UE incumple promesas de ayuda al desarrollo, según oenegés

En 2019, los Estados miembros de la UE movilizaron 78.000 millones de euros en concepto de ayuda al desarrollo, menos que en 2016.
miércoles, 28 de octubre de 2020 · 00:04

AFP  / Bruselas, Bélgica

La Unión Europea (UE) incumple las promesas de ayuda al desarrollo reduciendo sus contribuciones desde 2016, lamentó este miércoles el colectivo de oenegés Concord en su informe anual. Los Estados miembros de la UE se han comprometido a dedicar el 0,7% de su Renta Nacional Bruta (RNB) a la ayuda al desarrollo en 2030.

En 2019, recalca el informe, estos Estados movilizaron 78.000 millones de euros (equivalente a 91.000 millones de dólares) en concepto de ayuda al desarrollo, o sea el 0,46% de su RNB, frente al 0,51% de 2016.

A este ritmo, y sin el apoyo de las grandes economías del continente europeo, “el objetivo del 0,7% de la RNB no se podrá alcanzar antes de 2070”, asegura Concord, que agrupa a 2.600 oenegés europeas activas en la ayuda al desarrollo.

El colectivo destaca que la contribución de Francia aumentó a pesar de la crisis económica un 6% entre 2018 y 2019 para alcanzar los 11.100 millones de euros (13.000 millones de dólares), es decir el 0,43% de su RNB.

Alemania es el principal contribuyente con 21.900 millones de euros (25.000 millones de dólares), o sea el 0,60% de su RNB, pero esta cantidad se mantiene sin cambios en comparación con 2018, según Concord.

La tercera economía de la UE, Italia, aporta sólo 4.400 millones de euros (5.000 millones de dólares), es decir el 0,23% de su RNB, y la caída ha sido constante desde 2016.

Tres Estados miembros -Luxemburgo, Suecia y Dinamarca- dedican el 0,7% de su RNB a la ayuda al desarrollo, pero sus tres contribuciones suman 7.800 millones de euros (9.100 millones de dólares). Un cuarto país, el Reino Unido, alcanzó el objetivo del 0,7% con una contribución de 17.700 millones de euros (20.800 millones de dólares) en 2019, pero salió de la UE.

Trece Estados miembros redujeron sus contribuciones entre 2018 y 2019 con un recorte del 4% en el caso de Polonia y del 7% en Estonia.

Una parte importante de los fondos contabilizados como ayuda al desarrollo son "ayuda inflada" y cubren cancelaciones de deuda de países pobres, ayudas a estudiantes extranjeros y a refugiados en Europa. 

La OCDE y la Comisión Europea permiten que los países contabilicen estos gastos en ayuda al desarrollo, pero varios han renunciado a esta práctica, o lo hacen con pequeñas cantidades, como Luxemburgo, el Reino Unido, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Holanda.

El colectivo de oenegés aboga por la imposición de un impuesto sobre las transacciones financieras, cuyos ingresos se destinarían a la ayuda al desarrollo.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Valorar noticia

Otras Noticias