Argentina: piden a obreros que no exijan salarios desmedidos

Cada sector deberá negociar por separado un aumento. El Gobierno congeló los precios de transporte público en Buenos Aires; la leche no subirá.
viernes, 03 de enero de 2020 · 00:04

AFP y EFE / Buenos Aires

El presidente de Argentina Alberto Fernández pidió a los trabajadores que no hagan “pedidos desmedidos” tras acordar con los empresarios una estrategia para impulsar la industria y el empleo.

Para remediar la peor crisis económica de Argentina en los últimos 17 años, Fernández impulsó un paquete de medidas económicas e impositivas de emergencia, y la semana pasada firmó un inédito acuerdo con empresarios, sindicatos y líderes sociales para revisar los salarios y precios al consumidor.

Quiero “pedirles a los que trabajan que tengamos en cuenta la situación, tampoco hagamos pedidos desmedidos porque eso repercute sobre el resultado de la economía”, dijo el mandatario de centro-izquierda en entrevista con Radio 10. Estamos “tratando de garantizar un aumento mínimo”, recalcó Fernández, al asegurar que esta misma semana se conocería la cifra.

Por su parte, Carlos Acuña, secretario general de la Confederación General del Trabajo, dijo que cada sector deberá negociar por separado su aumento, ya que “no todos están en las mismas condiciones económicas”, según declaraciones recogidas por el periódico digital El Destape.

Por otro lado, Fernández también ha presionado a las empresas para no aumentar los precios, argumentando que tienden “a construir precios e inflación solamente con expectativas” económicas negativas.

“En Argentina la demanda cae estrepitosamente y los precios suben. Hay algo que está mal”, subrayó el presidente.

Así, los productores y comerciantes de alimentos acordaron absorber buena parte del 21% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la canasta básica.

El precio de la leche no aumentará, mientras que el resto de los alimentos tendrá “un aumento promedio de entre el 7% y el 10%”, dijo Fernández.

Los precios de las gasolinas se congelaron, mientras el gobierno busca que sectores de exportación como el campo, la minería y el petróleo paguen más impuestos. Argentina atraviesa una recesión económica desde el segundo trimestre de 2018 con una inflación de 48,3% a noviembre y una depreciación de la moneda de 38% en ese lapso.

Además amasa de una deuda de unos 335.000 millones de dólares.”Es la primera vez que empresarios, trabajadores y Estado se unen para decirle a los acreedores: nosotros creemos que la fórmula para pagar no pasa por seguir ajustando la economía argentina, sino que Argentina debe primero crecer para después afrontar sus obligaciones”, aseguró Fernández.

El Gobierno también congeló las tarifas de los transportes públicos de Buenos Aires y su zona colindante durante 120 días

En la medida, que se hace efectiva en Buenos Aires y su densa área metropolitana tras un acuerdo entre Administraciones estatal, local y provincial.

Cerca de 15 millones de personas, según el Gobierno, estarán alcanzadas por el congelamiento de precios en los boletos de autobuses urbanos, trenes y el Subte (metro) de Buenos Aires.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero  dio detalles sobre la negociación que el Gobierno lleva a cabo para otorgar un aumento a los trabajadores. “No sería un bono, lo que se está pensando es en generar aumentos de suma fija en los sectores, en el sector privado y en el sector público, y que vaya a cuenta de (sobre) futuros aumentos”, aseguró.
 

El Banco Central presta al Gobierno 1.326 millones de dólares

El nuevo Gobierno argentino dispuso  la emisión de Letras del Tesoro por más de 1.326 millones de dólares que serán suscriptas por el Banco Central, a diez años de plazo, y tendrán como destino el pago de la deuda pública del país, inmerso en una grave crisis económica.

 Una resolución de las secretarías de Finanzas y Hacienda   dispone la emisión de Letras del Tesoro  por    1.326.575.829 dólares a ser suscriptas por el Banco Central que devengará intereses “en función de la tasa de interés que devenguen las reservas internacionales del BCRA para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual”.

La decisión del Poder Ejecutivo se fundamenta en la nueva ley de “solidaridad social y reactivación productiva”, que autoriza al Gobierno a utilizar hasta 4.571 millones de dólares de las reservas del Banco Central argentino para pagar compromisos de deuda.  “Se considera pertinente la cancelación de los servicios de deudas denominadas en moneda extranjera, mediante la utilización de reservas en el marco de lo establecido en el Título IX de la citada ley. (EFE)