Verdes y celestes, la división sobre el aborto

Activistas a favor de la interrupción voluntaria del embarazo y activistas en contra luchan por sus argumentos.
domingo, 13 de diciembre de 2020 · 00:04

EFE / Buenos Aires

  Las más de 20 horas que duró el debate sobre la legalización del aborto voluntario en Argentina dejaron muchísimas imágenes, entre ellas las de dos multitudes, una verde y otra celeste, congregadas en la Plaza del Congreso para hacer escuchar sus demandas durante la maratoniana sesión en la Cámara de Diputados.

Sus puntos de vista son ampliamente conocidos: las manifestantes de la llamada “marea verde” llevan años saliendo a las calles para exigir la despenalización del aborto -desde 1921 tan sólo es legal en los casos de violación o de riesgo para la salud de la mujer-, mientras que los celestes consideran “inconstitucional” la interrupción voluntaria del embarazo.

Estos son los principales argumentos que dividen a verdes y celestes en torno a una cuestión que ha marcado la agenda política en Argentina, especialmente después de que el Senado rechazara en 2018 un proyecto muy similar al que este viernes fue aprobado por la Cámara de Diputados.

“Según datos del Ministerio de Salud argentino, entre 2010 y 2017 se produjeron una media anual de 45.604 ingresos hospitalarios derivados de abortos clandestinos, que en 2018 representaron la tercera causa de muerte materna en el país suramericano (un 13,6 % del total).

Sin embargo, estas cifras apenas reflejan un porcentaje de toda la realidad, puesto que la clandestinidad genera un “subregistro” en esta materia, según explicó a EFE por teléfono Jenny Durán, portavoz de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

“No hay un registro adecuado y eso también complica que se usen las estadísticas hacia políticas públicas que permitan que la salud integral de las mujeres y personas gestantes sea la adecuada”, afirmó Durán, que estima en cientos de miles los abortos que se producen cada año.

En ese sentido, la legalización del aborto voluntario hasta las 14 semanas de gestación permitiría a cientos de mujeres acudir al sistema hospitalario para la interrupción de su embarazo, realizándolo en unas condiciones sanitarias óptimas que evitarían decenas de muertes.

El coronavirus y las altas temperaturas no impidieron que miles de personas acudieran este jueves a la Plaza del Congreso ataviadas con sus pañuelos verdes, una imagen que se ha repetido de forma recurrente en los últimos años, lo que terminó por precipitar un cambio de conciencia en la clase política argentina.

“Es un proyecto ampliamente apoyado y consideramos que las visiones conservadoras son representaciones sociales que hoy por hoy en la sociedad argentina no tienen lugar”, aseguró de forma tajante Durán.

De hecho, una de las mayores diferencias de este proyecto con respecto al de 2018 es que ahora está impulsado por el propio presidente, el peronista Alberto Fernández, que en su campaña electoral de 2019 prometió que despenalizaría el aborto cuando llegara a la Casa Rosada.

“Estamos convencidas y convencidos de que (el proyecto) viene a ofrecer una respuesta concreta a un problema de salud pública que es urgente, estructural, que existe hace muchísimo tiempo. Y que llegó el momento de dejar de mirar para otro lado”, afirmó este jueves la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/