Pesquisa: Lava Jato actuó contra Lula para frenar a la izquierda

El portal The Intercept señala que fiscales brasileños actuaron deliberadamente y en coordinación con el juez Sergio Moro, que condenó a Lula da Silva.
martes, 11 de junio de 2019 · 00:04

 AFP / Río de Janeiro

Fiscales brasileños actuaron deliberadamente y en ocasiones coordinadamente con el juez y actual ministro de Justicia, Sergio Moro, para perjudicar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción, e impedir que la izquierda vuelva al poder, según conversaciones hackeadas reveladas el domingo por The Intercept Brasil.

El portal aseguró que este es “apenas el inicio” de una serie de revelaciones basadas en informaciones entregadas por una “fuente anónima”, que demostrarían que los principales responsables de la Operación Lava Jato tuvieron varias intervenciones políticamente motivadas.

La más reciente se produjo en octubre pasado, cuando los fiscales obraron para impedir que Lula, encarcelado desde abril de 2018, fuera entrevistado por temor a que pudiese beneficiar a su delfín Fernando Haddad en las elecciones presidenciales, que fueron finalmente ganadas por el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Otras conversaciones muestran que el principal fiscal de la fuerza tarea de Lava Jato, Deltan Dallagnol, estaba preocupado por la solidez de las acusaciones presentadas contra Lula para condenarlo como beneficiario de un apartamento entregado por una constructora a cambio de contratos en Petrobras.

Dallagnol, que considera a Lula como el “cerebro” de una organización criminal para aferrarse al poder, muestra después satisfacción por la publicación de artículos que mencionaban una posible vinculación del exmandatario con ese apartamento en el litoral  de Sao Paulo.

Lula, que purga por ese caso ocho años y 10 meses de cárcel, siempre se declaró inocente y denunció una “persecución judicial” para impedir que su fuerza política, el Partido de los Trabajadores (PT), vuelva al poder.

Revelaciones “tendenciosas” 

La fuerza tarea de Lava Jato en el Ministerio Público Federal (MPF) reconoció en un comunicado que “sus miembros fueron víctimas de una acción criminal de un hacker”, pero dijo tener “tranquilidad” respecto a la “legalidad” y a la “forma imparcial” de sus investigaciones.

La publicación de los mensajes pirateados es “tendenciosa y tiene la intención de atacar a la Operación”, pero “los fiscales de Lava Jato no van a doblegarse a la invasión inmoral e ilegal, a la extorsión y a la tentativa de exponer y perturbar sus vidas personales y profesionales”, agregó.

El ministro Moro consideró por su lado que en los mensajes que lo citan “no se vislumbra ninguna anormalidad de direccionamiento de actos en tanto que magistrado, a pesar de ser sido sacadas de contexto y de su sensacionalismo”.

Fernando Haddad exigió una investigación a fondo sobre lo que podría convertirse en “el mayor escándalo institucional de la historia de la República”.

De verificarse las filtraciones de The Intercept, “muchos tendrían que ser encarcelados, tendrían que anularse procesos y una gran farsa se revelaría ante el mundo”, añadió el candidato derrotado en la segunda vuelta del año pasado por Bolsonaro.

La Operación Lava Jato, lanzada en 2014, condenó o sentó en el banquillo a centenas de políticos de primer plano y a empresarios implicados en una vasta red de corrupción centrada en Petrobras. Su actuación acentuó el desprestigio del sistema político, abriendo un espacio que ocupó Bolsonaro con un discurso antisistema. Tras ganar los comicios, el exmilitar designó a Moro ministro de Justicia y Seguridad Pública. The Intercept anunció que estas revelaciones son “apenas el inicio de una gran investigación periodística en curso (...) sobre las pruebas de la investigación Lava Jato” y “sobre los actos de Moro cuando era juez y sobre el fiscal Dallagnol”.

El portal de investigación cuenta entre sus fundadores al periodista Glenn Greenwald, que en 2013 reveló las filtraciones obtenidas por Edward Snowden sobre los programas de vigilancia masiva implementados por los servicios secretos estadounidenses de la NSA.

 En redes sociales exigen investigación

Las revelaciones de The Intercept el domingo, generaron todo tipo de reacciones en las  redes sociales

El diputado Eduardo Bolsonaro consideró oportuno recordar a su electorado que, más allá de cuestiones jurídicas, la ola ultraconservadora que llevó al poder a su padre estuvo en gran parte alimentada por la inquina contra Lula. “Nada cambia el hecho de que Lula robó y dirigió la mayor organización criminal del mundo, responsables del escándalo del petrolazo, entre otros (...) Brasil es rico y no es potencia a causa de ladrones como Lula”, escribió.

Roberto Mauro, un vendedor de flores del centro de Río de Janeiro, quiere obtener más explicaciones. “El pueblo está interesado en saber lo que realmente sucedió en los bastidores de lava jato”,  indicó a la AFP. Patricia Riffel, una abogada de 54 años, se siente decepcionada por Moro. “Tenía una visión diferente de moro como juez”, dijo.

 

Juez coordinó con fiscal el desarrollo de investigaciones

El juez anticorrupción y ahora ministro de Justicia Sergio Moro condenó a Lula da Silva 2017.  Los mensajes publicados el domingo muestran que éste  consultaba a Deltan Dallagnol, coordinador de  Lava Jato en Curitiba  Dallagnol y que incluso lo guió en el desarrollo de algunas investigaciones.

En una conversación, Moro le sugiere contactar a una fuente para indagar en un caso contra Lula. “Aparentemente la persona estaría dispuesta a prestar información. Estoy enviando. La fuente es seria”, escribió Moro.

“¡Gracias! Contactaremos”, responde Dallagnol. 

“Serían decenas de inmuebles”, agrega Moro.

Dallagnol le explica después que llamó a la fuente pero que ésta no quiso hablar. 

“Estoy pensando en hacer una intimación oficial (a la fuente), incluso basada en noticia apócrifa”, comenta Dallagnol.

Dallagnol compartió en un grupo de mensajes con otros fiscales sus dudas acerca de una acusación que estaba a punto de formalizar contra Lula por haber recibido un apartamento de parte de constructoras que serían recompensadas con contratos con Petrobras. 

“Dirán que estamos acusando con base a una noticia en un diario y con indicios débiles... entonces es un ítem que debe estar bien sustentado. Fuera de ese ítem, hasta ahora tengo dudas de la vinculación entre Petrobras y el enriquecimiento, y después que me hablaron estoy con recelo de la historia del apto... Son puntos en los que tenemos que tener las respuestas claras en la punta de la lengua”, precisó.

 

 

1
3

Otras Noticias