Aviación azerbaiyana bombardea catedral de ciudad de Karabaj

Putin invitó a autoridades de Azerbaiyán y Armenia, y pidió un cese al fuego.
viernes, 9 de octubre de 2020 · 00:04

EFE y AFP / Nagorno Karabaj

La aviación azerbaiyana bombardeó  la principal catedral de Shushá, segunda ciudad del enclave de Nagorno Karabaj, ataque en el que resultó gravemente herido  un periodista ruso.

Según pudo comprobar EFE, los proyectiles alcanzaron esta mañana el tejado de la Catedral de Cristo Salvador, construida en el siglo XIX.

El interior del templo (Kazanchetsots en armenio) está lleno de escombros y algunos bancos de madera han sido aplastados por los ladrillos.

Cuando los periodistas se acercaron a grabar los desperfectos, la iglesia sufrió un segundo ataque, en el que resultaron heridos tres reporteros.

Las autoridades informaron de que el bloguero ruso  Yuri Kotenok resultó herido de gravedad y los médicos están “luchando por su vida”.

Testigos presenciales relataron a EFE que el bombardeo fue perpetrado por aviones y drones azerbaiyanos, que habrían disparado varios proyectiles contra la catedral.

El líder karabají  Arayik Arutunian tachó el bombardeo de “acto de vandalismo contra las leyes del hombre y de Dios”. Responsabilizó a los terroristas y prometió su pronta reconstrucción.

Azerbaiyán negó el ataque, aduciendo que Bakú no tiene por objetivos edificios religiosos o monumentos históricos, sino sólo instalaciones militares.

El presidente ruso  Vladimir Putin  invitó a los ministros de Relaciones Exteriores armenio y azerbaiyano a Moscú el viernes para conversaciones de paz, e instó a que se detengan los combates en la región separatista de Nagorno Karabaj por razones humanitarias, anunció el Kremlin en un comunicado.

“El Presidente de Rusia pide detener los combates en Nagorno Karabaj por razones humanitarias para intercambiar los cuerpos de los muertos y prisioneros”, añadió el Kremlin, que precisó que Putin había conversado con el presidente azerbaiyano  Ilham Alíev   y el primer ministro armenio  Nikol Pashinyan. Por el momento, Ereván y Bakú no reaccionaron al anuncio y no estaba claro si los dos jefes de la diplomacia de ambos países habían aceptado. 

  
 
 

 

 


   

Valorar noticia