Bolsonaro reabre las heridas de la dictadura en Brasil

jueves, 01 de agosto de 2019 · 00:00

EFE / Sao Paulo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a abrir heridas de la dictadura después de que minimizara desapariciones y muertes perpetradas por agentes del Estado durante el régimen militar del país (1964-1985), periodo en el que se torturó a más de 20.000 personas y fueron asesinadas otras 434.

Desde que el pasado lunes  ironizase sobre el paradero de Fernando Augusto de Santa Cruz Oliveira, un activista contra la dictadura militar (1964-1985) cuyo cadáver sigue desaparecido, el dirigente ha sido blanco de una oleada de críticas. También deslegitimó los trabajos llevados a cabo por la Comisión de la Verdad, instaurada para investigar los crímenes perpetrados durante el régimen militar, y calificó los documentos oficiales sobre la ejecución de militantes en ese periodo de “mentiras”.

“Esa suerte de declaraciones reabre muchas heridas en la sociedad brasileña porque se trata de un Jefe de Estado que actúa completamente fuera de lo que se espera de un presidente”, expresó  Felipe Santa Cruz, hijo del blanco de los ataques  y actual dirigente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB).

El dirigente de la OAB consideró que la postura de Bolsonaro es un “paso atrás” en la batalla por el reconocimiento y reparación de los crímenes cometidos durante la dictadura y alertó de los riesgos que suponen a la democracia un “presidente que flirtea con el autoritarismo”. “Él tiene una agenda que es autoritaria en las costumbres que claramente está flirteando con el autoritarismo y una ruptura democrática”, analizó.

Por eso, Santa Cruz presentó ayer ante la Suprema Corte un pedido formal para que Bolsonaro preste esclarecimientos.

La Fiscalía brasileña reprobó al mandatario tanto por “la fricción con el decoro ético y moral” como por “sus implicaciones jurídicas”, y le urgió a compartir cualquier información que tenga sobre desapariciones forzosas o paradero de víctimas.

 

 

1
3