracas

 La oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó ayer  extender su funcionamiento hasta al menos el 31 de diciembre de 2020, en un nuevo decreto que sustituye la anterior resolución de agosto de 2017 que establecía su vigencia por al menos dos años.

“(Se) decreta establecer la vigencia del funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente, poder plenipotenciario de la nación (...) al menos hasta el día 31 de diciembre de 2020”, dijo el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, al finalizar un debate sobre la vigencia de este órgano, no reconocido por la oposición y parte de la comunidad internacional.

Con el decreto, la vigencia de la Asamblea Constituyente se extiende un año y cinco meses más, debido a que su instalación fue el 4 de agosto de 2017, en medio de las grandes protestas organizadas por la oposición y en que las que murieron más de 120 personas.

La extensión de su funcionamiento fue una propuesta hecha por el asambleísta Pedro Carreño a fin de “defender al pueblo” de supuestos “ataques de la derecha”, y fue una decisión que contó con el apoyo de constituyentes que fueron electos, pero que dejaron sus cargos en el foro debido a que pasaron a ejercer otros puestos en el Gobierno.

Tal fue el caso del ahora ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, quien en 2017 fue electo constituyente, y que en el debate se encargó de dejar claro que la Asamblea trabajará “hasta que cumpla su función”.

El exconstituyente indicó que si para el 31 de diciembre del próximo año el foro no ha cumplido con la reorganización del Estado, entonces seguirá trabajando. La ANC se instaló en agosto de 2017 con 545 miembros, todos simpatizantes del chavismo, y su función principal es redactar una nueva constitución, de la cual, hasta el momento, no se conocen detalles.

Su elección ocurrió en medio del rechazo opositor y tras unos comicios que fueron ampliamente cuestionados debido a que la propuesta no fue llevada un referéndum previo, como ocurrió en 1999 cuando se eligió a una asamblea constituyente.

Además, el órgano fue desconocido por buena parte de la comunidad internacional luego de que Smarmatic, la empresa que brindó soporte al Consejo Nacional Electoral (CNE) para el recuento de los votos durante años y hasta esas votaciones, señalara que los resultados de los comicios fueron manipulados por las autoridades electorales.

Elecciones legislativas

 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso  adelantar las elecciones legislativas, previstas para 2020, como una forma de generar una solución “pacífica” a la crisis política y económica que atraviesa el país sudamericano.

“Tengo una propuesta hoy 20 de mayo a las oposiciones: vamos a medirnos electoralmente (...) vamos a elecciones adelantadas de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) para ver quién tiene los votos, quién tiene los votos, para ver quién gana”, precisó.

Maduro remarcó que el Legislativo, de contundente mayoría opositora, es la “única institución que no se ha legitimado en los últimos cinco años” cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha organizado varios comicios cuestionados, siempre con resultado favorable para la llamada revolución bolivariana.

Almagro advierte que si Maduro sigue, la región pagará el costo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo ayer en Argentina que si el gobernante chavista Nicolás Maduro continúa en el poder en Venezuela, después de la inestabilidad de los últimos meses, el resto de países del continente pagarán el costo.

“Si la situación no cambia en Venezuela, si Maduro sigue en el poder, ese es un costo que tendrán que pagar todos los países de la región”, indicó Almagro en un almuerzo con empresarios organizado en Buenos Aires por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP).

Almagro consideró que, de hecho, varios países de América Latina ya se ven afectados por “la exportación de la crisis” de Venezuela.

Se refirió a los millones de personas que han emigrado del país caribeño en los pasados años debido a la crisis humanitaria que ha conducido a una lucha por el poder entre Maduro y Juan Guaidó.

 “Puede ser que para 2020 la cifra de migrantes venezolanos pueda llegar a los siete millones”, indicó Almagro, quien habló de que el flujo migratorio conlleva “presión” sobre materias como “la seguridad y la salud” en los países receptores, aunque no especificó en qué sentido. (EFE)
 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
15