Nicaragua: madres piden justicia por sus hijos muertos

Las manifestaciones de 2018 contra el Gobierno dejaron 328 fallecidos.
lunes, 24 de febrero de 2020 · 01:22

AFP / Managua


Sin poder contener las lágrimas, decenas de madres nicaragüenses que perdieron a sus hijos en las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega exigieron  “justicia” durante una misa en la Catedral, asediada por la policía.

“Queremos justicia, mi hijo va a cumplir dos años de muerto y no se le ha hecho justicia”, expresó llorando Carolina Ramírez a la AFP, mientras sostenía la fotografía de su hijo Marlon, un estudiante que falleció de un tiro durante las protestas opositoras del 2018. “El dolor no ha pasado, todos los días lo lloro”, agregó .

La mujer afirmó que además de la impunidad que rodea la muerte de su hijo, también tiene que sacar su foto a “escondidas” por temor a la represión que persiste contra los opositores.

Las manifestaciones, que duraron varios meses en 2018, fueron reprimidas con violencia, causando al menos 328 muertos, centenares de encarcelados y 88.000 exiliados, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El gobierno de Ortega, en el poder desde hace 13 años, atribuyó el estallido a un fallido golpe de Estado, y en 2019 aprobó una amnistía que prohíbe investigar a los responsables de la violencia en las manifestaciones.

“Nos han roto el corazón, mi hijo no era vago, ni delincuente como le llaman” los seguidores del gobierno, reclamó Alejandra Rivera, cuyo hijo Daniel murió baleado junto a otros 15 opositores en una de las protestas.

Ayer la iglesia católica, que auxilió a los manifestantes heridos durante el estallido social, ofreció una misa en memoria de los muertos en la Catedral de Managua. “Ofrezcamos responso por todos los que han sufrido una muerte vil en manos de personas que han actuado motivados por el mal”, dijo el sacerdote Said Ruiz, en alusión a las fuerzas del gobierno. El religioso instó  a los afectados  a no buscar venganza, sino perdonar y sumarse a la “revolución del amor” que promueve el papa Francisco.