OMS alerta sobre las secuelas de coronavirus en corazón y cerebro

No sólo inquietan las hospitalizaciones o las muertes, sino las consecuencias a largo plazo que se empieza a ver en individuos incluso con síntomas leves.
martes, 13 de octubre de 2020 · 00:04

EFE y AFP/  Ginebra

La directora técnica de la OMS para la Covid-19, Maria Van Kerkhove, señaló que ya no sólo son preocupantes los casos graves y las muertes por Covid-19 en el mundo, sino también los efectos secundarios de la enfermedad en pacientes que ya la han superado.

“No sólo nos inquietan los casos, las hospitalizaciones o las muertes, sino los impactos a largo plazo que empezamos a ver en individuos que incluso pasaron la enfermedad con síntomas leves”, señaló Van Kerkhove.

“Sólo ahora empezamos a ver estos efectos en corazón, cerebro, pulmones o salud mental”, añadió la experta para explicar por qué sigue siendo importante combatir el aumento de los contagios pese a que la mortalidad del coronavirus sea ahora relativamente baja, de sólo un 0,6%  de los casos.

Europa tiene actualmente tres veces más contagios diarios que en los meses de marzo y abril pero cuatro veces menos fallecidos, lo que según la experta estadounidense es resultado de que “se hacen más pruebas, se rastrea mejor y se encuentran antes los casos menos graves”.

Otra razón, explicó, es el hecho de que el virus haya cambiado el patrón de edad de las personas a las que afecta, ahora que los más jóvenes socializan más, mientras se ha conseguido prevenir brotes por ejemplo en las  residencias de ancianos, donde hubo una alta mortalidad al inicio de la  pandemia.

Mientras los casos suben rápidamente en Europa parecen descender lentamente en América, aunque el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, subrayó  que “hay tendencia a la baja, pero los números siguen aún muy altos en Brasil y otros países de la región”.

Añadió que el descenso “no significa que las cifras puedan repuntar, como se ha visto en otras regiones, a veces a un ritmo extremadamente rápido”.

Los expertos de la OMS fueron preguntados también por un reciente estudio de científicos australianos en el que se muestra que el coronavirus   puede resistir hasta 28 días en billetes y otros objetos. “Lo que se extrae de ello es que la higiene de manos sigue siendo esencial”, comentó Ryan al respecto, recordando que “el agua y el jabón son una de las intervenciones sanitarias más eficaces a la hora de librarse de todo tipo de bacterias”.

La OMS también advirtió que “no es una opción” dejar al nuevo coronavirus circular libremente para que la población adquiera la inmunidad colectiva, como algunos han sugerido. “Nunca en la historia de la salud pública se ha usado la inmunidad colectiva como estrategia para responder a una epidemia, y mucho menos a una pandemia. Es científicamente y éticamente problemático”, declaró el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus,

“Dejar vía libre a un virus peligroso, del que no comprendemos todo, es simplemente contrario a la ética. No es una opción”, insistió. La tasa de letalidad es 0,6% de los casos.

Sobrevive 28 días en superficies

El coronavirus que causa la Covid-19 puede sobrevivir al menos 28 días en superficies como el plástico o el acero a una temperatura de 20 grados Celcius, según un estudio de la agencia científica australiana.

El SARS-CoV-2 puede sobrevivir unos 10 días más que el virus de la gripe, señala la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO). “A 20 grados Celcius, que es la temperatura ambiente, hallamos que el virus era extremadamente fuerte y sobrevive durante 28 días en superficies lisas como los vidrios que se encuentran en los teléfonos móviles y los billetes de plástico”, dijo Debbie Eagles  de CSIRO.

 A 30 grados  sus posibilidades de supervivencia son de 21 días en los billetes de papel y de siete en dinero plástico o acero. Si la temperatura es de 40 grados,  puede mantenerse  48 horas en plástico, un día en el vidrio, el acero y los billetes de papel y plástico y menos de 16 horas en las prendas de algodón. (EFE)

 

 

 

 


   

Más de