Trump busca evitar derrota en Florida y Georgia donde ganó

Prometió “proteger” a los adultos mayores de la pandemia de la Covid-19 con terapias que salven vidas y distribuir una vacuna segura antes de fin de año.
sábado, 17 de octubre de 2020 · 00:04

AFP y EFE/ Miami

El presidente de Estados Unidos (EEUU)  Donald Trump está de campaña  en Florida y Georgia, dos estados que ganó hace cuatro años, pero en los que ahora podría imponerse su rival demócrata Joe Biden, cuando faltan 18 días para las elecciones.

En efecto, los sondeos no son promisorios para el mandatario que busca la reelección, aunque Trump los califica de “falsos”.

“Vamos a presenciar una ola roja (el color de los republicanos) de un tamaño sin precedentes”, lanzó en un mitin en Ocala, Florida, un estado que debe ganar si quiere reunir los votos necesarios en el colegio electoral para obtener un segundo mandato. “Joe Biden es un desastre” y “un político corrupto”, dijo en tono agresivo, poniendo todas sus fuerzas en la batalla para evitar que su rival se imponga en Florida, estado que ganó por poco en 2016

Georgia es crucial en el camino de Trump hacia la victoria el 3 de noviembre, pero ha tenido una tendencia demócrata en los últimos años.

En efecto, Biden ostenta una ventaja de 1,2 puntos en ese estado del sur, según un promedio de encuestas recientes realizado por el sitio RealClearPolitics, mientras un sondeo de la Universidad de Quinnipiac coloca al demócrata siete puntos adelante. “Las luces de advertencia parpadean en rojo (para Trump) y las alarmas se activan en el estado”, dijo el analista de encuestas de la Universidad de Quinnipiac  Tim Malloy.

Trump prometió ayer  “proteger” a los adultos mayores de la pandemia de la Covid-19 durante el segundo día consecutivo de campaña en Florida, esta vez a las ciudades de Fort Myers y Ocala, en el centro del estado.

Apoyo a los adultos

Trump, que mantiene en el estado clave de Florida un virtual empate en las encuestas con el demócrata Joe Biden cuando faltan  18 días para las elecciones, señaló en Fort Myers que las 54 millones de personas mayores del país “han soportado la carga más pesada del virus de China”.

“Yo como adulto mayor que soy, los voy a proteger”, aseguró el republicano al interior del Centro de Convenciones y Anfiteatro Caloosa Sound, en el que lo acompañó el gobernador de Florida  Ron DeSantis.

Subrayó al público que su gobierno redujo en un 85 % la tasa de mortalidad de la Covid-19 y prometió a los jubilados brindar “en un tiempo récord” terapias que salvan vidas, y distribuir una vacuna segura y eficaz “antes de fin de año, e incluso más pronto que eso”.

El republicano, que ha sido criticado ampliamente por el exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017) por el manejo de la pandemia, está tres puntos por debajo del demócrata (48% y 45% ) en el estado clave de Florida, según una encuesta de Maxon-Dixon publicada ayer.

El exmandatario Barack Obama participará el miércoles próximo en un acto de campaña para apoyar al que fuera su brazo derecho Joe Biden, que busca arrebatar la Casa Blanca a Trump.


Un senador republicano cuestiona al mandatario

Un senador republicano dijo a sus electores que el presidente Donald Trump “lame el trasero de los dictadores”, maltrata a las mujeres y usa la Casa Blanca como un negocio, según una grabación de una llamada telefónica revelada por los medios estadounidenses.

Ben Sasse, senador de Nebraska, advirtió que la “probable” derrota de Trump en las elecciones del 3 de noviembre podría terminar con el control republicano del Senado.

“Estoy evaluando la posibilidad de un baño de sangre republicano en el Senado”, dijo, luego de que la misma preocupación fuera expresada en los últimos días por los senadores Ted Cruz y Lindsey Graham, dos aliados de Trump.

Durante la conversación con sus votantes, Sasse, un conservador religioso, dijo no disculparse “en absoluto” por defender siempre sus valores cuando los del Presidente “son deficientes, no sólo para un republicano sino para un estadounidense”. 

Y a renglón seguido lanzó una retahíla de críticas contra el mandatario republicano, rezagado en las encuestas frente al demócrata Joe Biden.

“La forma en que lame el trasero de los dictadores”, señaló, apuntando que Trump ignora la opresión china de los uigures y el movimiento democrático de Hong Kong. “No ha movido un dedo por los hongkoneses”, añadió. “No es que no sólo  lidera a nuestros aliados, es que Estados Unidos ahora traiciona regularmente a nuestros aliados”, apuntó, señalando que los ha alejado hacia China.

Sasse también opinó que Trump “gasta como un marinero borracho” y que a puertas cerradas se burla de los cristianos evangélicos, un importante grupo de votantes republicanos.

 

 

 


   

Otras Noticias