Merkel visitará Rusia el 11 de enero para debatir sobre Oriente Medio y Ucrania

La canciller de Alemania, Angela Merkel acudirá a la invitación del presidente ruso Vladimir Putin
lunes, 06 de enero de 2020 · 18:21

EFE / Moscú 

La canciller de Alemania, Angela Merkel, visitará Rusia el próximo sábado 11 de enero por invitación del presidente ruso, Vladímir Putin, para debatir las tensiones en Oriente Medio y el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, según informó hoy el Kremlin.

"Durante las conversaciones se prevé debatir temas de la actualidad internacional, incluyendo la situación en Siria, Libia, el incremento de las tensiones en Oriente Medio a consecuencia del ataque estadounidense contra el aeropuerto de Bagdad el pasado 3 de enero", indicó el servicio del prensa de la Presidencia rusa.

El ataque de Estados Unidos causó la muerte del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), general Qasem Soleimaní, hecho que desencadenó una escalada de la tensión en la región, ya que Irán promete venganza.

Por su parte, Washington advirtió de que habrá "todo tipo de respuestas" ante cualquier acción de Teherán.

El Kremlin informó además que durante la reunión de Merkel y Putin también se analizará el cumplimiento de los acuerdos de Minsk de 2015 y los alcanzados por el formato de Normandía el pasado 9 de diciembre en París.

Durante la cita en la capital francesa, además del esperado "cara a cara" entre Putin y su homólogo ucraniano Vladímir Zelenski, se llegaron a varios acuerdos.

Los dos puntos más concretos fueron el compromiso de trabajar para que un alto el fuego "total" sea efectivo para final de año y para que en esa misma fecha se haya dado un intercambio completo de los respectivos prisioneros.

Asimismo, instaron a poner en marcha en los próximos cuatro meses las condiciones de seguridad y políticas para que pueda haber elecciones locales en el Donbás y se citaron de nuevo para entonces con el objetivo de revisar la aplicación de ese plan.

No se pusieron de acuerdo sobre el control de la frontera ruso-ucraniana, que Kiev quiere para antes de esos comicios y Moscú después, según lo establecido en Minsk, pero sí a la hora de esperar, para marzo de 2020, una retirada de fuerzas armadas y equipamiento militar en tres zonas de repliegue adicionales.