Weinstein hallado culpable de agresión sexual: una nueva era para el #MeToo

Después de casi un mes de juicio y cinco días de deliberaciones, el jurado lo declaró culpable de agresión sexual en primer grado y de violación en tercer grado, pero lo absolvió de otros dos delitos más graves.
martes, 25 de febrero de 2020 · 00:04

AFP  / Nueva York, Estados Unidos 

Un jurado de Nueva York declaró ayer al extitán de Hollywood Harvey Weinstein culpable de agresión sexual y violación, un veredicto histórico que inaugura “una nueva era” para el #MeToo al otorgarle su primera victoria en las cortes. Tras casi un mes de juicio y cinco días de deliberaciones, el jurado halló culpable a Weinstein, de 67 años, de agresión sexual en primer grado por practicar sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en julio de 2006.

El exproductor de Pulp Fiction y Shakespeare enamorado, cuyas películas han ganado más de 80 premios Oscar, también fue declarado culpable de violación en tercer grado de la exactriz Jessica Mann en marzo de 2013.

Pero fue hallado no culpable del delito de violación en primer grado de Mann y de dos cargos de depredación sexual, los delitos más graves de los cuales era acusado y por los cuales arriesgaba a ser sentenciado a cadena perpetua. Será sentenciado el 11 de marzo y debe permanecer encarcelado hasta entonces, anunció el juez James Burke en una sala de la corte en presencia de 100 personas, la enorme mayoría periodistas. Enfrenta una pena mínima de cinco años de prisión y una máxima de 29 años.

“Como un hombre”

El productor, de traje azul, escuchó el veredicto impasible, el rostro lívido. Su abogada jefa, Donna Rotunno, anunció que apelarán el veredicto “tan rápido como sea posible”. “Harvey es increíblemente fuerte. Se lo tomó como un hombre”, dijo a los periodistas al salir de la corte, visiblemente decepcionada.

Tras citar una a una a las seis testigos que contaron al jurado cómo fueron agredidas sexualmente por Weinstein, y también a las dos fiscales a cargo del caso, el fiscal de Manhattan Cyrus Vance aseguró que estas mujeres “cambiaron el curso de la historia en la lucha contra la violencia sexual”. “Este es el nuevo escenario para los sobrevivientes de violencia sexual. Este es un nuevo día”, dijo Vance a los periodistas en la puerta de la corte.

“Una violación es una violación sea cometida por un desconocido en un callejón oscuro o por una pareja en una relación íntima. Es una violación aunque no haya pruebas físicas e incluso si ocurrió hace mucho tiempo”, añadió.

Ambra Gutiérrez, una víctima, abraza a Gloria Allred (de rojo), la abogada que las representó.
Foto: EFE

“Una nueva era”

El movimiento Time’s Up aseguró que el veredicto inaugura “una nueva era de justicia”.

“Este juicio -y el veredicto del jurado hoy- marcan una nueva era de justicia, no solo para quienes han roto el silencio, quienes hablaron a pesar de un gran riesgo personal, sino para todas las sobrevivientes de acoso, abuso y agresión en el trabajo”, dijo Tina Tchen, presidenta de Time’s Up, en el portal del movimiento.

El primer juicio penal de un hombre poderoso acusado en el marco del movimiento #MeToo contra el acoso y la agresión sexual comenzó el 22 de enero, y culminó este lunes con el veredicto unánime de los siete hombres y cinco mujeres del jurado.

Ya el comediante Bill Cosby había sido hallado culpable en 2018 de drogar y agredir sexualmente a una mujer, pero fue acusado en 2015, antes del nacimiento del movimiento #MeToo.

Weinstein fue denunciado por acoso, agresión sexual o violación por más de 80 mujeres desde que estalló el escándalo en octubre de 2017, incluidas las actrices Salma Hayek y Gwyneth Paltrow. Pero solo fue juzgado por dos casos: la agresión sexual contra Mimi Haleyi y la violación de la exactriz Jessica Mann. La mayoría de los otros delitos han prescrito.

Para decidir si Weinstein es un depredador sexual, el jurado debía determinar que violó asimismo a la actriz de Los Sopranos Annabella Sciorra en el invierno boreal de 1993-94, además de agredir sexualmente a Mimi Haleyi y/o violar a Jessica Mann.

