Trump cree que el ataque de Irán a dron fue “error humano”

Cuando se le preguntó a Trump acerca de una posible respuesta estadounidense a lo ocurrido, el mandatario se mantuvo evasivo: “Se enterarán”, respondió.
viernes, 21 de junio de 2019 · 00:07

AFP  / Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó ayer la posibilidad de un error humano luego de que un dron de la Marina estadounidense fuese derribado por Irán. “Tengo la sensación de que fue un error”, dijo Trump ayer en la Casa Blanca. “Me resulta difícil creer que fue intencional”, agregó.  

  Así, el presidente Trump bajó la intensidad de su primera y amenazante reacción ante el ataque, que calificó más temprano en su cuenta de Twitter como un “error muy grande”. 

Irán derribó ayer un dron estadounidense que, según Teherán, invadió su espacio aéreo, en un contexto de tensión creciente en el Golfo que hace temer el estallido de un conflicto abierto entre Estados Unidos y la República Islámica. 

Cuando se le preguntó a Trump acerca de una posible respuesta estadounidense a lo ocurrido, el mandatario se mantuvo evasivo: “Se enterarán”, respondió. 

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió por su parte que el eventual uso de la fuerza de Estados Unidos contra Irán “sería un desastre” para la región.  

Washington confirmó que Irán derribó un dron estadounidense, pero negó que hubiera violado el espacio aéreo iraní y denunció “un ataque injustificado”. 

Según un general de Estados Unidos, al momento del ataque la aeronave se encontraba a 34 km de la costa iraní, “cerca de los corredores aéreos establecidos entre Dubái, Emiratos Árabes Unidos y Omán”, dijo el teniente general Joseph Guastella, quien comanda las fuerzas aéreas estadounidenses en la región. 

 El dron Global Hawk “no ha violado el espacio aéreo iraní en ningún momento durante su misión”, aseguró Guastella en una declaración a la prensa por teleconferencia desde la base aérea de Al Udeid, en Qatar. 

 Irán reaccionó a esas afirmaciones y dijo que iría a la ONU para demostrar que el dron espía derribado había entrado en su espacio aéreo, al contrario de lo que afirma Washington. 

“Llevaremos esta nueva agresión a la ONU y demostraremos que Estados Unidos está mintiendo”, tuiteó el canciller iraní, Mohamed Javad Zarif. “Estados Unidos impone su #Terrorismo Económico a Irán, llevaron adelante acciones clandestinas contra nosotros, y ahora avanzan sobre nuestro territorio”, escribió Zarif. 

Según un comunicado de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán, un dron Global Hawk (del fabricante estadounidense Northrop Grumman) fue derribado por su fuerza aeroespacial “a las 4:05 de la mañana” sobre el mar de Omán. 

El dron había despegado a las 19:44 del miércoles desde una base estadounidense en “la costa sur del Golfo Pérsico”, “apagó todos sus dispositivos de reconocimiento” pasado el estrecho de Ormuz y se dirigió hacia el este en dirección al puerto iraní de Chabahar, afirmaron los Guardianes. 

La violación de las fronteras iraníes es la “línea roja” que no debe franquearse, advirtió el general de división Hosein Salami, comandante en jefe de los Guardianes.  

“Nuestra reacción es, y será, categórica y absoluta. Protestamos contra todas las acciones provocativas que atenten contra nuestra integridad territorial ”, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Abas Musavi. 

Dron derribado era uno de los más antiguos en funcionamiento

El dron Global Hawk derribado por Irán es un aparato volador de vigilancia, capaz de elevarse a gran altitud y transmitir imágenes de alta resolución en tiempo real durante más de 30 horas seguidas.  

Al entrar en servicio en 2001, el RQ-4 Global Hawk fue utilizado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Irak, Siria y Afganistán, generalmente operado a distancia desde la base de Beale, en California, o la de Grand Forks, en Dakota del Norte. 

La fuerza aérea cuenta hoy con la versión más moderna de ese dron, el RQ-4B, y ha vendido sus modelos anteriores a la Marina estadounidense. 

La Armada norteamericana los utiliza mientras espera que una variante marítima de este avión no tripulado, el denominado MQ-4 Triton, esté en pleno funcionamiento.  

Uno de esos aparatos más antiguos fue el que, tras ser atacado con un misil, cayó ayer sobre el Mar Arábigo, de acuerdo con la Marina de Estados Unidos, que no informó de inmediato de dónde había despegado y qué unidad la controlaba. 

El Global Hawk es un gran aparato negro con una nariz redondeada que lo asemeja a un delfín alado. 

De 14,5 metros de largo, con alas de envergadura de 39,9 metros, está equipado con un sofisticado radar y cámaras de muy alta definición, según su fabricante, el grupo aeronáutico estadounidense Northrop Grumman.

 

 

7
29

Otras Noticias