Incendios forestales golpean la Amazonia en tres países

El fuego en el pulmón del planeta afectó a 68 áreas protegidas y el Pantanal paraguayo fue arrasado en unas 20.000 hectáreas. Se destruyó la fauna y flora.
jueves, 22 de agosto de 2019 · 00:04

EFE, AFP / Río de Janeiro

La Amazonia brasileña está en llamas y el fuego ha arrasado también el Pantanal paraguayo y la Chiquitania en Bolivia, sin que las llamas puedan ser controladas.

Brasil registró entre enero y las tres primeras semanas de agosto 71.497 focos de incendio, el mayor número para el período en los últimos siete años, y poco más de la mitad de los cuales se reportaron en la Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, según los datos divulgados por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite. El número de focos de fuego en lo que va de este año es en un 83% superior al del mismo período de 2018.

De acuerdo con  los cálculos del organismo, de los focos de incendio registrados hasta el 18 de agosto, 38.228, es decir el 52,5 %, fueron detectados en estados de la Amazonia.

El 30,1% de los focos (21.942) se registró en el Cerrado, como es conocida la sabana brasileña y que cerca la Amazonia, y el 10,9% (7.943) en el Bosque Atlántico, la región boscosa que bordea la mayor parte del litoral del país.

El estado más afectado, con 13.641 focos, es el de Mato Grosso, que se extiende por gran parte de la Amazonia.

La extensión de los incendios en la región ha obligado a algunos estados amazónicos, como Amazonas y Acre, a declarar situación de emergencia o alerta ambiental debido a que la humareda multiplica las enfermedades respiratorias y afecta hasta el tránsito aéreo.

El  lunes parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como Sao Paulo, la mayor ciudad del país, fueron afectados por la extensión de una intensa humareda procedente de los incendios y que prácticamente acortó el día debido al oscurecimiento prematuro. 

De acuerdo con el INPE, los focos de incendio tan sólo en la última semana han afectado 68 áreas protegidas por ser reservas ambientales o indígenas principalmente en la Amazonia. El Parque Nacional de la Chapada dos Guimarães, en Mato Grosso, ya perdió el 12% de su vegetación, mientras que la cobertura vegetal en la Reserva Indígena Parque do Araguaia, igualmente en el estado amazónico de Tocantins, ha sido diezmada por el fuego.

La ONG Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía (Ipam)  asoció el crecimiento de los focos de fuego a la deforestación promovida por hacendados. “El número de focos de calor registrado en la Amazonia ya es en un 60% superior al de los últimos tres años y ese pico tiene relación con la deforestación y no con una sequía más fuerte como podría suponerse”.
 

Críticas en las redes   a la falta de acción

  • Reacción Muchos mensajes en las redes denunciaron la escasa repercusión hasta ahora de la multiplicación de focos de incendio. “El pulmón del planeta desde hace 16 días se está incendiando y nos enteramos por redes porque los medios no hablan de ello”, escribió un usuario.
  • Causa Los incendios en la región amazónica se deben a las quemas provocadas para deforestar un terreno, con el objetivo de convertirlo en área de pastoreo, o para limpiar áreas ya deforestadas.
  • Tarea WWF-Brasil lamentó “la nueva tentativa de  Jair Bolsonaro de desviar el debate legítimo de la sociedad civil sobre la necesidad de proteger la Amazonia y, de combatir, en consecuencia, la deforestación que origina los incendios desproporcionados que asuelan el país y comprometen la calidad del aire en varias regiones”. El Gobierno dice que fuertes vientos provocaron fuego.

Jair Bolsonaro insinúa que las ONG están detrás del fuego

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, insinuó ayer  que organizaciones no gubernamentales (ONG) pueden estar detrás de los incendios desatados en la Amazonia, que son los mayores registrados en los últimos años.

“Puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos oenegeros para llamar la atención contra mi persona, contra el Gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos”, declaró a periodistas Bolsonaro, cuyas agresivas políticas para la explotación comercial de la Amazonia han levantado polémicas. Para reforzar su tesis, Bolsonaro citó que su Gobierno ha “cortado el dinero público que iba para las ONG” que operan en la región amazónica, con proyectos “supuestamente” volcados al cuidado del ecosistema.

“De esa forma, ese personal está sintiendo la falta de dinero”, agregó el gobernante de ultraderecha, quien apuntó que ahora la tarea de las autoridades es determinar si los incendios en el mayor pulmón del planeta han sido provocados.

“El crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente” y establecer las responsabilidades “si es que las hubiera”, indicó Bolsonaro, quien insistió en que las ONG que operan en la Amazonia “representan intereses ajenos” a Brasil.

Según el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite, los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83 % a los del mismo período de 2018.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

3
25