Trump sale de hospital, se quita el barbijo y aún sigue en riesgo

El Presidente puede seguir la convalecencia en la Casa Blanca; médicos advierten que no estará “completamente fuera de peligro” hasta dentro de una semana.
martes, 6 de octubre de 2020 · 00:04

AFP / Washington

El presidente de Estados Unidos (EEUU)  Donald Trump,  enfermo de Covid-19, se quitó la máscara y levantó el pulgar al llegar  por la noche a la Casa Blanca, tras ser dado de alta del hospital donde permaneció los últimos tres días. Sin embargo, aún no está fuera de peligro.


El mandatario, de 74 años, regresó a la Casa Blanca en helicóptero desde el hospital militar Walter Reed en las afueras de Washington, poco después de anunciar en Twitter su intención de reanudar “pronto” su campaña para un segundo mandato.

Unos minutos antes, de tapaboca, traje y corbata, el mandatario había abandonado caminando el centro médico previo a entrar en un vehículo negro y luego en el Marine One en medio de los gritos de “¡Cuatro años más!, ¡Cuatro años más!” de sus seguidores apostados en la entrada. “¡Volveremos pronto a la campaña!”, había tuiteado poco antes Trump. “Las noticias falsas sólo muestran las encuestas falsas”, dijo.

En la recta final de una tensa carrera por la Casa Blanca el mandatario republicano aparece rezagado en las encuestas nacionales por más de ocho puntos porcentuales frente a su rival demócrata el exvicepresidente Joe Biden, según el promedio de las plataformas RealClearPolitics y FiveThirtyEight.

Trump fue hospitalizado el viernes horas después de dar positivo en la prueba de coronavirus. Ayer  anunció que sería dado de alta a las 18:30 para continuar su tratamiento médico en la Casa Blanca. “No le tengan miedo a la Covid. No dejen que domine su vida”, tuiteó sobre una enfermedad que se ha cobrado la vida de unos 210 mil estadounidenses y provocó un duro golpe a la economía de la primera potencia mundial.

“Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunos medicamentos y conocimientos realmente excelentes”, aseguró Trump, cuya gestión de la crisis es fuertemente criticada por su rival demócrata.

Convalecencia en casa

El médico de la Casa Blanca  Sean Conley  dijo en rueda de prensa que el Presidente puede seguir su convalecencia en casa, luego de recibir un cóctel agresivo de medicamentos.

Pero advirtió que no estará “completamente fuera de peligro” hasta dentro de una semana. “Todos estamos siendo cautelosamente optimistas y en guardia porque nos encontramos en un territorio desconocido cuando se trata de un paciente que recibió las terapias que recibió tan temprano en el curso” de la enfermedad, dijo.

Trump ha recibido el esteroide Dexametasona, generalmente asociado con casos graves de Covid-19, y dos tratamientos experimentales (el de la empresa biotecnológica Regeneron y el antiviral Remdesivir). 

Además, Conley dijo el domingo que se le dio oxígeno adicional el viernes, algo que inicialmente no revelaron.

Brote en la Casa Blanca

Pero salir del hospital no supondrá que Trump pueda volver a su rutina anterior de giras y mitines de cara a las elecciones.

Y la Casa Blanca, donde su salud será supervisada de cerca las 24 horas del día, no parece ser un lugar libre de coronavirus.

La secretaria de prensa de Trump  Kayleigh McEnany se convirtió  en el último caso positivo en el círculo cercano del mandatario desde el anuncio el jueves del contagio de la asistente de Trump Hope Hicks, que hizo encender las alarmas.

La lista incluye además a la primera dama, Melania Trump, al gerente de la campaña Trump 2020  Bill Stepien, a la exasesora de Trump Kellyanne Conway, al exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, a la titular del Comité Nacional Republicano  Ronna McDaniel y a tres senadores republicanos (Mike Lee de Utah, Thom Tillis de Carolina del Norte y Ron Johnson de Wisconsin), así como  Nick Luna,  ayudante personal de Trump.

El domingo, antes de un breve paseo en automóvil para saludar a sus partidarios, que desató una polémica por los riesgos que implicaba para sus guardaespaldas, Trump publicó un video en Twitter en el que dijo que había aprendido “mucho sobre Covid”.  “Trump está luchando tan duro como sólo el presidente Trump puede hacerlo”, dijo la portavoz de la campaña de reelección  Erin Perrine en Fox. 
 

 

 


   

4
2