Las frases de Bolsonaro que irritaron y desataron polémica

Expresiones como “soy el capitán motosierra”, “en Brasil no hay hambre” o “un día sí, un día no” pusieron al mandatario en el centro de las críticas.
lunes, 19 de agosto de 2019 · 00:04

AFP / Brasilia

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, propuso el pasado 9 de agosto  “hacer caca día sí, día no”, como receta milagrosa para preservar el medioambiente. En las últimas semanas con esta frase y otras muy polémicas, el mandatario ocupa desde hace tres semanas los titulares en Brasil.

Sus  declaraciones  cuestionan datos o conclusiones de organismos oficiales en temas de deforestación o de derechos humanos. Estas son algunas de las frases que generaron mayores críticas e incluso algún malestar entre sus aliados.

La frase llena de sarcasmo del pasado 9 de agosto fue vertida en respuesta  a la pregunta de un periodista sobre la posibilidad de conciliar “el crecimiento económico y la preservación del medioambiente”, teniendo en cuenta el desafío de alimentar a la creciente población mundial.

“Basta con comer un poco menos. Me estás hablando de una contaminación ambiental. Sólo con hacer caca día sí, día no, mejoraremos bastante nuestra vida”, ironizó a la salida de la residencia presidencial en Brasilia.

El mandatario cuestionó las cifras de  deforestación. 
Foto: AFP

Planificación, deforestación

“El mundo crece 70 millones (de habitantes) por año, necesita una política de planificación”, prosiguió Bolsonaro el 9 de agosto, aclarando que no se refería a un “control de la natalidad”, un concepto contra el cual batallan muchas de las Iglesias cristianas que lo apoyan.

Bolsonaro cuestionó en las últimas semanas las cifras oficiales que revelan un fuerte aumento de la deforestación en la selva amazónica en los últimos meses (más de 90% en junio y más de 278% en julio en comparación con los mismos meses del año pasado). 

El lunes 5 de agosto tachó de “malos brasileños” a quienes “se atreven a hacer campaña con números mentirosos” contra la Amazonia brasileña.

El martes, ante líderes empresariales, el excapitán del Ejército bromeó sobre la percepción que se tiene de él en el extranjero. “Fuera de Brasil, soy el capitán motosierra”, manifestó.

El 19 de julio en un desayuno con corresponsales extranjeros  declaró “Con toda la devastación que ustedes nos acusan de estar haciendo y de haber hecho en el pasado, la Amazonia ya se hubiese extinguido”.

“Nuestra sensación es que eso no coincide con la verdad. Hasta parece que (el presidente del INPE) está al servicio de alguna ONG”, agregó.

El mandatario destituyó el 2 de agosto  al director del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE), quien  publica los datos de deforestación sobre la base de observaciones de satélites.

El 27 de julio aseguró que  la cuestión ambiental “sólo le importa a los veganos que comen solamente vegetales” .

Mujeres indígenas marcharon contra políticas de Bolsonaro. 
Foto: AFP

Hambre y derechos humanos

“Decir que se pasa hambre en Brasil es un discurso populista para tratar de ganar simpatía popular, nada más que eso”. En Brasil “uno no ve gente pobre en las calles con un físico esquelético como en otros países”, sostuvo  el 19 de julio. Ante las críticas, esa misma tarde declaró: “El brasileño come mal. Algunos pasan hambre. Ahora, es inaceptable en un país tan rico como el nuestro, con tierras cultivables, agua en abundancia”.

El 29 de julio sobre Fernando Santa Cruz, padre del actual presidente del Colegio de Abogados de Brasil, OAB, desaparecido durante la dictadura, manifestó:  “Un día, si el presidente de la OAB quiere saber cómo su papá desapareció en el período militar, le cuento. No va a querer oír la verdad”. Luego  afirmó que Santa Cruz había sido asesinado en un ajuste de cuentas interno del grupo de izquierda en el que militaba.

Al día siguiente remató: “¿Usted le cree a la Comisión de la Verdad?” al referirse sobre uno de los organismos oficiales que investigó muertes y desapariciones durante la dictadura.

“He visto escenas de horrores en la cárcel de Pará, pero también vi escenas macabras practicadas por los que murieron contra personas humildes e indefensas. Fuera de las cárceles también hay una guerra, en la cual prácticamente sólo un lado está armado”, reaccionó el 30 de julio  tras la matanza de 58 presos en la cárcel de Altamira.

El 17 de ese mes criticó el financiamiento estatal a la entidad reguladora  Ancine. “No puedo admitir que con dinero público se hagan películas como Bruna Surfistinha. No puede ser. No estamos contra tal o cual opción, no podemos permitir el activismo, por respeto a las familias”. La película narra la historia de una célebre prostituta.

Otras  reacciones

Ataque “Tramposo, tramposo. Para evitar el problema se casa con otro embaucador y adopta niños en Brasil. Ese es el problema que tenemos. No se irá. Quizás vaya preso en Brasil, pero no será expulsado”, declaró Bolsonaro el  27 de julio al referirse  al periodista estadounidense Glenn  Grenwald, cofundador de The Intercept Brasil, quien desde junio revela conversaciones hackeadas del ministro de Justicia Sergio Moro y de fiscales de la operación anticorrupción (caso Lava Jato).

Cooperación El presidente brasileño atacó el  jueves a Noruega tras el bloqueo de fondos destinados a la Amazonia y argumentó que el país escandinavo no “tiene moral para dar ejemplo” porque allí “matan ballenas”. Acusó a los países extranjeros que “hacen campaña contra Brasil” de estar interesados en la riqueza del país.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

2
29

Otras Noticias