Europa teme la saturación de los hospitales y ve más restricciones

España sumó 37.889 nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta de la pandemia, mientras que Alemania, Bélgica y otros países buscan frenar el rebrote.
martes, 20 de octubre de 2020 · 00:04

EFE /  Redacción Internacional

Varios países europeos consideran adoptar nuevas restricciones contra la propagación del coronavirus, ya sean de aplicación local o ámbito estatal, mientras crece el temor en muchos de ellos a la saturación de hospitales, lo que lleva a acondicionar o levantar infraestructuras provisionales que acojan a enfermos.

Alemania registró en las últimas 24 horas 4.325 nuevos contagios con coronavirus -lejos del nuevo máximo de 7.830 casos contabilizados el sábado-, lo que se atribuye, sin embargo, al hecho de que no todos los estados federados comunican sus datos el fin de semana. 

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada medianoche, el total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 366.299, con 9.789 víctimas mortales, doce más en un día. En tanto, aumentan las circunscripciones alemanas que no sólo superan la marca critica de 50 contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, sino rebasan incluso los cien.
  
El Gobierno italiano evitó tomar medidas más duras para frenar los contagios, a pesar de que la curva se ha disparado en las últimas semanas y pasó la responsabilidad a los alcaldes para que cierren las áreas más concurridas del ocio nocturno, lo que no ha gustado a muchos regidores.

Los nuevos contagios de coronavirus siguen creciendo en Bélgica, que a partir de ayer, y con una incidencia acumulada de 747 casos diarios en 14 días sobre 100 mil habitantes, empieza a aplicar restricciones como un toque de queda nocturno y el cierre de restaurantes. 

Bélgica registra actualmente una media de 7.876 nuevos casos diarios en los últimos siete días, un alza del 79 %, datos a lo que se suman 30 fallecidos diarios de media (+89 %) y 252 hospitalizaciones (+100 %).

Desde ayer se empiezan a aplicar las nuevas restricciones como un toque de queda en todo el país entre las 12:0 de la noche y las cinco de la mañana, el cierre de restaurantes (que se suman a bares y cafés), la obligatoriedad del teletrabajo y la limitación de los contactos sociales cercanos a una sola persona al mes.

España sumó 37.889 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes, la cifra más alta de la pandemia, y roza el millón de contagios (974.449) desde el inicio de la crisis sanitaria, con un total de 33.992 fallecidos -217 en el fin de semana-, una situación que está multiplicando los confinamientos perimetrales por todo el país, mientras preocupa el incremento de las infecciones de cara al invierno.

 

Con la intención de evitar que la incidencia se desborde en esta segunda ola, las autoridades sanitarias españolas estudian qué estrategia seguir en los próximos meses y, en concreto, urge saber cómo se actuará en Madrid a partir del próximo sábado, cuando finalice el estado de alarma decretado por el Gobierno español. De momento, a los confinamientos perimetrales en vigor en Madrid y a otras ciudades como Salamanca, León o Palencia  se unirán  Burgos  en la misma región, y toda la comunidad autónoma de Navarra.  

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de