Francia reporta 30.621 casos en un día y Europa preocupa a OMS

La organización pide a los gobiernos tomar medidas concretas para evitar tener que volver a recorrer el doloroso camino en la primavera con cuarentenas.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 00:04

EFE/  París

Francia registró en las últimas 24 horas 30.621 nuevos casos del coronavirus, un récord diario en las cifras contabilizadas desde el fin del confinamiento, en mayo, tras los más de 20.000 superados ya en los últimos días, según notificaron las autoridades.

Con esta nueva cifra el número de contagiados desde el inicio de la epidemia asciende ya a 809.684 casos en Francia.

En el país hay 1.586 focos de contagio en investigación activa, de los cuales 130 fueron localizados en el último día.

El número de pacientes hospitalizados en la última semana es de 6.529, de ellos 1.750 están en unidades de cuidados intensivos. El nivel de positivos en las pruebas de diagnóstico es del 12,6 % en todo el país.

Desde el inicio de la epidemia, 33.125 personas han muerto por complicaciones tras contraer el virus, 88 más en el último día.

En el balance de la agencia sanitaria, las autoridades señalan que hay 84 departamentos de un total de 101 en situación de vulnerabilidad elevada por la fuerte circulación del virus.

El Gobierno confirmó que el país entra el sábado en estado de emergencia sanitaria, lo que permite la aplicación de medidas extraordinarias como un toque de queda en París y otras ocho grandes ciudades del país, de 21.00 hasta las  6:00 hora local durante un mínimo de cuatro semanas. Además, han prohibido fiestas y celebraciones privadas en todo el país y han ampliado la aplicación de estrictos protocolos de seguridad en restaurantes y lugares de acogida de público en todo el país. 

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó  del “crecimiento exponencial” de la pandemia del coronavirus en Europa y manifestó que esta situación causa “preocupación”, aunque el virus está provocando menos muertes que en la primera ola.

El director para Europa de la OMS, Hans Kluge, manifestó que el incremento de casos registrados en varios países del continente no significa, sin embargo, que se haya entrado en una “fase oscura” en la evolución de la pandemia y que hay tiempo para actuar. “El virus no ha cambiado, no es ni más ni menos peligroso” que cuando se registraron los mayores aumentos de casos el pasado marzo, agregó Kluge.

Preguntado sobre si un nuevo confinamiento o cierres parciales de actividades serían instrumentos recomendables para combatir la nueva ola de Covid-19 en Europa, Kluge opinó que la situación ahora es diferente a la vivida en la primavera.

“Hoy sería diferente, sería un aumento escalonado de medidas puntuales y temporales y tratando de minimizar los daños colaterales para la economía y la sociedad”, agregó

Precisó que esas medidas deberán además tener en cuenta sus consecuencias para evitar que se reproduzcan problemas de salud mental o de violencia doméstica y abogó por intentar mantener abiertas las escuelas.

Se refirió además a la efectividad que ha demostrado  la generalización del uso de las mascarillas y el control de las reuniones sociales contra la pandemia.

Kluge insistió en que es “clave” que se apliquen medidas restrictivas y que los objetivos que se tienen que marcar las autoridades responsables deben ser precisos y limitados en el tiempo.

“El mensaje a los gobiernos es que hay que tomar medidas concretas para evitar tener que volver a recorrer el doloroso camino de primavera”, agregó Kluge.

Según  la OMS, la región europea ha registrado en los últimos días la mayor incidencia semanal de casos de  desde el comienzo de la pandemia, con casi 700 mil.

 

Prohíben reuniones en el Reino Unido

Los nueve millones de londinenses tendrán prohibido reunirse con familiares y amigos en espacios cerrados a partir del sábado, la mayor restricción a la vida privada impuesta actualmente en Europa para luchar contra la segunda ola de coronavirus.

Londres y otras siete pequeñas zonas de Inglaterra pasarán en la medianoche del viernes al nivel de alerta “alto”, anunció  el ministro de Sanidad, Matt Hancock.  Este nivel, que implica la prohibición de encontrarse en lugares cerrados con familiares y amigos con quienes no se conviva. (AFP)

 

 

 

 


   

Más de