Miles vuelven a las calles en Colombia en rechazo al gobierno de Iván Duque

A la marcha se sumaron unos 7.000 indígenas del suroeste del país, una zona castigada por la peor embestida de grupos armados que financia el narcotráfico.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 21:21

AFP / Colombia 

Indígenas, profesores, estudiantes y sindicatos marcharon pacíficamente este miércoles en Colombia, en una nueva jornada de protestas para exigirle un cambio de rumbo al gobierno conservador de Iván Duque. 

Miles se volcaron a las calles de varias ciudades desafiando la pandemia y elevando la presión sobre el mandatario con el cuarto "paro nacional" desde su llegada al poder agosto de 2018.

Esta vez la multitud se congregó principalmente en torno al rechazo a la violencia en zonas apartadas del país tras el acuerdo de paz de 2016, que desarmó a la poderosa guerrilla de las FARC.

"Estamos viviendo una guerra que no pedimos (...) y como mujer y madre protesto porque no parí mis hijos para la guerra", dijo a la AFP Sandra Melo, una tejedora de 35 años.

En Bogotá, epicentro de las protestas, los manifestantes avanzaron a pie y en caravanas hacia el centro de la ciudad con consignas variopintas contra las políticas del gobierno. 

A la marcha se sumaron unos 7.000 indígenas del suroeste del país, una zona castigada por la peor embestida de grupos armados que financia el narcotráfico.

Los pueblos originarios exigen desde el 10 de octubre un cara a cara con el presidente, pero ante su negativa se movilizaron hasta Bogotá.

Las masivas protestas contra el gobierno comenzaron en noviembre de 2019 y marcaron un hito en Colombia. Con una popularidad del 38%, Duque enfrenta desde entonces el malestar en las calles, aunque tuvo un corto respiro durante los primeros meses de emergencia sanitaria por la pandemia. 

"Múltiples causas" 

Protegidos con mascarillas y al ritmo de flautas y tambores, distintos sectores alzaron sus banderas de descontento.

Los profesores, por ejemplo, rechazaron el regreso a las aulas cuando el país se acerca al millón de contagios de covid-19 (29.200 muertes) y denunciaron el incumplimiento de acuerdos que preveían mayor inversión y calidad en la educación.

Según el sindicato de maestros, Fecode, de los 36 puntos firmados el gobierno solo ha cumplido el 30%.

Mientras que los indígenas, que representan 4,4% de los 50 millones de habitantes y son la población más pobre (59,6%), realizaron una de sus mayores demostraciones de fuerza en los últimos años.

"No más muertos, no más ríos de sangre, no más masacres, no más hambre", dijo un indígena de 70 años que pidió mantener su nombre en reserva.

Los sectores urbanos también se sumaron a la movilización. 

Brayan Trujillo, de 25 años, sabe que está "arriesgando la salud" al movilizarse en plena pandemia. "Pero si no salimos nos siguen matando, siguen matando a los indígenas, siguen matando a los campesinos", dijo el estudiante de administración. 

Más allá de la queja común por el repunte de la violencia, la jornada dejó ver el malestar generalizado con la conducción del país.

"Es una conjunción de múltiples causas (...) que tiene que ver con la forma en que este gobierno ha manejado la protesta, que ha sido de estigmatización y cuestionamiento", señala Felipe Botero, politólogo de la Universidad de los Andes.

Paz rota 

Duque soporta el descontento popular mientras lidia con la pandemia y el deterioro de la economía y la seguridad.

La violencia financiada por el narcotráfico ha dejado 68 masacres en lo que va de 2020, según el observatorio independiente Indepaz. 

Expertos señalan al Estado colombiano de no haber tomado el control de los territorios dejados por los rebeldes tras el acuerdo de paz, lo que facilitó el fortalecimiento de nuevas organizaciones que se disputan el negocio de la coca. 

Este miércoles los exguerrilleros de las FARC iniciaron una "peregrinación" de más de 200 km desde el sur del país y hasta la capital.

Tras la firma del histórico pacto, 234 exguerrilleros han sido asesinados. 

"Vamos a solicitar dialogar con el presidente (...) para que nos defina si su gobierno está en condiciones de garantizar la vida de los colombianos o si va a mantener la tónica de su partido de gobierno de incitar la guerra", dijo a la AFP Pastor Alape, excomandante y dirigente del hoy partido de izquierda.

Las manifestaciones menguaron con la pandemia, desde que se detectó el primer caso de covid-19 en marzo, pero la gente volvió a las calles en septiembre tras el homicidio de un hombre a manos de uniformados que desató sangrientas protestas contra la brutalidad policial. 

Junto a los reclamos contra la violencia, los colombianos marcharon contra la creciente inequidad y pobreza, que en 2019 cubría al 35,7% de los 50 millones de habitantes.

Colombia, el país más desigual entre los 37 socios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, arrastra un desempleo del 19,6% y una informalidad laboral que afecta a casi el 50% de los trabajadores. Y la pandemia promete agravar los problemas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

1
2