EEUU penalizará a inmigrantes que cuenten con ayudas sociales

La medida afectará a latinos que reciben subsidios para vivienda, el seguro de salud Medicaid y bonos para comprar alimentos.
martes, 13 de agosto de 2019 · 00:04

AFP / Washington

El gobierno de Donald Trump anunció  que penalizará a los inmigrantes que se beneficien de ayudas sociales, negando la residencia definitiva o la ciudadanía a extranjeros que reciban subsidios en Estados Unidos (EEUU).

Esta nueva reglamentación  afectará los procesos para recibir la nacionalidad de millones de inmigrantes, la mayoría de origen latino, que trabajan en empleos mal pagados y que dependen de ayudas sociales para vivir. “Una vez que esta norma sea implementada y sea efectiva a partir del 15 de octubre los funcionarios migratorios van a considerar que si un extranjero recibió o recibe algunas de las ayudas señaladas, esto va a ser considerado como un factor negativo al examinar su caso”, dijo en una rueda de prensa Ken Cuccinelli, director interino de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración en la Casa Blanca.

Al anunciar una redefinición de la ley de “carga pública”, la Casa Blanca estipuló que se impedirá la entrada a migrantes a base de la probabilidad de que necesiten ayudas sociales. 

Entre las ayudas designadas están los subsidios para vivienda, el seguro de salud público Medicaid y los bonos para comprar alimentos.

“Esta acción  ayudará a asegurar que si un extranjero entra o permanece en EEUU deba mantenerse a sí mismo y no depender de ayudas sociales”, señala la Casa Blanca en un comunicado.

Para el Comité Nacional Demócrata, “lo único que Trump quiere hacer es atacar a las comunidades latinas e inmigrantes”. 

“El apetito de crueldad de esta administración es insaciable, y esta nueva regla es la más reciente intensificación de su agenda antinmigrante”, dijeron los demócratas en un comunicado.

Pero según el Gobierno estadounidense, el presidente “Trump está reforzando una ley ya existente para evitar que los extranjeros dependan de los programas de ayudas sociales”.

 
El gobierno de Trump defiende una línea dura contra la inmigración irregular y uno de los ejes de su mandato ha sido el proyecto de construir un muro en la frontera con México, una iniciativa que lo llevó a una dura pugna con el Congreso. 

“Una gran cantidad de personas que no son ciudadanas y sus familias se aprovechan de un sistema de ayudas generoso, con recursos limitados que de otra forma podrían ir hacia estadounidenses vulnerables”, destaca el comunicado oficial.

Según el Gobierno, en la mitad de los hogares donde todos sus miembros son extranjeros al menos una persona utiliza Medicaid y un 78% de los hogares liderados por un migrante sin estudios universitarios emplea al menos un programa de asistencia. El endurecimiento de las reglas sobre las “cargas para la sociedad” comenzó en 2018, como parte del plan de Trump para frenar la inmigración.


La ONG dedicada a proteger migrantes Centro Nacional de Derecho de Inmigración (NILC) anunció que denunciará en los tribunales la nueva norma.

 

11
6