Moscovitas se vacunan en medio de récord de muertes en Rusia

En una semana se inmunizó con la Sputnik-V a más de 6.000 sanitarios y trabajadores en educación con edades de 18 a 60 años.
sábado, 12 de diciembre de 2020 · 00:00

EFE / Moscú

 Médicos, enfermeras y profesores acuden obedientemente a hospitales de Moscú a inocularse la vacuna rusa contra la Covid-19, Sputnik-V, la primera fase de la campaña de vacunación en  el país, donde ayer  se registró un nuevo récord de muertes por coronavirus.

“Estoy cansada de vivir con miedo”, comentó a EFE Olga, profesora de dibujo y tecnología en un colegio, minutos antes de vacunarse en el hospital 191.

En una semana ya se han vacunado más de 6.000 moscovitas, todos pertenecientes al grupo de riesgo -sanitarios y trabajadores del sector educativo-, y otros 20.000 están a la espera.

A partir del lunes, también podrán sumarse a las listas de espera los trabajadores del sector servicios, instituciones culturales y funcionarios municipales.

El hospital 191, uno de los 70 centros de vacunación habilitados en Moscú, vacuna cada hora a cinco personas, de entre 18 y 60 años. Cuando reciben un mensaje corto, los interesados pueden pedir cita por internet  e ir al centro con seguro médico, pasaporte y un certificado del trabajo entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde.

Una de ellas es Veronika, una sanitaria de 24 años, quien reconoció que los últimos meses en la vanguardia de la lucha contra el coronavirus han sido “muy difíciles”. “Llevo mucho tiempo esperando la vacuna. La inmunidad colectiva es muy importante, quizás la única forma de luchar contra el virus. Sólo con esfuerzos comunes lo lograremos”.


 No podrán vacunarse   las mujeres embarazadas ni aquellas que estén dando el pecho a sus hijos, al igual que aquellas personas que hayan recibido una vacuna en un plazo menor de 30 días. Ksenia es una de las enfermeras encargadas de pinchar a los moscovitas. Se muestra “feliz” de que haya aparecido la vacuna después de que centenares de sanitarios rusos perdieran la vida luchando contra el virus.

Con la Sputnik-V en la mano, explica que la ampolla “se conserva a una temperatura no superior a lo 18 grados bajo cero en un frigorífico como este, tarda media hora en descongelarse” y no puede mantenerse al aire libre “más de dos horas”.

Tras esas palabras, Ksenia pincha a un nuevo paciente, proceso que no dura más de 30 segundos y que incluye recomendaciones sobre posibles efectos adversos.

La vacunación en Moscú coincide con un nuevo récord diario en el número de muertos por la Covid-19 en Rusia, 613, para un total de 45.893 desde marzo.

A esto se suman las nuevas cifras oficiales de mortalidad nacional en octubre (22.500), el doble que hace un año, lo que ha levantado suspicacias sobre las cifras de decesos notificadas por las autoridades locales.  “Vacunarse es el único método para reforzar la inmunidad contra el virus y el mejor para frenar su propagación”, dijo un médico.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de

Valorar noticia