Casos de sarampión se disparan y hay resistencia a la vacunación

Según Unicef entre 2010 y 2017 se calcula que 169 millones de niños no recibieron la vacunación, principalmente en EEUU, Francia, Reino Unido y otros.
domingo, 05 de mayo de 2019 · 00:04

Página Siete y agencias

En los tres primeros meses de 2019 se registraron más de 110 mil casos de sarampión en todo el mundo, casi un 300% más que en el mismo período del año pasado y se calcula que desde 2010 a 2017 unos 169 millones de niños no recibieron la primera vacuna. 

Según un informe de Unicef difundido el 25 de abril, se calcula que en 2017 murieron de esta enfermedad unas 110 mil  personas, en su mayoría niños, lo que representa un aumento del 22% con respecto al año anterior.

Se estima que un promedio de 21,1 millones de niños al año no recibieron su primera dosis de la vacuna.

Unicef señala  que los focos cada vez mayores de niños no vacunados han abierto una vía hacia el aumento de los brotes de sarampión que afectan en la actualidad a varios países.

“El caldo de cultivo de los brotes mundiales de sarampión de los que somos testigos hoy en día se estableció hace años. El virus del sarampión siempre encontrará a niños sin vacunar. Si realmente queremos evitar la propagación de esta peligrosa pero evitable enfermedad, debemos vacunar a todos los niños tanto en los países ricos como en los pobres”, indicó  Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef.

Dos dosis de la vacuna contra el sarampión son esenciales para proteger a los niños. 

Sin embargo, debido a la falta de acceso, los sistemas de salud deficientes, la complacencia y, en algunos casos, el temor o el escepticismo respecto de las vacunas, la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue del 85% en 2017, una cifra que se ha mantenido relativamente constante en el último decenio a pesar del crecimiento de la población. 

La cobertura mundial de la segunda dosis es mucho menor, un 67%. La Organización Mundial de la Salud recomienda un umbral de cobertura de inmunización del 95% para lograr la denominada “inmunidad colectiva”.

 Países sin vacunación

Estados Unidos encabeza la lista de países de altos ingresos donde hay más niños que no recibieron la primera dosis de la vacuna entre 2010 y 2017, más de 2,5 millones. Le siguen Francia y el Reino Unido, con más de 600 mil  y 500 mil  lactantes no vacunados, respectivamente, durante el mismo periodo (observar infografía).

Unicef sostiene que en los países de bajos y medianos ingresos, la situación es grave. En 2017, por ejemplo, en Nigeria se registró el mayor número de niños menores de un año que no recibieron la primera dosis, con casi cuatro  millones. Le siguieron India (2,9 millones), Pakistán e Indonesia (1,2 millones cada uno) y Etiopía (1,1 millones).

Los niveles de cobertura mundial de la segunda dosis de la vacuna contra el sarampión son aún más alarmantes. 

De los 20 países con el mayor número de niños no vacunados en 2017, en  nueve no se ha introducido la segunda dosis.

 Veinte países del África subsahariana no han introducido la segunda dosis necesaria en el programa nacional de vacunación, lo que hace que más de 17 millones de lactantes al año corran un mayor riesgo de contraer sarampión durante su infancia, revela el informe de Unicef.

Suben casos en EEUU

La incidencia del sarampión en EEUU sigue creciendo y ya se han contabilizado al menos 704 casos en lo que va de 2019, la mayor cifra en 25 años, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), reportó EFE el 29 de abril.

Casi tres cuartas partes de los casos corresponden a personas no vacunadas, dijeron los CDC en una teleconferencia para dar a conocer su informe semanal sobre el sarampión, una enfermedad infecciosa que las autoridades sanitarias estadounidenses habían declarado erradicada del país en el año 2000.

Los responsables de los CDC instaron a la población a vacunarse y desestimaron la desinformación o ideas erróneas sobre la seguridad de las vacunas y su presunto vínculo con el autismo. “Insto a los proveedores de salud que animen a los padres a vacunar a sus hijos para protegerlos y para evitar que las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas  se propaguen en sus comunidades”, advirtió  el director de los CDC, Robert Redfield.

De acuerdo con los CDC, el brote actual se originó en personas no vacunadas que se infectaron en el extranjero y regresaron al país.  Del total de enfermos de sarampión registrados hasta el 26 de abril, el 71 % son personas que no estaban vacunadas, un 11% estaban vacunados pero sólo con una de las dosis recomendadas y un 18 % no sabía si habían sido vacunados o no.

Los estados que han observado un mayor número de casos son Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misuri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Texas, Tennessee y Washington.

Sin embargo, el grueso se concentra en tres brotes: dos en el estado de Nueva York y otro en el estado de Washington. 

En el caso de Nueva York, los dos brotes se concentran en comunidades judías ultraortodoxas, una en el distrito de Brooklyn y otra en el condado de Rockland, a las afueras de la ciudad.

Entre las comunidades ultraortodoxas de Brooklyn existe un debate entre quienes defienden las inoculaciones y quienes las rechazan porque, según alegan, contienen “ADN de mono, rata y cerdo”, están fabricadas con células de fetos humanos abortados y generan autismo.
 

 Campañas con el SUS en Bolivia
 

El pasado 22 de abril el Ministerio de Salud dio inicio oficialmente  a la Semana de Vacunación en las Américas para la prevención de tres enfermedades: sarampión, polio y fiebre amarilla, en el marco de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

La inmunización, según el Ministerio de Salud,    es permanente, por lo que todos los niños que estén en la edad de recibir sus vacunas podrán hacerlo en todo el territorio nacional.

Se dispusieron más de 400 mil dosis para alcanzar a vacunar a la población objetivo a nivel nacional.

 Los efectos secundarios  que se producen luego de la vacuna son por lo general muy leves como fiebre, sarpullido, dolor o hinchazón en el lugar de la inyección.

Se habilitaron  3.088 establecimientos de salud en  todo el país para la inmunización, además se  prevé  la vacunación por concentración en guarderías, escuelas y el rastrillaje casa por casa.

La Organización Panamericana de la Salud destacó  que Bolivia cuenta con un plan de inmunizaciones ampliado con vacunas muy importantes que previenen neumonías y otros virus.
 

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.