Trece países en Sudamérica, en emergencia por los incendios

La ONU recomendó proteger la Amazonia. En medio de la crisis climática no se puede permitir más daño a una fuente de oxígeno y biodiversidad, advirtió.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 00:04

AFP  /Brasilia, El Salvador

Trece países de Suamérica están en alerta por los incendios forestales.  Brasil, Bolivia y Venezuela encabezan la lista con la mayor cantidad de focos de calor que principalmente han arrasado con la Amazonia.

Datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) de Brasil,  hasta el 20 de agosto, revelan que en ese país existían 74.155 puntos de calor, en Venezuela 26.472, en Bolivia 16.531, Colombia 14.107, Argentina 12.133, entre los principales (observar gráfica), aunque el número crece cada día.

El 52,6% de los focos en Brasil se encuentran en la Amazonia, el 29,8% en la región de El Cerrado, el 10,9% en la Mata Atlántica y el 6,7% en el resto del país.

La Organización de Naciones Unidas (ONU)  urgió ayer  a “proteger  la Amazonia”, donde proliferan incendios forestales que pueden comprometer la lucha contra el calentamiento global, poco después de que el presidente Jair Bolsonaro denunciara una “psicosis ambiental” promovida por ONG contra los intereses de Brasil. 

“Estoy profundamente preocupado por los incendios en la Amazonia. En medio de la crisis climática mundial, no podemos permitirnos más daño a una gran fuente de oxígeno y biodiversidad. La Amazonia debe ser protegida”, tuiteó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Los focos de incendio crecen día a día en Brasil: entre enero y el 21 de agosto, el  INPE registró 75.336, un 84% más que en el mismo periodo de 2018. Ese número muestra un aumento de 2.493 focos respecto al lunes.

De acuerdo con especialistas, la multiplicación de los siniestros se da en un marco de avance rápido de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al mismo mes de 2018 (datos del INPE).

El Gobierno atribuye en cambio a la sequía el aumento de los focos de incendio “Esa psicosis ambiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medioambiente. Yo quiero salvar a Brasil”, declaró Bolsonaro, un escéptico del cambio climático, que preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas a actividades agropecuarias y a la minería.

Bolsonaro: “No soy un Nerón”

“No defiendo las quemas, porque siempre hubo y habrá quemas. Desgraciadamente eso ocurre en la Amazonia”, dijo Bolsonaro a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

“Pero acusarme de ser un capitán Nerón prendiendo fuego allí es una irresponsabilidad, es hacer campaña contra Brasil”, agregó el mandatario,  en referencia al emperador Nerón, a quien algunas tradiciones imputan el gran incendio de Roma en el siglo I. “Imagínense si el mundo empieza a imponer barreras comerciales: se caerá nuestro agronegocio, retrocederemos, la economía empeorará; la vida de ustedes, de los editores de diarios, de los dueños de televisiones, se complicará como la vida de todos los brasileños, de todos sin excepción.  La prensa está cometiendo un suicidio”, dijo. 

El poderoso sector del agronegocio, que dio un apoyo clave a Bolsonaro en las elecciones de 2018, empieza a manifestar preocupación por las consecuencias que podría tener un aislamiento de Brasil en temas ambientales. Gobernadores critican la reducción de recursos para la selva tropical de parte de Noruega y Alemania. 

 

Acciones y apoyo

  • Oferta  El Gobierno colombiano propuso a sus homólogos de Brasil, Bolivia, Ecuador y Perú realizar un “proyecto conjunto” de prevención frente a la catástrofe ambiental que se genera actualmente en la región amazónica brasileña por cuenta de numerosos incendios.
  • Cooperación El Gobierno de Chile confirmó  el ofrecimiento de ayuda a Brasil y Bolivia para luchar contra los incendios que asolan desde hace más de dos semanas la selva del Amazonas.  Venezuela expresó su preocupación por la tragedia y ofreció su colaboración.
     

Apuntan   a la retórica de Bolsonaro por daño a la selva

Las llamas continúan devorando la selva amazónica en medio de una creciente indignación popular, una tragedia que las organizaciones ecologistas achacan a la “retórica antiambiental” del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

 Más de medio centenar de organizaciones no gubernamentales cerraron filas y respondieron al ataque del mandatario  quien ayer  volvió a insinuar que las ONG podrían estar detrás de los incendios provocados en la Amazonia, aunque admitió que son “sospechas” sin pruebas.

“Es una declaración absolutamente frívola e irresponsable que tiene un objetivo muy claro: desviar la atención de lo que realmente importa” a la hora de tomar medidas que reduzcan la deforestación, dijo a EFE Raúl do Valle, director de Justicia Socio-ambiental de WWF Brasil.

Amazon Watch vinculó la devastación de los bosques al discurso “antiambiental” de Bolsonaro. “Los agricultores y los ganaderos entienden el mensaje del Presidente como una licencia para provocar incendios intencionados con total impunidad, con el fin de expandir fuertemente sus operaciones en la selva”, precisó.

  El secretario general de Amnistía Internacional (AI), Kumi Naidoo,  acusó al Gobierno brasileño de alimentar los incendios en la selva amazónica con sus “desastrosas políticas”. “En lugar de difundir mentiras escandalosas o negar la magnitud de la deforestación que está teniendo lugar, instamos al Presidente a tomar medidas inmediatas para detener el progreso de estos incendios”, subrayó AI.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
22