Gigantesco apagón dejó a 50 millones de argentinos sin luz

El corte masivo fue por la falla en el sistema de protección de la red de interconexión eléctrica y las autoridades argentinas dijeron que investigan las causas.
lunes, 17 de junio de 2019 · 00:04

EFE, AFP y Clarín  / Argentina

Cualquier apagón del pasado quedará eclipsado, pues el de ayer fue el mayor porque 50 millones de personas se quedaron sin el servicio de electricidad, producto de una falla en el sistema de protección de la red de interconexión eléctrica y  las autoridades argentinas investigan las causas. Y no sólo fue un corte masivo sino que completó un triángulo de acontecimientos que no pararon: elecciones en cuatro provincias, una tormenta irrefrenable y el Día del Padre.

Así lo vivieron millones de argentinos -todos, menos los habitantes de Tierra del Fuego- y miles de personas en localidades de Brasil, Chile y Uruguay. Más tarde o más temprano, por las pocas vías de comunicación que quedaron en pie (boca en boca, teléfono fijo con cable, celular agonizando con un resto de carga...), la gente se fue enterando de que a las 7:07 se había cortado el suministro eléctrico. Que preguntas como “soy yo o es todo el edificio” y “es mi edificio o toda la manzana”. Que era todo el barrio. Toda la ciudad. El mismísimo país.

La información por los canales oficiales se fue precisando con el paso de las horas, sí, pero no fue variando demasiado. Ya a las ocho de la mañana circulaba que el conflicto había sido en alguna parte del Litoral, escenario dominado por el imponente complejo hidroeléctrico Yacyretá, cuya gestión comparten la Argentina y Paraguay. También se especulaba con alguna falla en la represa de Salto Grande, de gestión argentino-uruguaya. El problema no fue de ninguna de las dos sino, más bien, en el medio.

Los vuelos funcionaron regularmente y al menos no se registraron siniestros específicos vinculados al corte de energía. A su vez, fuentes de Salud de Nación y de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires reportaron que los hospitales funcionaron con sus respectivos grupos electrógenos en forma normal. La empresa AySA pidió a la población “hacer un uso racional del agua”, pues el sistema de distribución de agua potable se encontraba sin energía. En el mismo sentido, las empresas de teléfono también se vieron afectadas por la falta de energía, y ayer  funcionaban con equipos de respaldo.

Aunque en los primeros minutos de la mañana se pensaba que los comicios provinciales en Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra del Fuego podrían interrumpirse, pudieron concretarse, no sin algunas demoras. De hecho, circularon en las redes sociales fotos de las distintas escenas electorales iluminadas con los teléfonos celulares de los votantes o velas colocadas por las autoridades de mesa.

El retorno paulatino

En Buenos Aires, pese al retorno paulatino de la energía, no funciona el metro ni los trenes y el servicio de transporte se limita a autobuses y taxis. Algunos supermercados y otros comercios abrieron desde primera hora de la mañana, apoyados por generadores de energía propios.

Los centros de salud trabajan con plantas eléctricas. “El único inconveniente son los ascensores. Solo tenemos uno en funcionamiento, pero todos los servicios están operando sin problemas”, dijo a la AFP un empleado en el Hospital Fernández.

Ayer fue el Día del Padre en Argentina y los restaurantes esperaban mucha clientela. “Esto nos mató”, dijo a la AFP Luciano Ferreira, dueño de un restaurante popular en el barrio de Boedo, donde al mediodía aún no había vuelto la luz. Con meseros y parrilleros sentados a la espera, explicó que esperaban un lleno total y ganar dos o tres veces lo que un día normal, pero ya la oportunidad está perdida. Muchos desconectaron  sus aparatos en casa por temor a que se dañen si hay elevado voltaje al regresar la electricidad.

En la ciudad de Junín, en la región llanera de la pampa argentina, los habitantes se abastecieron de agua potable en los supermercados que abrieron sus puertas.

Macri calificó el corte como “inédito” y dijo que será investigado

En varios mensajes en Twitter publicados siete horas después del inicio del apagón, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, calificó lo ocurrido como “un caso inédito” y remarcó que será investigado a fondo.

El histórico apagón se produjo a poco más de cuatro meses de  las elecciones presidenciales del 27 de octubre -que estarán antecedidas por unas primarias el 11 de agosto- y lo sucedido fue criticado por  los principales opositores.

Entre ellos el precandidato a la Presidencia Alberto Fernández, quien hizo referencia a los aumentos en las tarifas eléctricas impulsados por el Gobierno en los últimos años. “Millones de argentinos, que han debido pagar sumas siderales en tarifas con las que se benefician los amigos del poder, aún esperan que la energía vuelva a sus hogares”, subrayó en Twitter el líder del Frente de Todos, que acudirá a las urnas con la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner como candidata a la Vicepresidencia.

“El apagón viene después de tres años de tarifazos de más del 1.000% en energía. Nos dijeron que era para inversión. Y el resultado es un enorme apagón”, expresó el peronista Sergio Massa. EFE

El Gobierno calificó de “muy grave” e indaga fuerte apagón

El secretario de Energía de Argentina, Gustavo Lopetegui, aseguró que el Gobierno desconoce las causas que provocaron el apagón masivo que afectó a casi todo el país, anticipó que en unos 10 o 15 días tendrá certezas sobre el motivo de la falla y admitió que es “muy grave”, reportó Clarín.

“Lo que sabemos es que a las 7:07 se produjo una falla en el sistema de transporte del Litoral, fallas que ocurren con asiduidad, esa falla no es algo anormal. Lo que es extraordinario y no debe suceder es la cadena de acontecimientos posteriores que causaron la desconexión total”, dijo. No descartó que haya sanciones aunque aclaró que “se van a tomar medidas una vez que se conozcan las causas”.

“Existe en el marco regulatorio un protocolo de análisis de falla para el cual las empresas tienen que presentar un informe de qué ocurrió. A partir de ese momento, Cammesa va a realizar el análisis y ahí sí sabemos cómo ocurrió este evento extraordinario que no debería volver a ocurrir”. Lopetegui aclaró  que “la desconexión se produce de manera automática, son las computadoras las que lo hacen cuando detectan desequilibrios que pueden causar un daño”.

 

 

19
1