“Un impacto enorme”

Aunque “ambos lados pueden declarar una suerte de victoria”, el veredicto “tendrá un impacto enorme” para el #MeToo, vaticinó Bennett Gershman, exfiscal y profesor de derecho de la Universidad Pace.

 “Esta es una victoria abrumadora para la acusación”, opinó por su lado la abogada penal Julie Rendelman. “Aunque no lograron condenarlo por los crímenes más graves, los otros delitos pueden mandarlo a prisión por hasta 29 años”.

La fiscalía aseguró durante el proceso que Weinstein se aprovechó de su inmenso poder en la industria del cine para agredir sexualmente durante años a aspirantes a actrices y empleadas del sector. Pero sin pruebas físicas ni testigos de los hechos, pidió al jurado que creyera a las víctimas. 

La defensa aseguró que las relaciones fueron consentidas y mostró al jurado decenas de correos electrónicos cariñosos de las acusadoras a Weinstein, incluso después de los hechos.

Weinstein aún debe responder a una inculpación en Los Ángeles por la presunta violación de una modelo italiana en febrero de 2013 y la agresión sexual de la exmodelo Lauren Young a la noche siguiente en un baño de un hotel en Beverly Hills. También es blanco de varias demandas civiles.

Weinstein junto a Jennifer Lawrence en los Óscar de 2013.
Foto: AFP

De todopoderoso  del cine a criminal sexual

Harvey Weinstein, una de las figuras más poderosas de Hollywood de las últimas décadas, ha pasado de ser venerado por buena parte de la industria del cine al rechazo total tras el torrente de acusaciones de abusos vertidas contra él impulsadas por el movimiento #MeToo, que finalmente lo llevaron a ser declarado culpable de violación en tercer grado.

Sus primeros años

Nacido en 1952 en un modesto barrio de Queens, Nueva York, Weinstein creció  junto con sus padres de origen judío. A finales de los 70, Weinstein se alió con su hermano Bob para formar una compañía entorno a una de las pasiones que ambos compartían: el cine. Crearon la que entonces era una pequeña productora independiente que no tardaría en convertirse en una de las más prominentes del séptimo arte y que bautizaron Miramax en honor a sus padres, Miriam y Max.

Después de diez años de trabajo, la empresa se posicionó a finales de los 80 entre las productoras de mayor prestigio con tres éxitos: Sex, Lies and Videotapes, de Steven Soderbergh; My Left Foot, de Jim Sheridan y que le valió el Oscar a mejor actor a Daniel Day-Lewis, y Cinema Paradiso, de Giuseppe Tornatore, que se hizo con el Oscar a mejor película extranjera.

Llega el éxito de  Miramax 

En 1993, Disney compró Miramax por entre 60 y 80 millones de dólares, un importante espaldarazo para el proyecto familiar de los hermanos Weinstein, que al año siguiente fueron responsables del largometraje de culto Pulp Fiction, una producción de 8,5 millones de dólares que recaudó más de 200 millones en taquilla.

Desde 1992 a 2003, Miramax contó con al menos una nominación a los Oscar cada año, de las que varias se llevaron el galardón a mejor película, como The English Patient en 1997, Shakespeare in Love en 1999 y Chicago en 2003.

La productora se convirtió así en uno de los principales referentes de Hollywood por su facilidad en hacer películas de bajo costo y por sus agresivas campañas de cara a los Oscar, nunca antes vistas en Hollywood.

El descalabro

Pese a que otras actrices ya habían acusado públicamente a Weinstein de abusos en 2015 y 2016, su descalabro desde lo más alto del séptimo arte se precipitó en octubre de 2017, cuando el diario The New York Times y la revista New Yorker, dos de los medios más prestigiosos de EEUU, publicaron prácticamente a la par sendos reportajes. En ellos se incluía información detallada de las acusaciones de más de una docena de mujeres que lo acusaban de abusos sexuales, desde agresiones hasta acoso e incluso violaciones.

