Más de 500 presos en China se contagiaron con el Covid-19

La OMS expresó su preocupación por casos sin “vínculo epidemiológico claro” fuera de China. Al norte de Italia 10 localidades cerraron bares y escuelas.
sábado, 22 de febrero de 2020 · 00:04

AFP / Pekín

China anunció  más de 500 casos de contagio del nuevo coronavirus en sus cárceles, de las cuales dos cuentan cada una con al menos 200 detenidos infectados, lo que aumenta los temores a nuevos focos de propagación.

La provincia de Hubei, en el interior del país y epicentro de la epidemia, informó  de 271 contagios en sus cárceles, de los cuales 220 todavía no habían sido contabilizados por las autoridades provinciales.

Unos 230 casos fueron registrados en la cárcel de mujeres de Wuhan, capital de la provincia, y 41 casos se dieron en otros establecimientos, precisó He Ping, director de la administración penitenciaria en el Ministerio de Justicia. “Me echo la culpa”, declaró en una rueda de prensa.

También se identificaron al menos 34 contagios en la prisión de Shilifeng, en la provincia de Zhejiang (este).

Un guardia empleado en la prisión afectada había “ocultado deliberadamente” que había viajado a Hubei a mediados de enero y continuó después trabajando, lamentó Xu Xiaobo, director adjunto de justicia en Zhejiang.

El guardia, que dio positivo a finales de enero, “contagió a muchos prisioneros”, reconoció Xu, según el cual los detenidos contagiados están ahora aislados para recibir tratamiento.

Además, al menos 200 detenidos y siete guardias de la prisión de Rencheng, en la provincia de Shandong (este), fueron contagiados con el virus, indicaron las autoridades sanitarias.

“La aplicación de medidas de prevención y de control no fue eficaz”, admitió  Wu Lei, jefe de la administración penitenciaria en Shandong.

Pese a las drásticas medidas de cuarentena y de restricción de circulación adoptadas por las autoridades, este repunte de contagios en las prisiones hace temer el brote de nuevos focos de propagación en lugares donde muchas personas están confinadas. Directivos de estas prisiones y responsables locales fueron destituidos.

En Shandong, el gobierno central encargó una misión para realizar “una investigación exhaustiva” sobre la prisión de Rencheng, según la agencia de prensa Xinhua.

Además, la diáspora uigur ha alertado sobre los riesgos de un “contagio masivo” del virus en los centros de internamiento de Xinjiang (noroeste de China). Oenegés y expertos afirman que cientos de miles de miembros de esta minoría musulmana están detenidos en esta región, escenario desde hace tiempo de numerosos atentados.

Otro potencial foco de contagio son los hospitales. En Pekín, 36 pacientes, miembros del personal médico y allegados de pacientes, dieron positivo en el hospital de Fuxing, un centro prácticamente en cuarentena desde el 31 de enero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó preocupación   por la aparición de casos sin “vínculo epidemiológico claro” fuera de China.

Los nuevos brotes de la enfermedad se multiplican: dos muertos más en Irán, primer contagio en Líbano, duplicación de casos en Corea del Sur.

Señal del nerviosimo, unas diez localidades del norte de Italia cerraron  bares, escuelas, centros deportivos y otros lugares públicos, tras detectar 17 casos de contagio en todo el país.

La “ventana de oportunidad” para erradicar la epidemia “se está estrechando”, advirtió el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien pidió a la comunidad internacional actuar “rápidamente” y lamentó la falta de apoyo financiero.

El virus deja ya en China continental (sin incluir Hong Kong y Macao) 2.236 muertos y ha contagiado a más de 75.000 personas (datos hasta las 18 horas de ayer). En otras partes del mundo 11 muertos y 1.100 contaminados.

"Aunque el número total de casos fuera de China sigue siendo relativamente escaso, estamos preocupados por la cantidad de casos sin vínculo epidemiológico claro, como los antecedentes de viaje o los contactos con un caso confirmado” explicó.

 En Japón, la polémica aumentaba en torno al crucero “Diamond Princess”. Dos australianos, que al desembarcar dieron negativo en los análisis, fueron declarados como contagiados.


Fallece el médico que iba a  casarse

Un médico de 29 años en Wuhan murió a causa de la enfermedad, convirtiéndose en uno de los fallecidos más jóvenes.

Peng Yinhyua falleció el jueves después de haber resultado contagiado mientras trabajaba en un hospital del distrito de Jiangxia, en  Wuhan, informó la agencia Xinhua.

Especialista en enfermedades respiratorias y críticas había planeado casarse durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar, pero aplazó el enlace para ayudar a tratar a los pacientes infectados con el virus.

Peng “nunca llegó a enviar sus invitaciones de boda, que siguen en el cajón de su oficina”, agregó la agencia de noticias.

Al menos ocho médicos han muerto desde la aparición del virus en la provincia de Wuhan. (AFP)

Corea del Sur registra 156 contagiados por el virus

Corea del Sur anunció  que 52 personas más se han contagiado en el país por el nuevo coronavirus, en un rápido aumento en el número de víctimas y que eleva a 156 la cantidad de infectados por el patógeno que surgió en  Wuhan, China.

Según informó el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC), de los 52 nuevos casos 38 han sido detectados en Daegu, a unos 230 kilómetros al sureste de Seúl, que se ha convertido en el principal foco de infección en Corea del Sur.

En Seúl se han registrado tres de los 52 nuevos casos de infección, agregó el KCDC.

El número de casos de COVID-19 se ha triplicado en los últimos tres días en Corea del Sur.

Autoridades dieron  cuenta de la primera víctima mortal, un hombre del condado de Cheongdo, limítrofe con Daegu, quien pereció el miércoles y al día se siguiente se confirmó que estaba infectado con el nuevo coronavirus. La mayoría de los infectados en Daegu parecen ligados a una mujer de 61 años -que se cree puede ser lo que las autoridades sanitarias llaman un “supercontagiador”,  residente en esta localidad de 2,5 millones de habitantes y tercera ciudad del país.

La mujer pertenece a la iglesia cristiana Shincheonji (Nuevo Cielo y Tierra), que el pasado domingo celebró en Daegu una misa a la que asistieron unos 1.000 feligreses, y que pudo ser un importante foco de infección, puesto que decenas de los nuevos contagiados estuvieron presentes en esa ceremonia.

La mujer  visitó recientemente Cheongdo. (EFE)