Conmoción por muerte de joven a manos de jugadores de rugby

La víctima de 19 años fue atacada por un grupo de 11 personas a la salida de una discoteca. Sufrió un fuerte “traumatismo de cráneo”. Familiares exigen justicia.
miércoles, 22 de enero de 2020 · 00:04

AFP y agencias / Buenos Aires

La muerte de un joven de 19 años a golpes presuntamente por parte de un grupo de jugadores de rugby en la ciudad bonaerense de Villa Gesell generó honda conmoción en Argentina.

El  lunes se siguió con pesar el entierro y se abrió un intenso debate sobre si reina la violencia en este deporte.

Fernando Báez Sosa, de 19 años, murió como consecuencia de un fuerte “traumatismo de cráneo”, según determinó  la autopsia difundida por fuentes judiciales a la agencia estatal Télam. El joven recibió golpes supuestamente por un grupo de jugadores de rugby a la salida de una discoteca en Villa Gesell.

La  localidad  ubicada sobre la costa atlántica a unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires es frecuentada en el verano austral por adolescentes y jóvenes.

Las cámaras de seguridad de la zona registraron la violenta golpiza que recibió Báez, pero 10 de los 11 jóvenes detenidos, que pertenecen al equipo de rugby de Arsenal Club de la localidad bonaerense de Zárate, se negaron a declarar ante la Fiscalía.

El undécimo imputado fue arrestado en Zárate, sospechoso de haberse fugado del balneario, y declaró el lunes ante la Justicia. “Lo mataron a golpes. Quiero que se haga justicia por mi hijo porque era un buen chico, era un chico decente, todos lo querían”, expresó entre lágrimas su madre, Graciela Báez, tras el entierro de los restos del joven en el cementerio del barrio de La Chacarita en Buenos Aires.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, consideró “una desgracia” la muerte del joven, en la que “el alcohol exacerba la violencia en un grupo de jóvenes, que por sobre todas las cosas tienen la particularidad de jugar al rugby”. La autoridad reconoció que la muerte pudo haberse evitado si las fuerzas de seguridad intervenían con rapidez, aunque señaló que “la realidad es que es un centro turístico donde el alcohol es constante en estos grupos”, por lo que propuso crear políticas de prevención para reducir el consumo.

Según el diario Clarín los imputados tienen entre 18 y 20 años y son de la ciudad bonaerense de Zárate y son  jóvenes de clase media. Algunos de ellos, acostumbrados a los viajes al exterior. 

Hay hijos de empresarios, médicos, docentes, e incluso, la madre de uno de ellos Máximo Pablo Thomsen es  una funcionaria municipal. Los hermanos Pertossi, Ciro (19) y Luciano (18), son hijos de una docente y de un jefe de la automotriz Toyota. También está detenido su primo, Lucas Fidel Pertossi (20).

En Zárate, Clarín conversó con un grupo de amigos que no dijeron sus nombres pero sí otras cosas. “Los Pertossi son quilomberos. Les gusta andar prepoteando: ya se filmaron haciendo maldades. Rompiendo una ventanilla, arrancando plantas”, contó uno de ellos. También fue de la partida Alejo Milanesi (20), hijo de una docente y de un profesor de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Mientras que Juan Pedro Guarino (19) es hijo de un médico. Los otros detenidos son Matías Franco Benicelli (20), Ayrton Michael Viollaz (20), Enzo Tomás Comelli (19) y Blas Cinalli (18).

La Unión Argentina de Rugby (UAR) repudió "los hechos de violencia física relacionados con jugadores de rugby" y se comprometió a crear un programa de concientización.”Lamentamos profundamente el fallecimiento de Fernando Báez Sosa”, expresó la entidad rectora del deporte en un comunicado, en términos que fueron repudiados en las redes sociales por no haber hecho referencia directa a que el joven fue asesinado.

La UAR señaló que el rugby “convive con el contacto físico desde muy temprana edad, pero siempre dentro de un claro reglamento” deportivo.

 

Fiscalía imputa a dos personas como coautoras del homicidio

La  fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputó a los rugbiers Máximo Thomsen y Ciro Pertossi como coautores del homicidio y a los otros nueve sospechosos de  participar del hecho, reportó Télam.

 Fuentes judiciales informaron a esa agencia que Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI),  acusó a Thomsen (de 20 años) y Pertossi (19) de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”, delito que prevé la pena de prisión perpetua.

Mientras que a los otros imputados los consideró “partícipes necesarios”.

Los 11 acusados, diez de ellos rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate, permanecían ayer alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria, dijeron los informantes. Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell, otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar, y Pablo Ventura (21), el último detenido en Zárate, se encontraba en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) gesellina.

Respecto de Ventura, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, aseguró que aún no fue incorporado a la causa el video que lo muestra en un restorán de Zárate en la noche previa al asesinato, con el cual la defensa intenta demostrar que no estaba en la ciudad balnearia el día del hecho.

El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó  dos días de duelo luego de un reclamo  realizado por vecinos y turistas que  se movilizaron para exigir justicia.

 

1
19

Otras Noticias