Muere el «rey ermitaño» del imperio Samsung

Lee Kun-hee estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014.
lunes, 26 de octubre de 2020 · 00:04

AFP  / Seúl

El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, que convirtió al grupo surcoreano de telecomunicaciones en un gigante mundial, falleció este domingo a los 78 años.

Bajo su dirección Samsung se convirtió en el mayor productor de smartphones y de chips electrónicos del planeta. El volumen de negocio global de la multinacional equivale a un quinto del Producto Interno Bruto (PIB) de Corea del Sur, lo que le convierte en un activo fundamental de la salud económica del país asiático.

 Lee, conocido por su modo de vida solitario, estaba en cama desde que sufrió un accidente cardiovascular en 2014. Pocas informaciones habían filtrado sobre su salud, lo que rodeó su existencia de un halo de misterio hasta sus últimos días. “Con gran tristeza anunciamos la muerte de Lee Kun-hee, presidente de Samsung Electronics”, anunció el grupo.

Cuando heredó la presidencia del grupo Samsung en 1987 -que su padre fundó centrándose en la exportación de pescado y frutas- ya era el mayor conglomerado del país, con operaciones que iban desde la electrónica hasta la construcción. Pero Lee lo transformó en un poder global, que cuando el accidente cardiovascular lo postró en la cama en 2014, ya era el mayor fabricante de teléfonos inteligentes y de tarjetas de memoria del planeta. 

En raras ocasiones se aventuraba fuera de los altos muros de su lujosa residencia en el centro de Seúl para visitar la sede de la compañía, lo que le valió el nombre del “rey ermitaño”. 

Samsung es con diferencia el mayor de los chaebols, los conglomerados familiares que controlan la economía surcoreana, motor de la transformación que sufrió el país arrasado por la guerra para convertirse en la 12ª economía del planeta.

 Pero en la actualidad su imagen se ha visto empañada por las acusaciones de mantener turbios lazos con el poder que le costaron al propio Lee ser condenado en dos ocasiones por corrupción -sobornar a un presidente- y evasión fiscal. 

El estilo visionario de Lee transformó a Samsung Electronics en uno de los mayores desarrolladores y productores de semiconductores, teléfonos móviles y pantallas LCD del mundo. 

“El presidente Lee fue un verdadero visionario que transformó Samsung de una empresa local a un líder mundial de la innovación y del poderío industrial”, recordó la empresa

Al principio de la presidencia de Lee, Samsung producía productos baratos y de pésima calidad. “Cambiemos todo menos nuestras esposas y nuestros hijos”, dijo en 1993. La compañía quemó los 150 mil teléfonos que tenía en stock, pavimentando el camino a su éxito. Poco después, encargó que se exhibieran productos chinos en la sede de Samsung, para demostrar lo rápido que China se estaba poniendo al día. 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

19

Otras Noticias