En Brasil recrudece la batalla política por el antídoto

miércoles, 11 de noviembre de 2020 · 00:04

AFP /  Sao Paulo

El Instituto Butantan de Sao Paulo, principal productor de vacunas en Brasil, expresó  “indignación” tras la suspensión de sus ensayos clínicos de la vacuna china CoronaVac, que el presidente Jair Bolsonaro celebró como una “victoria”, en un nuevo capítulo de la politización de la pandemia.

Tanto Butantan como el gobierno de Sao Paulo, cuyo gobernador Joao Doria es el principal adversario político de Bolsonaro, sostuvieron que el “incidente adverso grave” ocurrido el pasado 29 de octubre y que motivó la suspensión de los ensayos por parte de la Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) fue una muerte que no tiene ninguna relación con la vacuna.

El instituto forense de Sao Paulo (IML) indicó a la AFP que “el caso mencionado fue registrado y está siendo investigado como suicidio”. 

“Muerte, invalidez, anomalía... esta es la vacuna que Doria quería obligar a los paulistas a tomar. El presidente dijo que la vacuna jamás podría ser obligatoria. Otra que gana Jair Bolsonaro”, escribió Bolsonaro.

Una declaración que desató un aluvión de críticas de sus adversarios políticos, entre ellos el excandidato presidencial Ciro Gomes, del centroizquierdista PDT, quien dijo que “la pena de cárcel es demasiado poco para estos canallas que hacen bajas maniobras políticas con las vacunas”. CoronaVac ha sido el centro de una batalla política en Brasil entre Bolsonaro y Doria por las restricciones.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
1
3

Otras Noticias