¿Quién es Pedro Sánchez? El presidente del gobierno español

El economista de 47 años se destaca por su tenacidad y su disposición al riesgo que convirtieron su carrera política en una montaña rusa.
martes, 07 de enero de 2020 · 10:49

AFP / España

Reelegido como presidente del gobierno español, el dirigente socialista Pedro Sánchez destaca por su tenacidad y su disposición al riesgo que convirtieron su carrera política en una montaña rusa.

La partida no empezó bien para este economista de 47 años: lejos de reforzarlo como esperaba, la repetición electoral de noviembre le hizo perder escaños a su PSOE (de 123 a 120), obligándolo a pactar con múltiples fuerzas para poder mantener el poder.

Pero la difícil ecuación no fue sino un obstáculo más a superar en la tormentosa carrera política de este dirigente alto y esbelto, jugador de baloncesto en su juventud, que en 2014 pasó de ser un joven diputado desconocido a dirigir el partido más antiguo de España.

En sólo 48 horas después de las elecciones firmó un preacuerdo de coalición con la izquierda radical de Podemos, cuando pocos meses antes decía que no podría dormir tranquilo en caso de compartir gobierno con ellos.

Y después negoció la abstención del partido separatista catalán ERC, contra los que también había elevado el tono en los últimos meses después de que éstos precipitaran la convocatoria de las elecciones anticipadas de abril.

Su principal opositor, Pablo Casado, del conservador Partido Popular (PP), le recriminó en el debate sus cambios de posición, atribuyéndolos a "un sociópata interés personal".

"Pedro Sánchez, el de los mil rostros", bromeó la diputada separatista catalana Laura Borràs.

"Ideología "flexible"

"Ideológicamente es muy flexible", y "eso le da mucha ventaja", comenta a la AFP José Ignacio Torreblanca, director de la oficina madrileña del think tank europeo ECFR.

"Es un jugador duro, temerario a veces, y muy arriesgado, que desborda muy fácilmente a los demás con este tipo de giros y propuestas", añade.

Autor de un libro titulado "Manual de resistencia", su empeño hasta alcanzar el poder en junio de 2018 fue una carrera de fondo en la que en varias ocasiones se le dio por muerto.

En 2014, Pedro Sánchez, por entonces un político casi desconocido que había sido concejal municipal en Madrid y diputado, hizo historia al ser el primer líder del PSOE elegido directamente por la militancia.

En 2015 y 2016 cosechó sucesivamente los peores resultados del partido en su era moderna, tras los que fue despojado del liderazgo por una rebelión interna. 

Seis meses después estaba de vuelta, tras ganar unas primarias en las que recorrió España con su coche.

Y en junio de 2018 volvió a hacer historia: con el apoyo de Podemos y nacionalistas catalanes y vascos, lideró la primera moción de censura exitosa en democracia contra el conservador Mariano Rajoy, hundido por un escándalo de corrupción en su partido.

En el poder causó sensación con un gabinete de 11 mujeres y seis hombres, el aumento del salario mínimo en un 22% y la exhumación del dictador Francisco Franco de su monumental mausoleo cerca de Madrid.

Pero la frágil mayoría de la moción de censura implosionó en febrero de 2019, obligándolo a convocar elecciones en abril. 

Por primera vez las ganó pero las reticencias con Podemos hicieron fracasar su investidura y llevaron el país nuevamente a las urnas.

Durante su estancia en el gobierno recibió virulentos ataques de la derecha, especialmente por su acercamiento al independentismo catalán tras el fallido intento de secesión vivido en 2017 en esta región.

"Traidor", "mentiroso", "patético" o "villano de cómic" fueron algunos de los improperios recibidos durante el debate en los turnos de la oposición.

Nacido el 29 de febrero de 1972, Sánchez creció en una familia acomodada, hijo de un empresario y una funcionaria. Con 1,90 metros de altura, jugó al baloncesto y estudió economía antes de obtener un máster en economía política en la Universidad Libre de Bruselas.

Pero entre la canasta y la política se decantó por la segunda. Con 21 años se afilió al partido socialista (PSOE), con el que comenzó como consejero municipal en Madrid (2004-2009) y siguió como diputado en el Congreso.

Casado y padre de dos hijas adolescentes, Sánchez domina el inglés, al contrario de la mayoría de dirigentes políticos del país lo que le ha permitido desenvolverse con fluidez en cumbres europeas e internacionales.

49
51