Sánchez, ungido presidente del Gobierno tras ajustada votación

Pablo Iglesias, líder de la agrupación de izquierda Podemos, ocupará una de las vicepresidencias. Promete un alza impositiva a los más ricos y otras medidas.
miércoles, 08 de enero de 2020 · 00:04

AFP / Madrid

El dirigente socialista Pedro Sánchez fue investido  como presidente de un inédito Gobierno de coalición con la izquierda radical de Podemos, tras una ajustadísima votación en el Congreso de los Diputados que pone fin a meses de parálisis política en España.

Tras un bronco debate que augura una legislatura turbulenta, Sánchez, de 47 años, recibió 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, una diferencia mínima pero suficiente para imponerse en esta segunda vuelta.

El resultado, que abre paso al primer Gobierno de coalición en España desde el fin de la dictadura de Francisco Franco en 1975, fue recibido con sonoros aplausos por la bancada socialista. Los diputados de Podemos, formación heredera del movimiento antiausteridad de los “indignados” que entrará por primera vez al ejecutivo, estallaron en gritos de “Sí se puede”. Su líder, Pablo Iglesias, lloró.

“España abre un tiempo para reivindicar el diálogo y la política útil. Un gobierno para todas y todos que amplíe derechos, restaure la convivencia y defienda la justicia social”, se congratuló Sánchez en Twitter.

Llegado al poder a mediados de 2018 mediante una moción de censura que desbancó al conservador Mariano Rajoy, Sánchez perdió un primer voto de confianza el domingo en la Cámara Baja, al carecer de una mayoría absoluta de 176 de los 350 diputados. Criticado en duros términos por la oposición de derecha y extrema derecha, se impuso finalmente ayer, sostenido por el PSOE, Podemos, los nacionalistas vascos del PNV y otros pequeños partidos regionales.

En un Parlamento muy fragmentado, fue clave la abstención de la formación independentista Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), que significó un voto de confianza al PSOE aunque con “escepticismo”,  dijo la diputada Montse Bassa. “Personalmente me importa un comino la gobernabilidad de España”, afirmó la parlamentaria, pidiendo la libertad de los nueve líderes separatistas condenados en octubre a largas penas de prisión por el intento de secesión de Cataluña en 2017, entre ellos su hermana Dolors Bassa.

En el marco del acuerdo para que ERC permitiera la investidura de Sánchez, el gobierno central y el ejecutivo regional catalán, controlado por los independentistas, deben instalar en dos semanas “una mesa de diálogo” para “encauzar el conflicto político” en la rica región nororiental de 7,5 millones de habitantes.

El gobierno de coalición con Podemos, cuyo líder Pablo Iglesias ocupará una de las vicepresidencias, promete un giro a la izquierda con medidas como un alza impositiva a los más ricos, regulación de alquileres y la derogación parcial de una reforma liberal del mercado laboral.    

Su concreción pone fin a una parálisis iniciada con las elecciones legislativas de abril, que tuvieron que ser repetidas en noviembre al fracasar la formación de un gobierno, pero analistas dudan de que ponga punto final a una inestabilidad crónica instalada en España desde 2015 cuando voló en pedazos el bipartidismo del PSOE y el PP.

El gobierno minoritario de 155 diputados se verá obligado a negociar a múltiples bandos para sacar cada ley en un contexto de polarización. “El paisaje político sigue siendo complejo. El nuevo gobierno será minoritario, las tensiones en Cataluña pueden exacerbarse de nuevo”, señaló Steven Trypsteen, economista del banco ING. Para Javier Rivas, profesor de EAE Business School la desaceleración es otra traba.

Jeanine Añez  felicita a Sánchez y busca fortalecer las relaciones

La presidenta del Estado, Jeanine Añez, felicitó ayer al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tras su elección en el Congreso de los Diputados, y le manifestó su “disposición” de fortalecer relaciones entre ambos países tras las últimas tensiones diplomáticas.

“Felicitamos a @sanchezcastejon por su elección como presidente de Gobierno de España en el Parlamento español. Le deseo una excelente gestión por el bien de los españoles, estamos a disposición para el fortalecimiento de las relaciones entre nuestros países”, escribió en Twitter.

La felicitación de Añez llega tras las tensiones diplomáticas entre Bolivia y España a causa de un incidente en la residencia de la Embajada de México en La Paz, que derivó en la declaración de personas no gratas de la encargada de Negocios y un cónsul.

El exmandatario  Evo Morales felicitó al nuevo presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez,  y apostó por “seguir construyendo lazos de hermandad” entre Bolivia y el país europeo. (EFE)

La coalición tendrá una oposición que no dará tregua

El nuevo Ejecutivo, cuya composición Pedro Sánchez debe oficializar en breve y sostener un primer Consejo de Ministros el viernes, tiene asegurado la oposición sin tregua de la derecha y la extrema derecha.

El conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, que durante el debate de investidura prometió utilizar cualquier “recurso” contra el “gobierno Frankenstein”, acusó a Sánchez de ser un “Caballo de Troya para meter en el gobierno a quienes se han conjurado para destruir España tal y como la conocemos hasta ahora”.

“Sánchez quiere copresidir un gobierno ilegítimo porque de la mentira y el fraude brutal a los españoles solo puede nacer la ilegitimidad”, lanzó Santiago Abascal, jefe del partido de extrema derecha de Vox, convertida en tercera fuerza política.

Durante los debates para la envestidura de Sánchez, el conflicto diplomático con Bolivia saltó a la luz con severas  criticas de Casado como de Abascal.

Sánchez jurará hoy como jefe de Estado ante el rey Felipe VI.

La coalición debe ponerse a trabajar en lo inmediato en los Presupuestos Generales del Estado. Y también aprobar medidas prometidas como la subida paulatina del salario mínimo interprofesional. La nueva legislación que derogará de facto la reforma laboral del Partido Popular (PP) también llegará, previsiblemente, en breve, o al menos ésa es la idea. Pero todas estas medidas necesitan de ingentes esfuerzos en busca de los votos, porque   el margen que tiene el gobierno para hallar consensos y apoyo es estrecho. (AFP y EFE) 
 

 

 

4
8