Persiste protesta en aeropuerto de Hong Kong; la Policía reprime

Los manifestantes levantaron barricadas con las maletas y los vuelos volvieron a suspenderse. El Gobierno advirtió que violencia llevará a un camino sin retorno.
miércoles, 14 de agosto de 2019 · 00:04

AFP / Hong Kong

El aeropuerto de Hong Kong vivió ayer  una segunda jornada de caos con la suspensión o anulación de cientos de vuelos debido a las manifestaciones pro-democracia, que -según el Gobierno- han llevado a la ciudad a un “camino sin retorno”.

Por la noche, la  Policía empleó gas pimienta contra manifestantes mientras escoltaba desde el aeropuerto a un hombre que fue evacuado en ambulancia, y que según los activistas era un uniformado infiltrado. 

El furgón de los agentes se vio bloqueado por cientos de manifestantes radicales, lo que llevó a la Policía a despejar la calle usando gas pimienta y arrestando  a al menos dos personas, según un periodista de la AFP.  Poco después, otro hombre fue evacuado en ambulancia, luego  de que un pequeño grupo le propinara una paliza y lo acusara de ser un espía. El Global Times, un diario oficial chino, indicó que se trataba de uno de sus reporteros. 

La excolonia británica atraviesa su crisis política más grave desde  1997.  Los manifestantes rechazan   un proyecto de ley que autoriza las extradiciones hacia China, y  denuncian un retroceso en las libertades y una injerencia del gigante asiático.

En el quinto día de una movilización sin precedentes en el octavo aeropuerto mundial, los manifestantes endurecieron la protesta con el bloqueo de los pasillos que conducen a las zonas de embarque de las dos terminales. Las autoridades aeroportuarias decidieron anular todos los registros.

Los movilizados levantaron barricadas con carros para maletas y bloquearon los accesos a las zonas de seguridad 

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo  que la situación en Hong Kong es “muy difícil”, pero que esperaba que el conflicto  se pueda resolver de forma “pacífica”, sin que nadie sea “asesinado”. 

 Los servicios de inteligencia estadounidenses informaron de un despliegue del Ejército chino “en la frontera con Hong Kong”, tuiteó el mandatario, instando a “todo el mundo” a guardar la “calma”.

 La jefa de gobierno de Hong Kong -que es designada por Pekín-, Carrie Lam, alertó nuevamente este martes sobre las peligrosas consecuencias para la ciudad, una de las capitales mundiales de las finanzas. “La violencia, ya sea su uso o su justificación, llevará a Hong Kong por un camino sin retorno y hundirá a la sociedad de Hong Kong en una situación muy preocupante y peligrosa”, aseguró.

“La situación en Hong Kong la semana pasada me hizo temer que hayamos llegado a esta peligrosa situación”, añadió.

Los más adorables

  • Apoyo “Esos manifestantes son las personas más adorables del mundo”, sonrió Pete Knox, de 65 años, quien realiza una vuelta al mundo de 10 meses con su bicicleta. Debe viajar a Ho Chi Minh pero no está seguro que su avión vuele. 
  • Comprensión Tibor, un agente inmobiliario a quien le anularon su vuelo la víspera, dice comprender totalmente ese movimiento “porque es molesto vivir en una sociedad cuyo Gobierno no dialoga con su pueblo”.

Bachelet pide investigar uso ilegal de armas antidisturbios

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó  su preocupación por la represión de las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong y reclamó una “investigación imparcial” sobre la reacción de las fuerzas del orden.

Bachelet “condena cualquier forma de violencia [...] y exige a las autoridades hongkonesas abrir una investigación rápida, independiente e imparcial” sobre el comportamiento de las fuerzas de seguridad, indicó su portavoz Rupert Colville en una rueda de prensa en Ginebra.

La expresidenta de Chile recuerda que el derecho a la libertad de expresión y a la concentración pacífica, así como el derecho a participar en los asuntos públicos, están reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Ley Fundamental que rige Hong Kong.

Pero señala que su oficina cuenta con “pruebas creíbles que muestran que agentes de las fuerzas del orden hicieron uso de sus armas de una manera prohibida por las normas internacionales”. La Alta Comisionada cita especialmente disparos de granadas lacrimógenas “en zonas pobladas y limitadas, directamente contra manifestantes [...] con el riesgo considerable de matar o de herir gravemente”.

“La Oficina pide expresamente a las autoridades de Hong Kong investigar inmediatamente estos incidentes [...] y actuar con moderación para que los derechos de los que expresan sus opiniones pacíficamente sean respetados y protegidos”, indicó el portavoz.

Una enérgica intervención de China para sofocar las protestas  en Hong Kong sería “una catástrofe”, advirtió  Chris Patten, el último gobernador británico de la región semiautónoma. (AFP)

 

Otras Noticias