Pandemia lleva a 41 de cada 100 argentinos a la pobreza

La pobreza llegó a 40,9% en el primer semestre y creció en 5,4 puntos respecto a 2019. Ingresos están por debajo del costo de alimentos.
jueves, 1 de octubre de 2020 · 00:04

EFE / Buenos Aires

La pobreza en Argentina volvió a crecer en el primer semestre del 2020 hasta alcanzar el 40,9% de la población, alrededor de 11,7 millones de personas, un avance motivado por el desplome de la actividad económica durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus.

Según los datos difundidos es por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la tasa de pobreza urbana registrada entre enero y junio estuvo 5,4 puntos porcentuales por encima de la del segundo semestre de 2019 y fue otros 5,5 puntos superior a la de la primera mitad del año pasado.

Por otra parte, el índice de indigencia (esto es, una persona que con sus ingresos no llega a cubrir una canasta básica de alimentos) se ubicó en el 10,5%, unas 3 millones de personas, lo que implica un avance de 2,5 puntos respecto del semestre anterior y de 2,8 puntos en la comparación interanual.

La pandemia irrumpió en Argentina apenas tres meses después de que el actual presidente, el peronista Alberto Fernández, asumiera las riendas del Ejecutivo con el principal propósito de acabar con la pobreza en el país suramericano, que atraviesa una recesión desde mediados del 2018 y está inmerso en una profunda espiral inflacionaria.

Con la llegada del coronavirus, el Gobierno optó por priorizar la salud y el 20 de marzo instauró una rígida cuarentena en todo el país, cuando Argentina apenas contaba con un centenar de contagios de coronavirus, unas restricciones que siguen más o menos vigentes hasta el día de hoy.

 El producto interior bruto (PIB) que se desplomó un 19,1% en el segundo trimestre y en un desempleo que trepó hasta el 13,1% en el mismo periodo.


El número de ciudadanos que recibe asistencia alimentaria también creció, pasando de 8 a 11 millones en los primeros meses de pandemia.

De acuerdo al informe del Indec, los ingresos de los hogares indigentes se encontraron en los primeros seis meses de 2020 un 41,6 % promedio por debajo del coste de la cesta alimentaria, mientras que los ingresos de los hogares pobres estuvieron un 41,2% por debajo de la canasta básica total. Respecto al semestre anterior, los valores de la canasta básica alimentaria y de la total aumentaron un 23,1 y un 19,2 %, respectivamente, muy por encima del crecimiento en el ingreso de los hogares.

La suma de ingreso total familiar aumentó un 11,0% con respecto al semestre anterior, por debajo de la suba de las canastas en el período en cuestión, lo que explica el aumento de la tasa de pobreza del conjunto de la población en el promedio del semestre, subrayó el  Indec.
 


 

 

 


   

Más de
4
1