El presidente chino aparece con barbijo y suben muertos a 1.011

La OMS advierte que puede haber más casos en el extranjero de personas que nunca han viajado a China. Los negocios intentan retomar actividades en ese país.
martes, 11 de febrero de 2020 · 00:04

AFP / Pekín

Mllones de personas en China regresaron ayer   al trabajo después de unas vacaciones prolongadas por el gobierno para frenar la propagación del nuevo coronavirus, que ha causado la muerte de  1.011 personas  en todo el país y  obligó al presidente Xi Jinping a mostrarse por primera vez en público con una máscara.

La comisión de salud de Hubei anunció  103 nuevos decesos y  confirmó también otros 2.097 nuevos casos de infección en esta provincia del centro de China, en cuya capital Wuhan surgió el brote en diciembre.

Ahora hay más de 42.200 casos confirmados en China, según cifras publicadas previamente por el Gobierno. Se cree que el nuevo virus surgió el año pasado en un mercado que vende animales salvajes en Wuhan.

Ayer  por primera vez, el presidente chino Xi Jinping apareció en público con una máscara de protección y dejándose tomar la temperatura, como hacen a diario millones de chinos.

 El mandatario se reunió con personal sanitario y pacientes afectados en un hospital en Pekín, donde pidió “más medidas decisivas” para contener la epidemia, informó la cadena estatal CCTV.

Un equipo de expertos internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó a China anoche, dirigido por Bruce Aylward. Éste supervisó la respuesta de la organización en 2014-2016 a la epidemia de ébola en el oeste de África.

Aunque la Organización asegura que hay señales de que la epidemia se está estabilizando, su director general advirtió que puede haber más casos en el extranjero de personas que nunca han viajado a China. “Es posible que solo estemos viendo la punta del iceberg”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus. 


En un intento por contener el virus, las ciudades de Hubei están confinadas y se cortaron las vías de transporte en el país para detener el movimiento de cientos de millones de personas que generalmente visitan a sus familiares durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Oficialmente estas vacaciones se prolongaron solo tres días, pero muchas ciudades y provincias las alargaron hasta el 10 de febrero. Estas medidas sin precedentes han convertido las ciudades en pueblos fantasmas.

Pero algunas señales indican  que el país vuelve a un amago de normalidad. En las carreteras de Pekín y Shanghái hay bastante más tráfico que en los últimos días, aunque muchas tiendas siguen cerradas. La ciudad de Guangzhou (sur) informó que el transporte público se reanudó. 

Quienes regresan al trabajo tienen miedo. “Por supuesto que estamos preocupados”,  afirma un joven de 25 años apellidado Li en un centro de belleza de Pekín, que reabrió ayer.

“Cuando entran los clientes, primero les tomamos la temperatura, después usamos desinfectante y les pedimos que se laven las manos”, explica.

Sin embargo, decenas de millones de personas en Hubei no regresan al trabajo porque, al ser el foco del brote, siguen confinadas.  Y fuera de la provincia en cuarentena, muchas firmas limitan el personal.   

El gobierno de Shanghái ha sugerido reducir las concentraciones de personas con horarios de trabajo escalonados, cortar los sistemas de aire acondicionado, evitar las comidas en grupo y respetar una distancia de al menos un metro entre los colegas de trabajo. Varios centros comerciales en la capital estaban desiertos, y las tiendas vacías o cerradas.

Otros, como el fabricante de automóviles Toyota, han retrasado la reincorporación laboral una semana más. 

Los colegios y universidades de todo el país permanecieron cerrados. La plataforma de comunicación empresarial en línea DingTalk señaló en Weibo la semana pasada que casi 200 millones de personas la estaban usando para el teletrabajo.  

Londres ve una amenaza a  salud pública

En Londres, el Gobierno británico calificó  el nuevo coronavirus de “amenaza grave e inminente para la salud pública”, y anunció medidas para proteger a la población.

La Unión Europea informó   que el jueves se celebrará una reunión de los ministros de Salud, con la presencia de un representante de la OMS, para tomar medidas contra la propagación del nuevo coronavirus.

En Japón, otras 65 personas, entre pasajeros y tripulantes, del crucero “Diamond Princess” frente a Yokohama dieron positivo al nuevo coronavirus, informó  la prensa japonesa. Esta cifra eleva a unos 135 los infectados (entre ellos un argentino) en el crucero, actualmente en cuarentena, y con unas 3.700 personas a bordo.

En Hong Kong, los turistas confinados a bordo del crucero “World Dreams” durante cinco días fueron autorizados por autoridades a desembarcar el domingo.

Director de la OMS pide no politizar lucha contra el mal

 El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió  a la comunidad internacional que no politice la lucha contra el coronavirus, porque es un  “enemigo común de toda la humanidad” al que solo  se “vencerá  unidos y trabajando juntos”.

Tedros aseguró que algunos intentan politizar la reunión que mañana se inicia en la sede de la OMS en Ginebra con expertos de todo el mundo para acelerar el desarrollo de diagnósticos, tratamientos y vacunas contra la enfermedad, cuando “es algo que hay que evitar porque los científicos deben centrarse en la ciencia”.

No dio ejemplos de la supuesta politización, aunque algunos políticos en países como Estados Unidos (EEUU)  han criticado la gestión china de la crisis sanitaria, mientras Taiwán ha denunciado que el Gobierno de Pekín le impide asistir a este tipo de encuentros en la OMS para aumentar su aislamiento.

“Politizar la reunión no nos va a ayudar, debemos enfocarnos en un enemigo común contra la humanidad”, destacó Tedros, quien advirtió de que los recientes casos de pacientes contagiados en Francia y el Reino Unido sin haber viajado a China son un gran motivo de preocupación.

“El mensaje para todo el mundo es que hay un enemigo común al que sólo podemos vencer si lo hacemos al unísono y unidos”, afirmó Tedros en la rueda de prensa que desde la semana pasada organiza la OMS diariamente para analizar los avances en la lucha contra el coronavirus originado en Wuhan. (EFE)

 

 

4
2