El humo de la selva amazónica llega hasta el norte argentino

Porto Velho, capital del Estado de Rondonia, amaneció ayer cubierta de humareda en Brasil. La atención a menores con problemas respiratorios se triplicó.
sábado, 24 de agosto de 2019 · 00:04

 EFE / Buenos Aires y Rondonia

El humo de los incendios forestales que desde hace días azotan a la Amazonia llegó a varias provincias del norte de Argentina, donde también se están produciendo quemas, informó  una portavoz del Servicio Meteorológico (SMN) del país austral.

“El humo es una combinación. Puede haber algo del incendio grande del norte de Brasil pero también es de los incendios de Bolivia, Paraguay y del norte de Argentina”, destacó la portavoz del SMN Cindy Fernández.

Debido a la presencia de vientos provenientes del norte, la cortina de humo continuará desplazándose hacia el sur y en los próximos días podría llegar a Buenos Aires y la zona centro del país, aunque desde el SMN ven poco probable que se propague más al sur, donde predominan los vientos de componente oeste. “El viento norte va a continuar a lo largo de todo el fin de semana y también comienzos de la semana que viene, con lo cual es esperable que haya algunos periodos donde quizás el humo sea mucho más perceptible que otras veces pero presencia del humo va a seguir habiendo”, agregó.

Además, se mantendrán las condiciones anticiclónicas en las próximas fechas y es poco probable la presencia de precipitaciones que puedan ayudar a extinguir los fuegos, aunque hay posibilidades de que a lo largo del fin de semana haya alguna lluvia de poca intensidad en el norte argentino.

En las provincias norteñas de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones se han registrado incendios en los últimos días de mucha menor magnitud que los que asolan la zona amazónica y para los que Argentina ha comunicado que prestará su ayuda.

Problemas en Amazonia

Porto Velho, la capital del estado brasileño de Rondonia (norte) y una de las principales urbes de la Amazonia, amaneció ayer cubierta por el humo provocado por los grandes incendios que devastan parte de la selva.

A pesar de que la población de Porto Velho está acostumbrada al humo originado por los incendios en esta época del año, causados por la fuerte sequía y las altas temperaturas, esta vez la intensidad de los mismos se ha sentido con más fuerza.

En la última semana, según el hospital público infantil Cosme e Damiao, la atención a menores con problemas respiratorios se triplicó y alcanzó 380 casos.

Ni bien se llega al aeropuerto internacional Governador Jorge Teixeira de Oliveira, desde el que han sido desviados algunos vuelos  los últimos días, se comienza a sentir el olor a humo.

 La Policía  alertó sobre redoblar la precaución en la carretera federal, que comunica a  Rondonia con el esto del país. 

Según el  Sistema de Protección de la Amazonia,  desde hacía dos meses no llovía en la región y la precipitación del lunes no fue suficiente para calmar el fuego.

Trump ofrece apoyo a Brasil

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció  que ha ofrecido a su homólogo brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ayuda para combatir los incendios en la Amazonia. 

“Acabo de hablar con el presidente Jair Bolsonaro”, escribió Trump en su cuenta de la red Twitter, enfatizando sus buenas relaciones con el gobernante sudamericano y las perspectivas comerciales futuras. “Le dije que si Estados Unidos puede ayudar con los incendios en la selva de la Amazonia, ¡estamos listos para hacerlo!”, agregó.

 Bolsonaro autorizó ayer el uso de las Fuerzas Armadas para combatir los incendios en la Amazonia, incluso dentro de tierras indígenas.

La medida, vía decreto, autoriza desde el sábado y durante un mes el uso de tropas “para acciones preventivas y represivas contra delitos ambientales” y en “la identificación y el combate a focos de incendio” en la Amazonia, a condición de que “sea solicitado por el Gobernador” del estado concernido.

Se trata de la primera medida adoptada por el mandatario en respuesta a la presión internacional por el alarmante aumento de los incendios y las preocupaciones del agronegocio que podría sufrir las consecuencias de la inacción gubernamental. El decreto autoriza la actuación de las Fuerzas Armadas en tierras indígenas, áreas de frontera y de conservación ambiental.

El ministro de Defensa, Fernando Azevedo, “definirá la distribución de los medios disponibles y los comandos que serán responsables de la operación”, agrega el texto.

En un principio, el Gobierno brasileño atribuyó los incendios a la temporada seca y Bolsonaro insinuó que las ONG serían responsables de propagarlos, lo que desató una oleada de críticas.