Guatemala elige a nuevo presidente en balotaje mañana

Alejandro Giammattei y la exprimera dama Sandra Torres van por el poder.
sábado, 10 de agosto de 2019 · 00:04

EFE y AFP   /  Guatemala

Los candidatos a la presidencia de Guatemala, la socialdemócrata Sandra Torres y el centroderechista Alejandro Giammattei, cerraron ayer la campaña electoral de diferente manera pero sabiendo que los sondeos y las encuestas favorecen al exdirector del Sistema Penitenciario. 

La ex primera dama Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza, exprimió la campaña hasta el último minuto y cerró su participación con un acto multitudinario en el parque central de Mixco, uno de los municipios del departamento central más populares. 

En un mitin pintado de su color el verde,  volvió a defender los programas sociales que impulsó como primera dama -durante el Gobierno de su exmarido Álvaro Colom (2008-2012)- y se identificó con la gente “humilde y trabajadora”. 

“Si ustedes lo deciden así, este domingo seré la primera mujer presidenta de Guatemala”, proclamó ante los vítores y los aplausos de los asistentes mientras defendía que ella es una “mujer” y no “mitad hombre y mujer”, en supuesta alusión a su rival, que según algunos es homosexual, aunque él lo niega asegurando que se trata de una campaña negra y que ha sido muy feliz en su matrimonio, durante el que tuvo tres hijos pero que ya terminó.
  

Las  dos últimas encuestas dan como claro vencedor al conservador Giammattei, un hombre que lleva 20 años buscando un cargo público y que pelea por cuarta vez por la Presidencia.

El candidato  ha puesto en duda el papel del Tribunal del Supremo Electoral, cuestionado en la primera vuelta del 16 de junio por fallos en la transmisión de datos. Ha  prometido meter presa a Sandra Torres si gana la Presidencia porque según él representa la vieja política, la corrupción y la impunidad.

Guatemala enfrentó una guerra civil, que duró 36 años, hasta 1996 y  dejó 200 mil muertos y desaparecidos (83% pertenecientes a grupos étnicos mayas) y 1,5 millones de desplazados o exiliados. Es  el país más poblado de América Central pero está castigado por el  crimen organizado, corrupción y pobreza que llega al 59,3% de su población. 
 

 

Valorar noticia

Otras Noticias