Argentina: una marea verde activa debate sobre el aborto

Cientos de mujeres, en su mayoría jóvenes y vestidas de verde, se concentraron para exigir la ley que busca legalizar el aborto hasta la semana 14 de gestación.
miércoles, 29 de mayo de 2019 · 00:03

AFP y EFE / Buenos Aires

La propuesta por la legalización del aborto en Argentina volvió a instalarse ayer  en el Congreso a instancias del movimiento feminista y asoma como uno de los temas álgidos de la campaña electoral para las presidenciales de octubre. Una marea verde se instaló en las afueras del legislativo.

Esta será la octava vez que se presente un proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina.
 Hasta ahora, sólo una vez, en 2018, fue debatido en el Congreso después de que la Cámara de Diputados le diera luz verde, al calor de multitudinarias manifestaciones que instalaron el pañuelo verde como símbolo de la lucha feminista. Pero su aprobación fracasó por siete votos en el Senado de 72 escaños.

La propuesta para legalizar el aborto hasta la semana 14 de gestación inició su trámite parlamentario con el respaldo de 15 legisladores de distintos partidos y la renovada movilización feminista. A comienzos de la tarde, cientos de personas, en su mayoría mujeres jóvenes vestidas de verde, se concentraron frente al Congreso para apoyar la iniciativa. Las movilizaciones se repiten en un centenar de ciudades.

“Cada quien tiene que poder decidir con responsabilidad. Abortar no es fácil, tiene que haber una legislación que permita hacerlo dignamente”, comentó a AFP Noelia Patruno, una guía turística de 40 años que acude por primera vez a una manifestación de los pañuelos verdes.
En una esquina de la plaza del Congreso, un puñado de activistas en contra de la legalización se esforzaban por hacerse oír.

“¡Qué dolor ver esto! No es justo, una sociedad que propone la muerte. La vida es a partir de la concepción. ¿Por qué volver con ese proyecto de ley? Ya fue rechazado el año pasado. Ya saben que no tienen la fuerza suficiente”, sostuvo Nélida Rodríguez, una comerciante de 50 años con pañuelo y capa celeste, emblema de los contrarios al aborto.

La legalización del aborto divide Argentina.  Hace pocos días, el papa Francisco se expresó una vez más en contra de la interrupción voluntaria del embarazo y la comparó con la contratación de un sicario.

El tránsito del proyecto de ley luce difícil este año de elecciones presidenciales, en las que ningún candidato quiere perder votos. Pero las organizaciones feministas cifran sus esperanzas en la renovación de 24 de las 72 bancas del Senado, prevista en los comicios de octubre.

El presidente liberal Mauricio Macri, quien  buscará su reelección, fue el primer gobernante en habilitar el debate parlamentario. Pero se declaró “a favor de la vida”, aunque dijo que si la norma se aprobaba no la vetaría.

La exmandataria Cristina Kirchner, principal opositora y candidata a la vicepresidencia, rehusó lanzar el debate durante sus dos periodos (2007-2015), pero en 2018 votó a favor.

Según el proyecto de ley las mujeres   tendrán el derecho de abortar voluntariamente, de forma legal, segura y gratuita, hasta la semana 14 del proceso de gestación. Actualmente, el aborto sólo se considera “no punible” cuando es necesario evitar un peligro para la salud de la mujer o cuando el embarazo es producto de una violación.

 El documento propone  sancionar a los profesionales que dilaten el plazo de 14 semanas  o se nieguen a realizar dicha práctica. Si la interrupción voluntaria del embarazo debe practicarse en alguien menor de 13 años, se pedirá su consentimiento informado con la asistencia de al menos uno de sus progenitores.

7
6

Otras Noticias