Las investigaciones desembocaron en una oleada de acusaciones adicionales, impulsadas por el movimiento #MeToo, que animó a decenas de víctimas a hablar públicamente de lo sufrido a manos del magnate. EFE

Las  voces que rompieron el silencio

La líder del movimiento feminista del Metoo, Tarana Burke, expresó ayer su satisfacción por la sentencia en contra del productor de cine Harvey Weinstein, condenado por delitos sexuales que le pueden acarrear hasta 29 años de prisión, lo que no hubiera sido posible “sin las supervivientes” que “rompieron el silencio”.

De entrada, en el comunicado del MeToo se subraya una cuestión, que “hoy (ayer) un jurado confirmó lo que todos sabemos: Weinstein cometió agresión sexual” y que “esto no hubiera sido posible sin las voces de las que rompen el silencio dentro y fuera de la sala del tribunal, las supervivientes que testificaron valientemente y los miembros del jurado que, a pesar de una estrategia de la defensa implacable y poco ética, votaron para encontrar culpable a Weinstein”.

El movimiento feminista, que surgió a partir de la etiqueta #MeToo en reacción a las denuncias contra Weinstein, apunta que “este jurado trabajó con un conjunto estrecho e injusto de leyes que rigen la agresión sexual, y aunque no fue condenado por todos los cargos, Harvey Weinstein tendrá que responder por sus crímenes”.

“Weinstein funcionó con impunidad y sin remordimiento durante décadas en Hollywood. Sin embargo, todavía tomó años, y millones de voces levantadas, para que un hombre fuera considerado responsable por el sistema de justicia”, recuerda el movimiento liderado por Burke.

“Para algunos, esta ha sido una batalla de Hollywood entre actrices famosas y un productor poderoso. Algunos se cansaron y comenzaron a preguntarse si deberíamos preocuparnos por estas celebridades de Hollywood. (...) Pero ¿cuántas carreras fueron descarriladas? ¿Cuántas asistentes de nivel fueron despedidas o silenciadas? ¿Cuántas personas podrían haber hablado, pero no lo hicieron? Todo en nombre de la protección de un depredador sexual violento”, se lee también en el comunicado.

“Pero las implicaciones repercuten mucho más allá de Hollywood y en la vida cotidiana de todos nosotros en el resto del mundo. Si usted es una empleada de oficina, una niñera, una asistente, una cocinera, una trabajadora de fábrica, todos tenemos que lidiar con el espectro de la violencia sexual que descarrila nuestras vidas. Y, aunque hoy un hombre ha sido declarado culpable, debemos preguntarnos si alguien se preocupará por el resto de nosotras mañana. Esto es por lo que decimos Metoo”, concluye este movimiento.

Para Time’s Up, el veredicto del jurado envía “un poderoso mensaje al mundo de cuánto progreso se ha logrado desde que las Silence Breakers iniciaron un movimiento imparable”. “Tenemos una deuda de gratitud con Mimi Haleyi, Jessica Mann, Annabella Sciorra, Dawn Dunning, Tarale Wulff, Lauren Young. Mientras celebramos este momento histórico, nuestra lucha para arreglar el sistema roto que ha permitido que los abusadores en serie como Harvey Weinstein abusen de las mujeres  continúa. Los acosadores que hay en todas partes y las poderosas fuerzas que los protegen deben tomar nota: no hay vuelta atrás”, agrega este movimiento en su nota en su web.

“Es el comienzo de la justicia. Más por venir, mis hermanas”, escribió la actriz Mira Sorvino, una de las más de ochenta mujeres que acusaron al productor cinematográfico de conducta sexual inapropiada.

Por su parte, Rosanna Arquette, quien describió el asalto sexual que vivió en uno de los apartamentos del productor y lo culpó de obstaculizar su carrera como represalia a su resistencia, también agradeció a las mujeres que testificaron. “Agradecimiento a las valientes mujeres que han testificado y al jurado por ver a través de las tácticas sucias de la defensa. Cambiaremos las leyes en el futuro para que las víctimas de violación sean escuchadas y no desacreditadas”, escribió la actriz.

“Para las mujeres que testificaron en este caso, y caminaron por un infierno traumático, ustedes hicieron un servicio público a niñas y mujeres de todas partes, gracias”, tuiteó Ashey Judd, otra de las actrices que  acusaron a Weinstein. EFE

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

68
2