Boys Scouts, en quiebra para atender juicios por abusos

Más de 12.000 de sus miembros han sido víctimas de abuso desde 1944 y se denunció la existencia de unos 7.800 abusadores.
miércoles, 19 de febrero de 2020 · 00:04

AFP y EFE / Nueva York

 Boy Scouts of America (BSA), una de las mayores organizaciones juveniles de Estados Unidos, se declaró en  quiebra para atender las demandas por abusos sexuales presentadas contra miembros de esa asociación. El abogado de las víctimas dice que los agresores aún trabajan con menores en ese país.

La quiebra ayudará a “compensar equitativamente” a las víctimas a través de la creación de un fideicomiso y permitirá que la organización continúe operando a nivel local, indicó el texto. “La BSA se preocupa profundamente por todas las víctimas de abuso y se disculpa sinceramente con cualquiera que haya resultado perjudicado durante su permanencia” en la organización, dijo su presidente ejecutivo, Roger Mosby.

Con 110 años de historia y 2,2 millones de miembros entre 5 y 21 años, BSA ha sido acusada de encubrir abusos contra miles de sus jóvenes integrantes durante generaciones y de no haber hecho lo suficiente para acabar con los pedófilos en su seno.

Más de 12.000 de sus miembros han sido víctimas de abuso desde 1944, dijo el año pasado el abogado Jeff Andreson, quien agregó que dentro de la organización había más de 7.800 abusadores. La existencia de esos datos figura en lo que dio en llamarse “archivos de perversión” se conoció por primera vez en un juicio  de 2012.  La organización admitió que su respuesta al escándalo ha sido “claramente insuficiente, inapropiada o equivocada”, en tanto que  había revisado su forma de proceder para proteger a sus miembros.

Temores

“Mi temor real es que todavía haya autores de abusos que trabajen con menores y que sigan de scouts”, dijo  Josh Peck, uno de los abogados que representan a las víctimas de supuestos abusos sexuales por parte de miembros de BSA.

La medida de BSA es considerada por los letrados como una argucia para evitar la publicación de los nombres de los presuntos perpetradores de abusos: “Su objetivo es que la información nunca se haga pública”, denunció Peck, que trabaja para el bufete Jeff Anderson & Associates vía  telefónica.

De hecho, los abogados de las víctimas no descartan que muchos de los posibles autores de abusos sigan en activo trabajando con menores.

En 2019, la experta en psiquiatría de la Universidad de Virginia Janet Warren declaró ante un tribunal que había tenido acceso a los “archivos de la perversión” y que había detectado casi un millar de agresores sexuales entre 1944 y 2016, y unas 12.000 víctimas identificadas.

Pese a estos indicios, la declaración de bancarrota de BSA conseguirá que todo el proceso judicial se alargue.

“Una de las cosas principales que ocurrirá es que los litigios actuales, cualquier pleito en marcha, se detendrá, de acuerdo a la ley de bancarrota”, detalló Peck, que subrayó que, aun así, “es importante que los supervivientes sepan que todavía pueden traer sus denuncias, lo único que habrá que llevarlas a una corte de bancarrotas en vez de a los canales habituales”.

 

En La Paz se abrió una investigación

En abril de 2018, en La Paz  se abrió una investigación penal por supuestos abusos sexuales a menores de edad en los Scouts. Estos hechos supuestamente ocurrieron entre 2003 y 2004. Pero también en 2011 e incluso se indicó que hubo un caso en 2014.

Están implicados   Henry A., Hebert G. y Gunter M., exdirigentes de la distrital de los Scouts La Paz, además de Gunter M. y   Ever G., el exdirector distrital de Scouts en La Paz.

Este caso se conoció públicamente cuando una madre de familia difundió en redes sociales una carta para denunciar actos de acoso sexual ocurridos en esa institución en 2005 contra menores.

 

 

6
9