Trump condena supremacismo blanco y pide pena de muerte

El expresidente de EEUU Barack Obama pidió rechazar la retórica de todo líder que aliente un “clima de miedo” y normalice los “sentimientos racistas”.
martes, 06 de agosto de 2019 · 00:04

AFP /  Washington

El presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, condenó ayer  la ideología racista del supremacismo blanco, sospechosa de causar uno de los dos tiroteos masivos que enlutan el país y pidió la pena de muerte para los responsables. Pero  evitó hablar de las armas de fuego y de las acusaciones sobre su retórica incendiaria.

Dos masacres el fin de semana, perpetradas por atacantes blancos en El Paso (Texas), en la frontera sur, y en Dayton (Ohio), en el noreste, dejaron 31 muertos y unos 50 heridos, según el último balance oficial. Autoridades de México dijeron que ocho de las víctimas son mexicanas.

En un mensaje televisado a la nación desde la Casa Blanca, Trump describió los tiroteos como un “crimen contra toda la humanidad”, y ofreció sus condolencias a México por los fallecidos en El Paso. 

“Nuestra nación debe condenar el racismo, el fanatismo y la supremacía blanca. (...) El odio no tiene lugar en Estados Unidos”, dijo, sin mencionar las acusaciones en su contra por alentar la división con un discurso tildado de racista.

 Clima de miedo

El expresidente   Barack Obama llamó  a rechazar la retórica de todo líder que aliente un “clima de miedo” y normalice “sentimientos racistas”, tras dos tiroteos en Texas y Ohio que dejaron 31 muertos, al menos ocho de ellos mexicanos.

“Deberíamos rechazar por completo el lenguaje que sale de la boca de cualquiera de nuestros líderes que alimente un clima de miedo y odio o normalice los sentimientos racistas”, dijo Obama en un comunicado publicado en las redes sociales.

No nombró específicamente al presidente Trump, quien tras las matanzas fue acusado de avivar las llamas de la intolerancia a través de su retórica antiinmigrante y tildada de racista con respecto a los negros y las minorías étnicas.  Pero Obama, primer negro en llegar a la Casa Blanca, destacó en su mensaje a los líderes que “demonizan a aquellos que no se parecen a nosotros, o sugieren que otras personas, incluidos los inmigrantes, amenazan nuestra forma de vida, o se refieren a otras personas como infrahumanas, o implican que EEUU  pertenece sólo a un cierto tipo de personas”.

El exmandatario también llamó a exigir cambios en la legislación con respecto a las armas.

Trump  prefirió denunciar “la glorificación de la violencia”, afirmando que internet ha radicalizado las “mentes perturbadas”, antes que referirse a la disponibilidad inmediata de armas de fuego como el principal problema detrás de la epidemia de violencia armada en EEUU.

Antes de su mensaje televisado, había tuiteado que debería considerarse una mayor verificación de antecedentes en el momento de la compra de armas y sugirió que cualquier reforma de la ley de armas debería estar vinculada a los cambios en las leyes de inmigración.

Trump dijo además que los culpables de matanzas deberían enfrentar la pena de muerte, que está prohibida en casi la mitad del país, y pidió que “esta pena capital se aplique de forma rápida, decisiva y sin años de retraso innecesario”.

 

 México asegura que fue un acto de terrorismo contra su gente

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que el tiroteo en la ciudad estadounidense El Paso, fronteriza con la mexicana Ciudad Juárez, “es un acto de terrorismo contra mexicanos”, tras confirmar la muerte de al menos ocho connacionales entre las 22 víctimas fatales reportadas.

Agregó que la Fiscalía General de México ya está preparando una carpeta de investigación sobre este caso, que será el primero de esta importancia en la historia del país sobre “terrorismo” contra mexicanos en EEUU. “Definitivamente vamos a presentar un caso en contra de la venta y distribución de armas como el arma de asalto que segó la vida de los ochos mexicanos y mexicanas”, aseguró Ebrard, sin descartar el pedido de extradición  del atacante. México ve “el racismo y la supremacía blanca como problemas serios en EEUU”, sostuvo  el Canciller.

La comunidad hispana pidió al presidente Donald Trump cesar su discurso antiinmigrante tras el tiroteo en la ciudad fronteriza de El Paso.

“Nuestra comunidad fue directamente atacada por esta persona que para nosotros fue influenciada por los comentarios xenofóbicos del presidente Trump”, dijo Sindy Benavides, directora de operaciones de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos. 

 Trump es criticado por sus ataques racistas. AFP y EFE.

Crítica a discurso

  • Condena El presidente de Lulac, Domingo García, consideró “absurdo” que Trump “diga que estas tragedias son el resultado de internet, videos y vagas fuerzas malvadas” e indicó que, en algún momento, “debe mirarse al espejo y reconocer su vergonzoso comportamiento”.
  • Odio Para el director de servicios de la organización latina y proinmigrante CASA, George Escobar, “no hay duda de que se puede trazar una línea directa desde la retórica odiosa y antiinmigrante que emana de la Administración Trump hacia este violento acto de terrorismo xenófobo”.
  • Racismo La directora de  Families Belong Together, Sandra Cordero, consideró que no se puede olvidar la retórica “llena de odio” del mandatario. 
     
1
11