Salen 800 mujeres del campamento sirio donde estaban familiares de yihadistas

Parte de las mujeres puestas en libertad son civiles que habían huido de los combates en el este de Siria y que no tienen que ver con los yihadistas.
lunes, 03 de junio de 2019 · 12:50

EFE / Damasco

Alrededor de 800 mujeres salieron hoy del campamento de desplazados de Al Hol, en la provincia siria de Al Hasaka (noreste), entre ellas familiares de miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó a Efe una portavoz de las fuerzas kurdas que custodian el campo.

Lilua Alabdlelá, una de las portavoces de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), afirmó que 800 mujeres, "tanto civiles como familiares" de miembros del EI, salieron del campamento de Al Hol.

El grupo fue transportado en autobuses y la mayoría se dirigieron a Al Raqa y también a la ciudad de Al Tabqa, en el norte de Siria, de donde procedían la mayoría de ellas.

Alabdlelá añadió que las mujeres salieron del campamento "con garantías tribales", lo que significa que sus tribus se hacen responsables de que las mujeres liberadas mantienen buen comportamiento.

Todas las mujeres estarán sometidas a vigilancia para saber si eran familiares de yihadistas, agregó Alabdlelá. 

Parte de las mujeres puestas en libertad son civiles que habían huido de los combates en el este de Siria y que no tienen que ver con los yihadistas.

El campamento de Al Hol recibía a personas refugiadas desde Irak inicialmente y, desde 2015 ha acogido a los evacuados de la ofensiva contra el Estado Islámico en las provincias de Al Raqa y Deir al Zur, en el norte y noreste del país.

El campamento recibió a decenas de miles de desplazados entre febrero y marzo, en las últimas semanas de la ofensiva de las FSD y de la coalición internacional contra el EI.

Al final de mayo, el campamento acogía a 73.782 personas, de los cuales un 91 % eran mujeres y niños, según datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

El campo de Al Hol, que está proyectado para acoger a 10.000 personas, se ubica en un paraje desértico a 300 kilómetros al norte de Al Baguz, la última localidad que estuvo controlada por los yihadistas en Siria y que fue conquistada el pasado 23 de marzo por las FSD.