El árbol más grande del Amazonas mide 88 metros y está a salvo de los incendios

"Es un gran descubrimiento y ahora tenemos el compromiso de preservar los mayores árboles de la Amazonía", agregó.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 09:20

Página Siete Digital/La Paz
El árbol "más grande" de la selva amazónica mide 88 metros, se encuentra en la espesura del norte de Brasil y está a salvo de los incendios que consumen esta zona del planeta, reveló una investigación realizada por científicos brasileños y británicos.
Este árbol gigantesco no está solo, sino que está rodeado de otros gigantes que pueden superar los 80 metros de altura, se lee en una nota de la BBC. 


Ubicado junto a un "santuario" de árboles gigantes en la frontera entre los estados de Pará y Amapá, el ejemplar de la especie Dinizia excelsa, conocido popularmente como Angelim rojo, tiene 5,5 metros de circunferencia, detalla la investigación difundida esta semana por la Secretaría de Estado de Ciencia y Tecnología de Amapá (Setec).


"Nos sorprendimos con la colosal altura que mostraron los escáneres", escribieron en un artículo en The Conversation los ecólogos Tobias Jackson, de la Universidad de Cambridge, y Sami Rifai, de la Universidad de Oxford, coautores de la investigación.
La especie es común en la región, pero sus ejemplares "generalmente llegan a 60 metros", comentó Eric Bastos, coordinador de la investigación realizada en agosto por científicos de la Universidad Federal de los Vales de Jequitinhonha (UFVJM) y de las británicas Cambridge y Swansea.


"Es un gran descubrimiento y ahora tenemos el compromiso de preservar los mayores árboles de la Amazonía", agregó.


Cápsulas de carbono
Cada Angelim rojo es capaz de retener la misma cantidad de carbono que una hectárea promedio de selva tropical. Eso quiere decir que puede almacenar hasta 40 toneladas de carbono, lo que equivale a lo que absorberían entre 300 y 500 árboles más pequeños.

Los ecólogos advierten que su investigación se enfocó en un área muy pequeña, así que podrían haber muchos otros árboles gigantes, incluso más altos que el que ahora tiene el récord.
Jackson y Rifai esperan que este tipo de investigaciones ayuden a entender mejor la estructura de la selva y su papel en el ciclo global de carbono.


"El hecho de que aún ocurran descubrimientos como este, demuestra todo lo que aún hay por aprender de este increíble y misterioso ecosistema", concluyen Jackson y Rifai.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

64
1

Otras Noticias